Los cuatro chilenos perseguidos por la Policía volverán mañana a su país

Acompañados por sus abogados, los cuatro implicados denunciaron a los efectivos ante la Inspección General de Seguridad por abuso policial. “Uno de ellos dijo que no quiere volver más a Mendoza", expresaron los abogados de los trasandinos que habría sido víctimas de apremios ilegales por parte de la Policía.

“Uno de ellos dijo que no quiere volver más”. De esa forma los abogados de José Luis Campos Fuentes (23), Marcelo Hernán Millahual Vargas (35), Cristian Eugenio Lillo Guerrero (33) y Nabor Cortez Silva (28) –los cuatro comerciantes chilenos que el pasado 28 de marzo protagonizaron una persecución con la policía- describieron la situación actual de los mencionados, quienes hoy se reunieron con los integrantes de la IGS para denunciar lo sucedido.

Es que, una vez afuera, los denunciantes se negaron a declarar y sus abogados  –Leonardo Pérez Videla y Lucas Gómez- adujeron que estaba consternados porque, minutos antes, “habían rememorado todas las cosas feas que vivieron” y que esto motivó en que se retiren sin hacer declaraciones a la prensa.

“En un principio, cuando nos juntamos antes de la reunión, ellos habían decidido hablar nuevamente con los medios. Pero se pusieron muy mal”, indicaron.

Mañana por la mañana, los denunciantes prestarán declaración indagatoria ante el fiscal Marcelo Gutiérrez del Barrio y, de este modo, ya estarían en condiciones de volver a Chile, viaje que harán mañana mismo.

“Quieren volver cuanto antes de a su país, para estar con sus familias y dejar atrás cuanto antes toda esta situación”, explicó Pérez Videla.

Félix Pesce, director de la IGS, indicó que ahora tendrán que analizar lo que denunciaron los chilenos –quienes se explayaron por separado ante las autoridades- y verificarán que no existan contradicciones entre los comerciantes, que –de acuerdo a su versión- habían llegado a Mendoza para pasear y someterse a cirugías plásticas.

Asimismo, el titular de la IGS destacó que todavía no se han iniciado sumarios a los efectivos, y que dependerá del resultado de la investigación administrativa que ellos desarrollarán las medidas que se tomen. “Se garantizará el derecho a defensa de todas las partes, por lo que también se citará a los efectivos a que relaten su versión”, sostuvo Pesce, quien destacó que ellos realizarán la investigación administrativa en paralelo a la que penal, que realizará la Justicia, aunque sostuvo que la de la IGS irá avanzando en la medida que avance la penal.

Qué es lo que sigue
Además de declarar mañana ante la Justicia y de ese modo quedar libres para volver a Chile, los comerciantes y sus abogados ya ha delineado cuáles serán las acciones a seguir.

El miércoles de la semana próxima, los denunciantes se reunirán con la gente de la IGS y los agregados del Consulado de Chile en la sede del consulado. Es que en el país vecino, el hecho ha tenido importantes repercusiones y son varios los medios que se han hecho eco del episodio.

Asimismo, los abogados de los chilenos destacaron que la Comisión  Interamericana de Derechos Humanos ha solicitado un informe sobre el confuso episodio de la persecución.

Sobre la demanda que presentarán, especificaron que es casi seguro que lo hagan, aunque aún no deciden si demandarán al Estado o a los efectivos individualizados. “La demanda no va a ser sólo por los daños y pérdidas materiales, sino también por el daño moral y psicológico que han sufrido”, especificó Gómez.

Imputaciones y las diferentes versiones
El fiscal Gutiérrez del Barrio decidió imputar ayer a los efectivos Marcos Flores, Camila Viveros, Marcelo García, Marcos Aguilera, Susana Rodríguez, Ariel Yanzón, Rubén Pelaitay, José Villagra, Félix Sevilla, Rodolfo Ríos y Ariel Centeno a raíz del polémico episodio registrado durante la madrugada del 28 de marzo.

En relación al hecho, el mismo día saltó la polémica. Es que la primera información, difundida por la Policía hablaba de un tiroteo entre efectivos y presuntos delincuentes del país trasandino.

En primera instancia, la policía de Mendoza relató que esa madrugada, en el momento en que efectivos del grupo Parque desarrollaban un operativo en ese espacio verde, los uniformados ordenaron a un Subaru color azul –chapa XV 2073, oriundo de Chile- a que se detenga, orden que los ocupantes del vehículo pasaron por alto y emprendieron la huída, dando inicio a la persecución.

Según relataron los efectivos, cuando ya se habían sumado algunos otros móviles a la persecución y tras recorrer varias calles capitalinas, los vehículos llegaron a la zona del Barrio Cívico y el vehículo trasandino ingresó a la guardia de la Casa de Gobierno, al tiempo que comenzaron a disparar contra los móviles que los seguían.

El Subaru salió de la zona y tomó por Pedro Molina en contramano. Sin embargo, a la altura de la calle La Pampa –del barrio Bombal- dos móviles policiales se cruzaron en la calle para cortarle el paso, lo que derivó en que los delincuentes colisionaran contra los efectivos y así llegara a su fin la persecución. Esa misma noche los chilenos quedaron detenidos a disposición de la Unidad Fiscal de Capital.

Sin embargo, tras permanecer 35 horas encerrados –una vez que recuperaron la libertad- los comerciantes chilenos denunciaron que todo había sido una puesta en escena y que, en realidad, ellos habían venido a la provincia para “pasear y hacerse algunas cirugías” y que, en el mencionado episodio, habían sido víctimas de un caso de abuso policial, que había incluido robo.

A raíz de esta denuncia de la sustracción de pertenencias que estaban en el interior del Subaru -lo que constituiría prima facie la posible comisión del delito de Hurto Agravado-, se elevó compulsa a la Justicia.

Los comerciantes debieron pagar una fianza de 3.000 pesos para poder recuperar la libertad.
 
Opiniones (4)
25 de noviembre de 2017 | 05:02
5
ERROR
25 de noviembre de 2017 | 05:02
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. ...leer estos comentarios de compatriotas. Ninguno tiene seso para ponerse a pensar ¿porque huyeron los chilenos???. Desconozco si los milicos los afanaron o no. Pero no dudo que estuvieron bien en perseguirlos y cascotearlos cuando los agarraron. Ademas...bienvenida la mano dura con los delincuentes!!!!. Enq ue pais vivis, pibe que la criticas???
    4
  2. Tirar con una 9 mm a un aucto con ocupantes es tirar a matar... INTENTO DE HOMICIDIO agravado por ser servidores públicos, usando armamnto y móviles de la seguridad pública. Hurto... ¡ que suaves que son! . ¿ no les gustó mi anterior comentario, que no lo publicaron? La manodura ya se convierte en incontrolable.
    3
  3. POR FAVOR no vuelvas mas chilote traidor!!! Y hacenos un favor...hacè campaña en tu paisito para qeu NINGUNO venga mas. Y vos Juan C Fernandez, andate a Chile con el y no vuelvas mas, si crees tanto en ellos. Anda a Chiel y hacete un chistecito de estos y vas a ver como te tratan,...b.....!!!!
    2
  4. Cortito y sin vueltas, si los mencionados Chilenos tuvieran antecedentes a esta altura de los sucesos, ya TODOS estaríamos informados por las vías conciliadoras policiales respectivas. Con la FAMA de los servidores públicos Mendocinos y su comportamiento NATURAL diario, ni hablemos a quién le creo. Para muestra sobran botones (perdón por la expresión) s2
    1
En Imágenes
Grammy Latinos 2017
18 de Noviembre de 2017
Grammy Latinos 2017
Lluvias torrenciales en Grecia
16 de Noviembre de 2017
Lluvias torrenciales en Grecia