Un grupo de mujeres mendocinas de alto vuelo

Son docentes, maestras y profesoras, de la Escuela del Magisterio, y desde hace un par de años están unidas por su pasión por la montaña mendocina. Desde el cerro Arco al Aconcagua, el camino ha sabido de sus pasos. Un ejemplo de vida para trasladar a otros ámbitos profesionales de la provincia. Mirá fotos y videos del grupo en el Parque Aconcagua.

Que un grupo de docentes, señoras y señoritas, se reúnan para entrenarse regularmente y hacer salidas a la montaña, subiendo cerros y caminando bajo la nieve, es una noticia que debe llenarnos de optimismo. Que a nadie le quepa dudas acerca de que una maestra o una profesora que sube cerros es una mejor maestra o profesora, porque la montaña acuna el milagro de volver mejores personas a quienes la frecuentan.

Así parece desprenderse de un grupo de profesionales de la educación que desde hace un par de años frecuenta las montañas mendocinas. Llamaron a su proyecto “Sueños de alto vuelo” y ellas son: Lorena Balmaceda, Liliana Balmaceda, Zidanelia Bernales, Susana Yapura, Mirta Caron, Silvia Casetti, Esther Sánchez, Cinthia Olivera y Leonor  Gutiérrez. El grupo está bajo el mando del guía Gonzalo Quiroga.

Todo comenzó a fines de 2005, cuando dos de las docentes, Balmaceda y Yapura, quien es profesora de Educación Física, aglutinaron un grupo que no se fue con chiquitas: desde la nula experiencia, decidieron entrenar para subir el Aconcagua.

Luego de un año de dura preparación, en febrero de 2007, partieron. Parte de ellas llegó al campamento base de Plaza de Mulas y parte de ellas, llegó casi a Berlín, en los 5.800 metros. No obstante, fue la altura conseguida fue lo que menos importó, porque ellas, luego del proceso de un año de preparación, ya no eran las mismas. Y la gente que se enamora de la montaña, por alguna razón, va transformándose en otra persona a medida que sube cerros.

No se detuvieron y fueron venciendo cerros menores: desde el Arco y el Lomas Blancas, hasta otros más arduos como el Mano, el Negro, el Sarnoso, el Frankie, El Salto o la Cascada de Vallecitos, el Mirador de la Pared Sur y el Cruz de Caña.

Ahora, tienen otros proyectos ambiciosos: tal vez el cruce de Los Andes a pie, tal vez el Camino del Inca en Macchu Picchu, tal vez el mismísimo Aconcagua para algunas. “Para nosotras, lo importante es que la montaña nos unió y que intentamos trasladar nuestra actividad al resto de la Escuela del Magisterio: a otros docentes y, especialmente, a los alumnos”, comenta Balmaceda.

“Buscamos mejorar la calidad de vida de cada una, pero también la calidad profesional de nuestro espacio de trabajo, fomentando el sentido de pertenencia. Ahora, preparamos nuestro plan anual de actividades. No vamos a detenernos”, asegura.

El abanico de edades del grupo es amplio, sin embargo, no espere el lector que delatemos cifras. Baste con saber que todas son guapísimas y que un par de ellas, cuando sube cerros, se olvida de que son abuelas, mientras otro par sueña con el día en que tendrá su primer hijo. Lo importante es que allí, en la soledad y en la altura, aprenden a ser un equipo y luego, cuando bajan, lo trasladan a sus entornos.
Opiniones (10)
20 de septiembre de 2017 | 02:54
11
ERROR
20 de septiembre de 2017 | 02:54
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Gracias Ulises por esta hermosa nota y por la sana alegrá que compartimos en Confluencia. Silvia Casetti, integrante del grupo
    10
  2. pibe, qué frustrada es tu vida de triste operador... cuánta derrota acumulada, man. matate.
    9
  3. Muy lindo y muy emocionante el comentario, pero esta nota del compañero Naranjo me parece que demuestra su AMARILLISMO y su falta de compromiso con la realidad economica y politica del pais. Estimadisimo ULISES podrías investigar un poco mas antes que hacer notas que tocan la fibra del lector cholulo. Tenes que tratar de cautivar otro publico con mas neuronas que los lectores que te han escrito estos comentarios entre los cuales no me incluyo. saludos cordiales y un abrazo a Alejandro Rotta. Flanders Carrizo
    8
  4. exelente ejemplo de buena vida y motivacion felicitaciones
    7
  5. Primero que nada es un orgullo saber que un grupo de docents de mi querida escuela secuendaria se haya propuesto tan grande hazaña!. Segundo, es un orgullo como docente que un se muestren estas prácticas...sino solo parece que somos noticia cuando hacemos paro o reclamamos algo...esto es educar en valores, no? Por último el orgullo s más grande aún por que Liliana Blamaceda es mi mamá y Gonzalo mi hermano mellizo!!!! Cuántos motivos para estar ancha!!!!!
    6
  6. soy Liliana, soy parte del equipo "sueños de alto vuelo" y en primer lugar quiero agradecer al Sr. Ulises Naranjo por esta nota y por sus palabras. Estas salidas han sido para mí un motor importantísimo para superar mis limitaciones físicas y saber que "se puede". Gracias a Dios por permitirme conocer y disfrutar tantos lugares maravillosos.
    5
  7. Resulta que soy un tío que vive en el lejano Tucumán, y que añora a una sobrina muy querida, mendocina ella, y además un ejemplo de vida. Leer esta nota es darme cuenta de una dimensión no apreciada. En el interior de la familia, era -es- la Leo, la que subía la montaña, pero ahora veo que la dimensión de su emprendimiento va mas allá. Mi emocionado saludo al grupo y mis mejores deseos para que se cumplan sus "sueños de alto vuelo". Roberto Helguero Tucumán
    4
  8. Hola, me parece super bien esta nota, quisiera saber si es un grupo único, cerrado, si hay posibilidades de integrarlo, ó si alguien sabe adonde dirigirse para poder realizar esta actividad grupal. gracias .
    3
  9. El grupo fue el año pasado al Aconcagua y este año también. Esta nota la hicimos con ellas al cierre de la actual temporada, en el Parque Aconcagua. Gracias por escribirnos, MDZ
    2
  10. Esta nota es del año pasado...este grupo subió al Aconcagua el año pasado en Febrero
    1
En Imágenes