Cómo los nazis se apropiaron de una fábrica de profilácticos

"Fromms, una historia emblemática", de Götz Aly y Michael Sontheimer, cuyo subtítulo es “Cómo los nazis ‘desjudaizaron’ la mayor fábrica de preservativos de Alemania”, reconstruye la vida de Julius Fromm, fundador de la mayor productora de condones de la Alemania de principios del siglo XX.

Detrás de la historia de una de las más importantes fábricas de profilácticos del mundo se resumen las peores pesadillas de la humanidad: la de la guerra, la de la discriminación, la del maltrato hacia el prójimo, la del hombre lobo del hombre.

Fromms Act fue fundada por Julius Fromm en la década de 1930, y hoy llega Fromms, una historia emblemática (Capital Intelectual), de Götz Aly y Michael Sontheimer, cuyo subtítulo es “Cómo los nazis ‘desjudaizaron’ la mayor fábrica de preservativos de Alemania”.

Nacido en Rusia, Julius fue bautizado como Israel Fromm, pero luego de que sus padres decidieran emigrar a Alemania, debido a que cada vez eran perores las condiciones para poder vivir como judío en suelo ruso, cambió su nombre.

Este inmigrante fundó en tierras alemanas, en un momento histórico muy difícil no sólo para los judíos, sino también para el producto que se había decidido a elaborar y comercializar, la que se convertiría en la más importante fábrica de profilácticos.

Sin embargo, su condición de judío lo obligó a abandonar Alemania cuando ya Hitler estaba en el poder, y su fábrica pasó a manos de los nazis, mientras que Fromm y su familia (esposa, hijos, hermanos y sobrinos) debieron emigrar.

En el caso particular de Julius, este se fue en 1938 a Inglaterra, donde sólo su condición de empresario con un buen capital en los bancos le permitió vivir relativamente tranquilo y evitar la deportación que sufrieron otros alemanes, judíos o no, luego del comienzo de la Segunda Guerra Mundial.

La historia de Fromms Act abarca varios aspectos que dejan al descubierto no sólo la persecución nazi a los judíos y su cultura, sino también la actitud de otros gobiernos europeos hacia ellos, además de exponer los fanatismos religiosos y políticos y revelar métodos para apoderarse de sus propiedades que, no con muchas diferencias, también fueron usados en Argentina para quitarles “legalmente” sus bienes a muchos detenidos y desaparecidos durante la dictadura militar.

La de Fromms Act es una vida emblemática que muestra cómo un pensamiento avanzado puede adelantarse décadas al poner en práctica una idea y cómo, paralelamente, la razón conservadora y la sinrazón violenta utilizan la fuerza (muchas veces disfrazada de legalidad) para quedarse con todo y eliminar a quienes considera diferentes sólo por pertenecer a otra cultura, a otra religión o, simplemente, por codicia.

Fromms, una historia emblemática pone al descubierto cómo los intereses pueden dejar de lado cualquier prurito cuando de apoderarse de dinero se trata, tanto para destinarlo a las arcas oficiales (nazis en este caso) como a las privadas. Por eso, este libro puede y debe ser leído en clave internacional, no como una peculiaridad de una sociedad y un tiempo.

Alejandro Frias

Claves: Jesse, Ball, Toque, queda
En Imágenes