Deportes

De Londres 1908 a 2012: la transformación de la ceremonia

104 años más tarde, la capital británica será nuevamente escenario de la ceremonia que abre los Juegos Olímpicos modernos. La evolución estética y tecnológica.

Después del himno nacional del Reino Unido, el resto de países tuvieron que bajar la bandera a su paso ante el rey. Sin embargo, el estadounidense Raplh Rose se negó a hacerlo, lo que generó un pequeño escándalo.

Después de gritar tres veces "¡Viva el rey!", los atletas abandonaron el estadio y comenzaron las competencias de atletismo.

El congreso de Washington prohibió más tarde a sus ciudadanos inclinar la bandera de barras y estrellas ante cualquier persona u objeto.

Ahora, 104 años después, todo cambió en Londres y en el modo de realizar una ceremonia inaugural. La reina Isabel II encabezará el listado de autoridades que verán en directo la obra del director de cine Danny Boyle. Miles de cámaras de televisión registrarán el secreto mejor guardado de Londres 2012 para hacer llegar la señal a millones de hogares.

La concepción de ceremonia inaugural tal y como se conoce hoy comenzó en los Juegos de Atlanta 1996: la televisión estadounidense compró los derechos por 80 millones de dólares y los Juegos pasaron a durar 17 días por los 16 anteriores: los 16 de competición y el día de la ceremonia.

Analizando los tres Juegos Olímpicos de Londres se puede ver el desarrollo de la cita mundial del deporte por excelencia. En 1908 fueron unos Juegos casi europeos: sólo seis de los 22 participantes eran de fuera del viejo continente y los deportistas tuvieron que competir después de largos y duros viajes por mar.

De los 2008 atletas que participaron 773 eran de Reino Unido, país que lideró el medallero con 145 preseas en los 22 deportes por delante de Estados Unidos (47).

Como consecuencia tardía de la guerra entre los dos primeros países del medallero, Reino Unido olvidó por momentos el juego limpio.

Los anfitriones, además, pudieron nombrar a todos los jueces y lo aprovecharon. Un premio especial para el equipo más exitoso fue el antecesor del medallero.

Aquel año hubo 300.000 espectadores y los gastos de "seguridad pública" ascendieron a 5.000 dólares. Londres 2012 destinó 1.200 millones de dólares para la misma tarea.

Para organizar los Juegos de 1908, Londres sólo dispuso de dos años, mientras que ahora el Comité olímpico Internacional (COI) elige la sede de los Juegos con siete años de antelación. Y hace 104 años no había clasificación, era una competición para aficionados.

Cuando Londres acogió en 1948 sus segundos Juegos, Reino Unido acababa de salir de la Segunda Guerra Mundial victorioso, pero el estado en el que se encontraba el país no era el ideal para organizar unos Juegos.

Los atletas tuvieron que dormir en barracones militares, residencias de estudiantes y colegios. Además, tuvieron que traer su propia comida y toallas.

El rey Jorge VI, padre de Isabel II, inauguró los Juegos. Hasta 4.104 atletas de 59 países se dieron cita en la capital británica. Alemania, castigada por la Segunda Guerra Mundial, no participó.

En 1948 se emitió la ceremonia a los 80.000 televisores que había en Reino Unido. El COI espera que hoy haya cerca de 4.000 millones de personas delante del televisor cuando se encienda el pebetero olímpico y den comienzo los trigésimos Juegos de la modernidad.
¿Qué te pareció la nota?
No me gustó0/10
Opiniones (0)
5 de Diciembre de 2016|14:05
1
ERROR
5 de Diciembre de 2016|14:05
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
    28 de Noviembre de 2016
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016