Deportes

El apogeo de los intermediarios dentro del fútbol

En su columna habitual de Télam, José Luis Ponsico escribe respecto a la gran cantidad transferencias que se realizaron a partir de la intervención de los representantes.

El receso y el mercado de pases determinó que los intermediarios aparezcan como relevantes de este tiempo futbolístico.

Con este panorama y este presente, en una semana hubo varios pases con el sello del "intermediario" y "representantes".

El arquero uruguayo Sebastián Sosa, quien atajaba en Boca Juniors, firmó con Vélez Sarsfield, y Mauro Camonaresi, de Lanús, lo hizo con Racing Club.

En tanto, hubo polémica con Guillermo Burdisso. El "6" de buen torneo con Arsenal de Sarandí, campeón del Clausura, estuvo en pugna entre River Plate y Boca. En el medio Rosario Central y el representante Fernando Hidalgo, en Italia, negociando.

"Hay más de mil representantes. Cien que operan en el mercado argentino y la mayoría pasa cerca de uno y nadie los conoce. Ganan mucho dinero, no los insultan como a los técnicos, los jugadores y dirigentes. El cuarto actor de la industria. Antes todo era con futbolistas y público", indicó José Francisco Sanfilippo a Télam.


El "Nene", 77 años, goleador de San Lorenzo entre ´55 y´62, afirmó que "el pase mío de San Lorenzo a Boca sólo lo hicieron los presidentes de clubes. Alberto J. Armando en forma personal resolvió el asunto. En el fútbol argentino mandaban Raúl Colombo AFA. el propio Armando y Antonio Liberti presidente de River. No existían agentes de compra".

A fines de los ´50 Félix Latrónico, luego suegro de Roberto Marcos Saporiti, delantero de Independiente, casado con la hija (Liliana) del empresario, era uno de los pocos intermediarios reconocidos. Entre el ´56 y `57 hizo las ventas de Ernesto Grillo, Independiente; Enrique Omar Sívori, River, y Humberto Maschio, de Racing a Italia.

Delanteros de selección que fueron al Milan, Juventus y Bologna, respectivamente. Los tres triunfaron allá. En esa época viajaron Francisco Loiácono y Luis Pentrelli, de Gimnasia, a Italia. Y también Dante Homérico Lugo (Lanús) y Antonio Garabal (Ferro) a Atlético Madrid, España. A Latrónico lo siguió Antonio Caliendo.

El furor llegó en los ´90. Guillermo Cóppola llegó a representar a 40 futbolistas de primera. Gustavo Mascardi tenía algo menos.

En el ´96 Mascardi trajo al goleador chileno Marcelo Salas para Boca. Carlos Bilardo DT del conjunto `xeneize` adujo "duda en la aclimatación" porque no había rendido Ivo Basay dos años antes. Se lo "sopló" River en 48 horas.

En el ´90 Gabriel Batistuta estaba en River. Lo representaba Settimio Aloisio con oficinas frente a "La Biela". Cuando se hizo cargo Daniel Passarella como DT en diciembre, Batistuta no estaba en los planes de arranque. Aloisio se lo llevó a Boca. A fines de la década Leo Rodríguez, Ricardo Giusti y Juan Simón eran representantes consolidados.

Crecían en el rubro los primeros ex futbolistas: Oscar Alberto Poletti (Estudiantes de la Plata) y Enzo Gennoni (Rosario Central, Platense, River). En la misma época Francisco (Paco) Casal representaba a la mayoría de los futbolistas de elite de Uruguay. Empezando por Enzo Francéscoli; mientras que Marcos Franchi competía con Cóppola

En el 2006, antes del torneo Apertura, Fernando Belluschi iba a arreglar con Boca. Estaba en Newell´s con Américo Rubén Gallego como DT. Venían de ganar el Clausura 05. Daniel Passarella lo pidió para River y José María Aguilar logró cambiar la voluntad del representante. El volante santafesino terminó en River.

Silvio Marzolini, 71 años, "crack" de los´60 (Ferro, Boca, la selección) opinó sobre el tema, diciendo que "también creció como factor casi determinante la relación entre el periodismo moderno y los representantes", reflexionó.

El lateral izquierdo añadió que "antes eran dos partes: dirigente y jugador. Los técnicos tenían menos influencia".

Según Julio Grondona "en Argentina hay más representantes de futbolistas que taxis en la Capital Federal", dijo el mandamás de la AFA no hace mucho.

Se sabe que el fundador del Club Arsenal, dirigente de Independiente en los 60 y 70, prefiere preservar el poder de la dirigencia de clubes en la relación con los protagonistas.

Hasta el ´95 los intermediarios eran "clandestinos". Después del Mundial de los Estados Unidos, FIFA optó por reconocerlos. Habilitó un registro "tipo persona jurídica". Se inscribieron unos 150 representantes de futbolistas en la primera fase de 30 países. Según reconoce la "historia oficial".

Por entonces, Carlos Pandolfi, histórico tesorero de Futbolistas Agremiados (FAA), polemizó y dijo:

"Todos quieren ganar dinero a costillas de los futbolistas. Debemos tener cuidado. Hay ladrones de guante blanco", disparó el ex delantero de Chacarita Júniors Norberto Recasens representaba al técnico de la selección Alfio Basile.

Entre el ´96 y `97 virtual apogeo del nuevo éxodo de futbolistas argentinos al exterior (Ariel Ortega, Matías Almeyda luego Marcelo Gallardo, Marcelo Salas, Santiago Solari sólo en River) el dinero manejado por intermediarios ya reconocidos superaba los 50 millones de dólares.

Como se sabe el futbolista percibe el 15% del valor de la transferencia. Hace 15 años que se discuten porcentajes de los intermediarios. La comisión llega hasta el 10% de la transferencia y otro 10% de la prima que recibe el jugador cuando firma contrato con el nuevo club. Mientras tanto, la discusión continúa.

Opiniones (0)
23 de noviembre de 2017 | 21:45
1
ERROR
23 de noviembre de 2017 | 21:45
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Grammy Latinos 2017
    18 de Noviembre de 2017
    Grammy Latinos 2017
    Lluvias torrenciales en Grecia
    16 de Noviembre de 2017
    Lluvias torrenciales en Grecia