Deportes

¿En el US Open se viene una nueva final Federer-Nadal?

Mañana comienza el último Grand Slam del año y los mejores jugadores del planeta vuelven a aparecer como favoritos para jugar el partido decisivo y quedarse con el torneo. El español nunca lo ganó.

Por ridículo que parezca hoy, hubo una época en la que el mundo del tenis se preguntaba si Roger Federer estaba en condiciones de ganar el Abierto de Estados Unidos.

El propio Federer tuvo algunas dudas y, de hecho, le tomó más tiempo que ningún otro torneo grande pasar de la cuarta ronda.

''Nueva York es una ciudad loca'', comentó el suizo en una reciente entrevista con la AP. ''Se juega de noche, con mucha humedad. Hace calor, hay viento y esa ciudad... Si uno puede ganar el US Open, puede ganar cualquier cosa''.

Federer, desde ya, se sobrepuso a todos esos factores y se adjudicó las tres últimas ediciones del torneo en Flushing Meadows, parte de los 11 títulos grandes que tiene y que le permiten soñar con superar la marca de Pete Sampras, que es de 14.

Cuando arranque la justa el lunes, Federer intentará convertirse en el primer tenista que conquista cuatro ediciones seguidas desde que Bill Tilden lo hizo en la década de 1920.

Hay otro jugador que todavía debe demostrar que puede salir adelante en el Open, Rafael Nadal, quien suma ocho victorias y cuatro derrotas en Flushing Meadows. De los cuatro torneos grandes, este es el que más dificultades le presenta.

El año pasado, el español llegó a los cuartos de final por primera vez.

''No me quedé satisfecho. Quiero jugar la final de todos los torneos'', dijo Nadal.

Federer y Nadal, el número uno y el número dos del mundo, se batieron en las finales del Abierto Francés y de Wimbledon, y podrían llegar a ser la primera dupla que juega tres finales de torneos grandes seguidas desde que Ken Rosewall y Fred Stolle en 1964-65.

La rama femenina luce mucho más pareja, al punto de que cinco jugadoras distintas se repartieron los últimos cinco torneos grandes. Cuatro de ellas (Justine Henin, Maria Sharapova, Serena Williams y Venus Williams) ya ganaron al menos una vez el US Open y figuran entre las candidatas a la victoria. Amelie Mauresmo, que ganó el otro torneo, no participará por problemas de salud.

Dos jugadoras que lucen listas para dar el gran salto son las serbias Elena Jankovic y Ana Ivanovic.

Como ocurre tan a menudo, el gran interrogante en la competencia femenina son las hermanas Williams. Serena, quien ganó su octavo título grande en enero en el Abierto Australiano, no juega desde hace un mes y medio por un problema en un dedo. Y Venus, que conquistó en Wimbledon su sexto torneo de grand slam, jugó en una sola justa desde entonces y perdió en los cuartos de final.

De todos modos, habrá que cuidarse de ellas.

Cuando se le preguntó por Venus, Sharapova, ganadora del último U.S. Open, respondió: ''Sé lo que puede hacer. Sé que puede jugar a un gran nivel. Por eso ganó tantos torneos grandes y se mantuvo en la cima''.

La ilusión de todo aficionado es que se viva otro capítulo de la gran rivalidad entre Federer y Nadal. El español salió airoso en la final de Roland Garros, en canchas de arcilla, mientras que Federer se impuso en las dos últimas finales del All England Club de Wimbledon, sobre césped. Las canchas duras del Billie Jean King National Tennis Center podrían servir de desempate.

La épica batalla de cinco sets de julio en el All England Club es el tipo de partidos que atrapan a los aficionados.

''Los grandes atletas definen el deporte, pero las grandes rivalidades le dan otra dimensión. Hay grandes personajes, como Muhammad Ali, que definen un deporte. Pero cuando se agrega un Foreman o un Frazier, pasamos a otro nivel'', declaró el director de la ATP Etienne de Villiers. ''Son dos deportistas muy distintos, que hacen un juego muy distinto, y creo que ése es uno de los elementos que han despertado tanto interés en el deporte en los dos últimos años''.

Federer, de 26 años, y Nadal, de 22, parecen muy por encima de los demás.

Federer lleva 187 semanas al tope de la clasificación, más que ningún otro tenista, hombre o mujer, a lo largo de la historia. Nadal lleva 109 semanas en el segundo lugar y es el jugador que más títulos ha ganado esta temporada, seis, contra cinco de Federer.

Ambos se han repartido los últimos diez torneos grandes y Federer ha jugado nueve finales consecutivas en esos torneos, lo que es una marca sin precedentes. Nadal ya jugó cinco finales en sus primeros 14 torneos grandes.

Sus propios rivales admiten que el duelo Federer-Nadal le da una dimensión especial al deporte.

''Es algo fantástico. Tienen un valor enorme para el deporte'', afirmó el británico Tim Henman, quien anunció que se retirará en septiembre. ''Va a ser fascinante para la gente poder verlos y esperamos que sigan mucho tiempo''.

Federer también está consciente del valor de esta rivalidad.

''Somoy muy diferentes'', dijo el suizo. ''El es zurdo, yo derecho. El tiene un revés de dos manos, yo le pego con una. Y tenemos personalidades muy distintas. Nos vestimos diferente, él luce su cabello largo y yo me lo corto. El es joven y yo soy, digamos, más experimentado. Hay un gran potencial''.

Entre los que podrían aguar la fiesta y colarse en la final figuran Andy Roddick, Lleyton Hewitt, quienes ganaron una vez cada uno este torneo, y el veinteañero Novak Djokovic, considerado el astro del futuro.

Las derrotas de Djokovic en los tres torneos grandes jugados este año fueron ante Federer o Nadal, dos de ellas en las semifinales. Este año el serbio derrotó en canchas duras a los tres primeros del escalafón en un mismo torneo, el de Montreal, algo que no se veía desde hacía 13 años.

''Cuando uno se alza con un torneo como éste, derrotando a jugadores como estos, gana mucha confianza'', expresó Djokovic.

La semana siguiente, el serbio perdió en la primera ronda y comprobó que no es nada fácil mantener la regularidad, como hacen Federar y Nadal.

Cuando se le preguntó quién se llevará el trofeo si no es él, Federer no lo dudó un momento: ''Me voy con Rafael Nadal. Si tuviese que apostar la casa, me la jugaría a Rafael''.
¿Qué te pareció la nota?
No me gustó0/10
Opiniones (1)
4 de Diciembre de 2016|09:27
2
ERROR
4 de Diciembre de 2016|09:27
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Si bien creo que ambos jugadores siguen siendo los mejores del mundo, se ha demostrado que no son "invensibles". Federer ha jugado ultimamente partidos que los ha ganado por chapa, por ser el nº 1, quizás porque no se le animan. Creo que puede haber una sorpresa en este US Open. No me sorprendería que lo gane otro jugador.
    1
En Imágenes
Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
28 de Noviembre de 2016
Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016