Deportes

La Generación Dorada se recuperó y alimenta su ilusión en Londres

Luego de la caída ante Francia, el seleccionado argentino de básquetbol venció a Túnez por 92 a 69, en el partido por la tercera fecha de la zona A de clasificación de la competencia olímpica. Ginóbili fue el goleador con 24 puntos.

La selección argentina de baloncesto masculino reaccionó a tiempo y batió hoy por 92-69 a Túnez en la tercera jornada del torneo olímpico de Londres 2012.

El equipo dirigido por Julio Lamas tuvo que remontar una diferencia de 14 puntos sobre el final del primer cuarto para sumar su segunda victoria y asentarse entre los tres mejores equipos del Grupo A.

Gracias a un Emanuel Ginóbili (24 puntos) salvador en los momentos de desorden y a un Carlos Delfino letal en la segunda mitad (21), los medallistas de oro en Atenas 2004 recuperaron la confianza, después de la derrota contra Francia en la jornada anterior.

Los albicelestes necesitarán ahora una victoria contra Nigeria el sábado para asegurar su lugar entre los ocho mejores equipos del certamen.

El equipo sudamericano protagonizó un primer cuarto para el olvido, sin consistencia alguna en defensa y demasiado desordenado en el ataque.

Campazzo, que reemplazó al lesionado Pablo Prigioni, tuvo dificultades para convertirse en el conductor del juego de su equipo. Dos pelotas perdidas, tres lanzamientos de campo fallados y ninguna asistencia eran un saldo demasiado bajo para el base del equipo supuestamente favorito.

Encima, los jugadores interiores del equipo campeón de Atenas 2004 estuvieron desaparecidos durante el primer parcial.

El pivot tunecino Salah Mejri aprovechó los espacios y se lució en el comienzo del encuentro con 8 puntos y dos rebotes ofensivos.

Túnez terminaba el primer cuarto con una diferencia de 14 puntos y con 28 tantos, apenas uno menos de los que Argentina convirtió ante Francia en toda la primera mitad.

La reacción argentina apareció en la segunda manga. De la mano de un Ginóbili encendido en ataque, los albicelestes consiguieron una ventaja de 15-0 y volvieron a equilibrar el asunto.

Así y todo, el ataque de los dirigidos por Lamas continuaba siendo anárquico y la dependencia en Ginóbili fue incontrastable: el jugador de los San Antonio Spurs anotó 19 de los 40 puntos argentinos al llegar al descanso.

El partido se rompió a partir del tercer cuarto. Los albicelestes comenzaron a mover la pelota con velocidad y los africanos se perdieron en lanzamientos incómodos desde el perímetro.

Una vez conseguida una ventaja mayor a los 10 puntos, Lamas le dio descanso a la estrella Ginóbili y Argentina encontró la calma, gracias a la efectividad goleadora de Carlos Delfino, quien terminó el partido con 21 tantos.

En el último cuarto, los medallistas de bronce en Pekín 2008 extendieron la diferencia gracias a su poderío defensivo: Túnez tuvo cuatro pelotas perdidas por la finalización del tiempo de posesión.

De ganarle a Nigeria en el próximo encuentro, los albicelestes se asegurarán al menos el tercer puesto del grupo.

Opiniones (0)
24 de noviembre de 2017 | 10:02
1
ERROR
24 de noviembre de 2017 | 10:02
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Grammy Latinos 2017
    18 de Noviembre de 2017
    Grammy Latinos 2017
    Lluvias torrenciales en Grecia
    16 de Noviembre de 2017
    Lluvias torrenciales en Grecia