Deportes

El mejor Tiger arranca el camino al Grand Slam

Woods está obsesionado por alcanzar "cuanto antes" a Jack Nicklaus, en el escalafón de Grandes ganados que tiene 18 trofeos contra 13 de Tiger. En el selecto torneo hay dos argentinos: Cabrera y Romero.

El Augusta National, el Masters y su glamourosa historia han hecho coincidir el cincuentenario de su Amen Corner con el desafío, casi único, de encontrar una alternativa a Tiger Woods, el gran dominador del golf mundial.

Él, con ocho victorias en sus diez últimos torneos disputados, tiene la confesada "obsesión" por alcanzar cuanto antes a Jack Nicklaus en el escalafón de Grandes ganados. El Oso Dorado se quedó en 18 mientras que Woods ya lleva 13.

Le faltan cinco, y quién sabe si en este 2008 puede encadenar los cuatro que hay en juego, el Grand Slam, algo que nadie ha conseguido. "Ya he ganado los cuatro seguidos (en años consecutivos). ¿Por qué no volver a hacerlo de nuevo? Soy capaz. Además, volver a Augusta siempre es emocionante. No me cansaría de jugar aquí", ha dicho Woods. "Me siento cómodo". Que tiemblen...

Pero el Masters es tan especial que incluso ha conseguido, moldeado año tras año, que las calles de Augusta se le vayan resistiendo en los últimos tiempos.

Nunca ha sido peor que 22º pero sólo se ha vestido de verde una vez (2005) en las seis últimas ediciones. Ese Amen Corner (green del 11, y los hoyos 12 y 13) esperan para demonizar a quien no sepa atajar su furia. Son tan decisivos que ni siquiera requieren cambios en el diseño, como sí los hay en el 1, 7, 9 o en el espectacular 15.

La esquina del amén fue una licencia que se tomó Herbert Warren Wind, periodista de Sports Illustrated, en 1958 para tratar de expresar en palabras la emoción sentida al ver a Arnold Palmer embocar un eagle en ese monstruoso green del 13, lo que le permitió ganar su primer Masters y alzar el torneo hasta los altares. Palmer ya no jugará hoy.

Vuelve Olazábal

¿Qué escribiría ahora Warren de Woods? ¿Y de sus rivales? La emoción le llevaría a encabezar su lista de preferidos con José María Olazábal, el gran Chema, último vencedor europeo en Augusta (1999), un superviviente.

Se ha pasado siete meses sin coger un palo, casi sin poder mover un músculo. Pero ha vuelto. Lleva ocho buenas rondas de golf en dos semanas.

En el saco de los aspirantes también está Sergio García, un veterano en las apuestas que hasta ahora siempre se ha quedado a medio camino.

Es tan bueno de tee a green que da grima escribir sobre el nivel mediocre de su putt. Y Augusta no perdona. Como tampoco lo hará Miguel Ángel Jiménez, que disfruta de todo lo que hace, compartiendo jueves y viernes con Gary Player (51 Masters en su bolsa y tres triunfos).

¿Qué te pareció la nota?
No me gustó0/10
Opiniones (0)
3 de Diciembre de 2016|17:02
1
ERROR
3 de Diciembre de 2016|17:02
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
    28 de Noviembre de 2016
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016