Bonelli, empetrolado como vocero de Repsol

La presidenta asestó un golpe político fuerte hoy al poner en evidencia que una de las principales espadas periodísticas del Grupo Clarín era a la vez sponsoreado veladamente por la multinacional española Repsol ¿Cuáles son las consecuencias?

El momento en que Cristina terminó develando la vinculación comercial entre el periodista y la petrolera española se convirtió en el instante político de un extenso discurso que tuvo como marco la inauguración la nueva planta de Hidrodesulfuración de gasoil (HTG B), en el Complejo Industrial La Plata.

El golpe asestado por la mandataria fue resuelto de manera quirúrgica hasta rematar que desde 2008 hasta el momento de la intervención de YPF, este año, Bonelli recibió de Repsol alrededor de un millón de pesos.

El dinero fue recibido a través de la esposa de Bonelli o a través de un socio, siempre de acuerdo a la versión presidencial. Y el formato publicitario contratado es el conocido como "publicidad indirecta". Es decir que el aporte dinerario no aparece en ninguna pauta formal, pero igual se paga. Se paga para hablar a favor del sponsor o hasta para no hablar de él.

Si todo sucede como se presupone, el segundo paso será mostrar las facturas por las cuales Bonelli a través de sus allegados, cobraba de Repsol.

El punto es que Cristina Fernández metió el dedo en el ventilador de situaciones conocidas pero nunca reveladas públicamente. Y en ese tren ahora hay que esperar que a través de algún medio afín al Ejecutivo Nacional haga publicar alguna factura que pruebe lo que Cristina denunció hoy a través de la Cadena Nacional. Este es una presunción en base a denuncias públicas que la misma presidenta hizo, por ejemplo contra un quejoso empresario inmobiliario, víctima de los efectos de la política restrictiva cambiaria pero con un bajo rendimiento fiscal evidenciado por ella en un discurso coloquial como el de hoy.

La pregunta es: ¿Los periodistas deben rendir cuentas de sus ingresos? O ¿desde el momento en que un periodista recibe plata de ese modo deja de ejercer esa labor para convertirse en vocero de un sector del cual recibe dinero?

Sobre el reclamo de la misma presidenta-denunciante para que haya una ley de ética pública para periodistas es un viejo anhelo de la política para ponerle coto al poder de presión que representa para los referentes de ese sector la actividad periodística.

Es probable que lo dicho por la presidenta sólo sea un pedido de la “ciudadana” Cristina, aunque lo más probable es se trate de un nuevo intento de regular al periodismo a través de una norma. Si es así, paradójicamente, podría convertirse en una actividad restringida a la voluntad política. Es decir casi lo mismo que denunció Cristina apuntando a Bonelli pero esta vez no será el dinero el condicionante para el ejercicio periodístico, sino que sería una ley que responderá a los intereses de quienes se sienten hoy condicionados por la tarea informativa.
Opiniones (8)
26 de Julio de 2017|08:15
9
ERROR
26 de Julio de 2017|08:15
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Podemos hacerlo cuando quieran. Para mí, en principio, el rol del periodista ya no es el mismo que el del periodismo. Periodista es alguien "pagado" para ejercer su profesión (¿o conocen a muchos que lo hagan por amor al arte?). Como profesional rentado entonces no puede ser "independiente". Súper fácil y obvio. Conclusión: no existe en ningún lugar del mundo un periodista "independiente", excepto algún loco suelto que tenga su propia radio o su propio medio gráfico, actúe sólo, sin empleados y se pueda sostener sin publicidad. Ese sería el único al que yo respetaría como "independiente" en tanto periodista. No hay persona, profesión o trabajo que pueda ser catalogado como "independiente" si pone el producto del esfuerzo a la "venta" o percibe algo en concepto de contraprestación de servicio. El mercado (clientes) o el empleador (que le paga el sueldo), tienen demasiada injerencia en el producto de su trabajo como para que pueda ser catalogado como "independiente". El periodismo, sin embargo, es otra cosa y, tal como yo lo veo, hoy en día está en un proceso de cambio gigantesco, tanto que ya no es necesario que lo ejerzan los profesionales periodistas para seguir siendo periodismo. Si definimos periodismo como dar información periódicamente, podríamos encontrar muchos periodistas que no son profesionales en la materia, pero que sin embargo cumplen cabalmente con el ejercicio del periodismo. ¿Qué garantiza la Constitución?: La libertad de expresión, no la de prensa (esta es garantizada en tanto empresa o negocio lícito). El distingo es muy importante para el debate. No se le garantiza esa libertad de expresión a un profesional periodista solamente, sino a "cualquier persona". El periodista no tiene garantizada esa libertad de expresión por el hecho de ser periodista solamente, sino que lo tiene por ser "ciudadano"o "residente" argentino. Para no ser más extenso y a la espera de mayor espacio, ¿por qué no regular una actividad profesional como cualquier otra si dicha regulación no podrá jamás menoscabar ese derecho a expresarse que garantiza la Constitución? Me parece razonable que la profesión periodística, como cualquier otra, esté regulada, de lo contrario su práctica anómica o anárquica podría volverse en contra del sistema democrático, haciendo imperar el poder de los poderosos con capacidad periodística. Esa regulación tiene que incluir, necesariamente, la limitación de injerencia del Estado sobre la profesión o el negocio, al igual que con cualquier otra profesión o negocio y siempre en el contexto constitucional. ¿Por qué no?
    8
  2. Ojo con lo que digas o pienses, que si no nos gusta te vamos a investigar muy, muy a fondo. A quien le compras, a quien le vendes, con quien te juntas, con quien te acuestas, que hicieron tus padres, que hacen tus hijos, que hace tu cónyuge, que impuesto pagaste, cuales no, adonde viajaste, que dijiste o que no. Aparte de ser gravísimo, juntar toda esta data debe ser carísimo. Mal vamos, nuestro país nació de un grito de libertad, habrá que dar otro?
    7
  3. Esta Srá está tan enojada y llena de vanidad y sobervia, que no percibe, que con su actitud de denunciar públicamente "y por cadena nacional", algo que parece legal, incurre en la misma definición, que critica. Tambíen Sra es laxo, falso, amoral y "no ético" seguír incrementando su fortuna, mientras predica ayudar a los mas necesitados. Sobran palabras en nuestro lenguaje, para definir lo que Ud. hace, pero me suenan irrespetuosas. De manera que solo le digo que a pesar de su abuso de poder, fortuna y maravillosos "discursos", es una solo una mujer insegura, que se pone botox en los labios como las que se ven en la tele chusmeando. Es decir Sra. un presidente debería estar por encima de estas cosas, y si tiene algún problema de legalidad con el periodista denuncielo a la justicia, ¿o no cree en ella? .
    6
  4. ES LO QUE HACE LA VIUDA. LA CADENA NACIONAL SIRVE MENOS QUE LA CADENA DEL BAÑO, POR LA MANIPULACIÓN Y LOS APLAUDIDORES A SUELDO. SI SE TRATA DE ETICA, QUE LOS 20 ALCAHUETES DIARIOS QUE TIENE EN 6,7,8 DIGAN LO QUE COBRAN, QUE ESA GUITA LA PONEMOS TODOS.
    5
  5. pienso igual que la Presidenta, que empiecen a sacarse las caretas. Por que? por que si no son verdades a medias y eso no me sirve para informarme, seamos honestos y que cada uno decida a quién creerle.
    4
  6. y que queda para la presidenta y sus secuaces aves de rapiña?? El ejemplo deberia empezar por ELLA MISMA, y blanquear los origenes de sus aumentos de patrimonio tapado por jueces corruptos como Oyarbide y demas fiscales MUDOS y CIEGOS (a cambio de muuucha $$$$). Acaso BARRICK GOLD no le pago a la presidenta para el veto de la LEY DE GLACIARES??? ( te recuerdo que entre este VETO y la aprobacion de la ley pasaron 2 años, tiempo en la cual la empresa consiguio los permisos para instalarse y comenzar la construccion ) Hay .... "reubicado" ...deberias nombrarte mejor "DESMEMORIADO". x. Pobre Argentina!!
    3
  7. Resulta notable que la Presidente reclame ética a los periodistas, cuando ella transgrede todas las normas más elementales de ética en la gestión de gobierno y en el incremento escandaloso de su patrimonio personal, de empresarios amigos, de sus ministros y colaboradores. La mejor ley respecto al periodismo es la no ley. La gente sola discierne respecto a los intereses que representan los periodistas. Por supuesto saben que 6, 7 y 8 son mercenarios de baja estofa pagados por el gobierno con el dinero de todos y por eso no los ve nadie. Lanata tiene credibilidad y hace peridismo de verdad y por eso es el programa periodístico más visto. Durante el primer peronismo había un solo noticiero radial en cadena para todos el país durante los casi dez años de gobierno, pero la gente se informaba a través de la radio uruguaya de Colonia con el famoso periodista Ariel Pescado. La gente no es tonta. Puede ser engañada pero no en forma permanente. Manipularon a la población y ganaron con el 54% pero a poco más de seis meses del evento ya están como en las épocas del conflicto del campo, con la gente entendiendo que este es un gobierno corrupto, torpe e improvisado y, sobre todo, peligrosamente autoritario y violento. A los K se les viene inexorablemente la noche.
    2
  8. Cuando una persona que cumple un oficio "periodista" como cualquier otro oficio y hace lobby para su patrón debe informarlo. "Yo defiendo a tal cual porque recibo un cobro" y sino apartese y diga de esta Empresa no opino porque me tiene contratado, sino es un mercenario de la comunicación.-
    1
En Imágenes