Deportes

El Dream Team fue demasiado para Argentina, que enfrentará a Brasil en cuartos

El seleccionado argentino de básquet, ya clasificado a cuartos, fue derrotado por el combinado de Estados Unidos por 126 a 97. En los cuartos de final del torneo olímpico, el rival de los dirigidos por Lamas será el Brasil de Ruben Magnano.

La selección argentina de baloncesto perdió hoy por 126-97 contra el "Dream Team" de Estados Unidos en el cierre de la primera fase de Londres 2012 y se verá las caras con Brasil en los cuartos de final.

El equipo dirigido por Julio Lamas dio pelea durante la primera mitad contra los mejores jugadores del mundo y así cerró la fase de grupos con un saldo de tres victorias y dos derrotas.

El equipo albiceleste finalizó en el tercer lugar del Grupo A y deberá afrontar en los cuartos de final el clásico sudamericano contra Brasil, que antes le ganó a España por 88-82.

En tanto, Estados Unidos, único invicto del certamen, se verá las caras con Australia, cuarto clasificado del Grupo B.

Kevin Durant volvió a ser la figura del partido, resultó implacable desde el perímetro, con ocho triples, y fue el máximo anotador del encuentro, con 28 tantos.

Por su parte, Emanuel Ginóbili fue el que más tantos convirtió del equipo argentino, con 16.

El último partido de la primera fase de Londres 2012 comenzó con todas las luces. Un equipo argentino absolutamente enfocado en el esquema defensivo que tenía que plantear ante un "Dream Team" que parecía jugar en serio por primera vez en el certamen.

Una de las grandes virtudes del equipo de Lamas a lo largo de la primera mitad fue no dejar escapar en el marcador a los estadounidenses.

Los triples de Kevin Durant del primer cuarto no llegaron a una defensa argentina comprometida a cuidar la zona pintada y a dar pelea en los rebotes ante rivales de un porte físico mucho mayor.

Ante la ausencia de Pablo Prigioni, quien fue cuidado para la segunda fase, Ginóbili se hizo cargo de la conducción de su equipo.

Por primera vez en el certamen, el equipo albiceleste mostró herramientas diferentes al ya conocido "pick and roll" con Luis Scola.

Delfino, de gran actuación desde el perímetro, sirvió como una opción útil de ataque, mientras "Manu" acumuló faltas de los interiores rivales con sus penetraciones.

El respeto que Estados Unidos le tuvo a Argentina se pudo notar en la presencia de sus jugadores en cancha.

Kobe Bryant, que en algún partido anterior no llegó a jugar ni diez minutos, ya había disputado 14 de los 20 de la primera mitad.

El recambio argentino también fue clave en el comienzo del juego. Los suplentes argentinos ingresaron en el comienzo del segundo parcial y lograron mantener el duelo empatado a 45, a falta de cinco minutos para el descanso.

Argentina pudo soportar el nivel altísimo de intensidad que exigía el "Dream Team" y llegó a la mitad del encuentro con una desventaja de apenas 60-59.

Seis puntos seguidos de James y un triple de Durant en el comienzo del tercer parcial alejaron de una vez a Estados Unidos en el resultado.

Ante una Argentina desesperada y errática en los pases, el conjunto norteamericano pudo encontrar la vía para cerrar el partido.

Mientras Chris Paul aceleraba el ritmo, Durant se encargaba de sepultar a los sudamericanos al ritmo de sus triples.

Ya con el resultado definido a favor de los estadounidenses, el partido recuperó tensión en el final del tercer cuarto, a causa de un supuesto golpe a Carmelo Anthony que desató la furia en los norteamericanos.

Durante el parcial final, los campeones de Pekín 2008 descargaron en la cancha la bronca acumulada y ofrecieron su cuota de "showtime", a base de volcadas y triples.

Mike Krzyzewski pudo darles descanso a sus estrellas y los suplentes norteamericanos terminaron de sellar una primera fase perfecta.

Opiniones (0)
24 de septiembre de 2017 | 10:27
1
ERROR
24 de septiembre de 2017 | 10:27
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'
    20 de Septiembre de 2017
    Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'