Deportes

Aguilar afirmó nunca haber ayudado a los barrabravas

El presidente de River Plate, José María Aguilar, aseguró ante la Justicia que su club "jamás ha ofrecido entradas, ni micros, ni ninguna prebenda a los miembros de la barra" brava, a quienes calificó como "pianta votos".

Así lo hizo en su declaración ante el juez de Instrucción porteño Número 11 Luis Rodríguez, a cargo de la investigación por el asesinato del presunto barra brava de River Gonzalo Acro,
aunque Aguilar fue interrogado por la conocida "batalla de los quinchos", cuando distintas facciones de River se enfrentaron a tiros.
  
Aguilar admitió que conoce a los presuntos líderes de la barra brava, Alan Schlenker y Adrián Rousseau, quienes están enfrentados, aunque dijo que nunca le pidieron ni colectivos,
ni entradas, ni un contacto con un comisario, ni un contacto con un político.
  
Al presidente de River se le imputa "sostener grupos que infringen el régimen penal y contravencional para la prevención y represión de la violencia en los espectáculos deportivos, através de la instigación, promoción o facilitación de la formación de estos grupos destinados a cometer delitos e infracciones".
  
Durante su declaración, Aguilar calificó de "poco felices" las declaraciones del dirigente del Club Héctor Cavallero sobre que la barra brava era un "Frankestein" que ya no se podían manejar y que había fracasado la política del club en prevenir los delitos.
  
"Nunca tuve a la barra de mi lado. La importancia política de la barra es un error conceptual. La barra de River es `pianta votos´, si usted quiere arruinarle la carrera política a cualquier aspirante, póngale una bandera en la barra", sostuvo Aguilar.
  
"Los barras no suelen ser socios, no suelen estar, tienen incidencia negativa en cualquier fenómeno electoral. La barra podía hacer trabajos de pintura, la barra no te lleva votos, todo
lo contrario: los espanta", agregó ante el juez.
  
El magistrado citó a Aguilar por el episodio que tuvo lugar el 11 de febrero de 2007, cuando distintas facciones de River se enfrentaron a balazos y piñas en la previa de un partido contra
Lanús, lo que se conoce como la "batalla de los quinchos".
  
Al respecto, el presidente del Club aseguró que todos los empleados que tuvieron alguna responsabilidad en los incidentes, fueron echados "con causa" de la institución.
  
Por esa causa están procesados por lesiones, entre otros, los hermanos Alan y William Schlenker y su rival Adrián Rousseau.
¿Qué te pareció la nota?
No me gustó0/10
Opiniones (0)
3 de Diciembre de 2016|04:14
1
ERROR
3 de Diciembre de 2016|04:14
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
    28 de Noviembre de 2016
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016