Vivir la Tierra: las imágenes de la pobreza en Latinoamérica

El trabajo realizado por el fotógrado Andy Goldstein consta de 67 fotografías que muestran las condiciones de vida que deben soportar los millones de pobres que viven en el continente. Una galería para reflexionar y compartir.

Según comenta el mismo Andy Goldstein en su sitio web, "Vivir en la Tierra es una serie de 67 fotografías de gran formato a través de las cuales Andy Goldstein documenta las condiciones de vida en la que se encuentran más de 174 millones* de personas del continente americano que viven en situaciones de extrema pobreza y de exclusión social".

"Todas las fotografías han sido tomadas en el interior de las casas de quienes han aceptado posar. Los modelos ha elegido dónde ubicarse y decidido en qué momento debe tomar la fotografía el fotógrafo. De este modo se acentúa la conciencia del acto fotográfico", agrega el destacado fotógrafo.

Mirá las imágenes de la serie:

 

Buenos Aires, Argentina.

Neuquén, Argentina.

Sao Paulo, Brasil.

Coquimbo, Chile.

El Recuerdo, Colombia.

Mirá más imágenes de Vivir la Tierra aquí

Conocé más de Andy Goldtstein aquí

Opiniones (1)
22 de agosto de 2017 | 01:27
2
ERROR
22 de agosto de 2017 | 01:27
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Todas las fotos de la pobreza son iguales entre sí. Todas las fotos de la riqueza son guales entre sí. Es tan aburrido mirar muchas fotos de ricos como de pobres y es, a la vez, indignante en ambos casos. Nunca un pobre podrá ser feliz si hay gente que no lo es, porque querrá no serlo también. Nunca un rico podrá ser feliz si hay gente que no lo es, porque sentirá culpa de serlo, al menos cuando mire a la pobreza, aunque sea de reojo. Ahí, en ese momento, aunque sea una milésima de segundo, sentirá la culpa, es inevitable. ¿Cómo se justifican los extremos? Con los medios. En tanto los del medio no sintamos repugnancia por los extremos y sólo estemos pendientes en no descender tanto como para ser pobres y generemos expectativas de ser ricos, no habrá soluciones. El medio justifica los extremos. No hay lógica, razón o inteligencia humana que pueda explicar la pobreza ni la riqueza, al menos no en el año 2012, donde la inteligencia humana ha logrado desarrollar teorías, técnicas, tecnologías y ciencia suficientemente aptas para que no existan. Hay pobres porque queremos que hayan y hay ricos porque queremos que hayan. Todo lo demás es mentira.
    1
En Imágenes