opinión
Creatividad como herramienta de management
por Facundo Zelaya

El mundo de los negocios cambia aceleradamente y como dijo Darwin, en el origen de las especies (1859) “Quien sobrevive no es ni el más fuerte ni el más inteligente, sino aquel que mejor se adapta al cambio”.

Es por ello que la creatividad ocupa un lugar importantísimo en el proceso de adaptación y cambio de las organizaciones, tanto en la cultura interna como en el desarrollo de las políticas de posicionamiento, marketing y comunicación.

El acto creativo estudiado desde distintos enfoques por infinidad de autores, supone una mirada diferente de los escenarios, para poder llegar al logro de los objetivos utilizando métodos alternativos. Esta forma de pensar es la que propone Edward De Bono bajo el nombre de pensamiento lateral.

De esta manera el pensamiento creativo es quién nos ayudará a salir de los modelos mentales lineales, en dónde el pensamiento y la acción están separados. Así el hecho de pensar los negocios se convierte en un mismo estadio, en donde convergen el diseño de negocios, la adaptación a los nuevos escenarios, la inventiva, y la innovación.

La clave para lograr el éxito corporativo en los nuevos escenarios es estar alerta de las necesidades de nuestras audiencias y animarse a crear y realizar aquello que no fue visto por los ojos de los demás.

El problema es que muchas empresas pretenden obtener resultados diferentes con acciones corrientes, o las mismas de todos los días. Y el hecho de crear nuevas alternativas e innovar pone a quien lo hace en boca de todos y es algo para lo cual no están preparados.

Creo que incorporar los actos creativos en la cultura de la empresa es lo que permite a toda la organización a adoptar una performance innovadora y abierta a los nuevos enfoques de empleados y directivos.

Muchas veces pasa que en la empresa existe una o varias personas que proponen nuevas ideas y los altos mandos de tanto rechazar estar propuestas terminan apagando la luz creativa pero muchas veces exigiendo nuevos resultados también.

Por ello la adopción de una cultura laboral creativa debe incentivarse desde los estratos de dirección y fomentarse constantemente para que los empleados encuentren una motivación al logro de los objetivos adoptando formas innovadoras de lograrlo.

Otro factor importante a tener en cuenta es la gran competencia que existen en los mercados, y la rapidez de cambio de los mismos, cosa que  debería ser un estimulante para las empresas para tener a sus empleados en constante innovación para lograr reinventarse y ser altamente competitivas.

Personalmente creo que es menester adoptar una visión de futuro para el manejo estratégico de las organizaciones, teniendo en cuenta no solo los procesos creativos sino también las necesidades de mercado, los recursos humanos y materiales y por supuesto el medio ambiente para lograr una sustentabilidad y equilibrio.

Finalmente quiero dejar en claro que la capacidad creativa puede desarrollarse y depende de cuanto se fomente en cada organización. Por ello animarse a cambiar es animarse a crear y transitar por escenarios que no tengan marcas de otros por delante.

Facundo Zelaya
En Twitter: @FacuZelaya
Consultor en Relaciones Públicas y comunicación.
Director de Conducto www.conductocomunica.com.

¿Qué te pareció la nota?
No me gustó0/10
Opiniones (0)
25 de Julio de 2014|05:21
1
ERROR
25 de Julio de 2014|05:21
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"