Deportes

Federer quiere un oro en Wimbledon: "Es el santo grial del tenis"

El suizo, número uno del mundo, se ilusiona con la posibilidad de conseguir el oro olímpico en la Catedral del tenis. Aunque al preguntarle sobre si prefiere la medalla a ganar un Grand Slam asegura: "Tengo que estar ahí, ganarla y después contarte cómo me sentí".

Boris Becker solía decir que Wimbledon era como el salón de su casa, pero el alemán "sólo" ganó tres títulos allí. Con seis trofeos conquistados, Roger Federer bien puede decir que Wimbledon es "su" casa, con salón, habitaciones y garage incluídos.

"Los Juegos aquí son un sueño hecho realidad, no se repetirá tan rápidamente el tener una oportunidad de jugar aquí por medallas olímpicas", admitió Federer durante una entrevista con la agencia dpa en el All England Club, sede del trofeo más prestigioso del tenis mundial.

"Que suceda en mi época me hace muy feliz", añadió el suizo, que a diferencia de Rafael Nadal, su gran rival de los últimos años, no sabe lo que es ganar un oro olímpico en individuales. El español lo logró en Pekín 2008, donde Federer debió conformarse con un oro en dobles junto a su compatriota Stanislas Wawrinka.

"Vamos a ver cómo va, yo ya tengo un oro olímpico en dobles, y fue grandioso. Si ves las imágenes de cuando gané con Wawrinka, estaba feliz como un niño, como si hubiera ganado un torneo de fútbol cuando era un niño en Suiza", recordó el ex número uno del mundo, que entiende que el desafío en Wimbledon supera todo lo conocido hasta ahora en Juegos Olímpicos.

"Esto ahora es diferente, es más presión, ya estuve en dos o tres Juegos con posibilidades de tener una buena actuación, y estoy seguro de que va a volver a ser así".

El tenis es un deporte que recuperó su "status" olímpico en los Juegos de Seúl 88, beneficiado por la pasión que sentía por él el entonces presidente del COI, el español Juan Antonio Samaranch. Esa relativa "juventud", aunque a principios del siglo XX formara parte del programa olímpico, sitúa al deporte de la raqueta en un segundo pelotón, por debajo de disciplinas como el atletismo, la natación o la gimnasia.

Federer, buen conocedor del deporte, lo sabe, pero también sabe que en esa búsqueda de récords en la que sigue inmerso, un oro en Wimbledon sería algo único.

"Sería increíble, la combinación es fantástica, es el Santo Grial del tenis", aseguró a dpa el hombre que, con 286, está a un paso de quebrar el récord de Pete Sampras como el número uno del mundo que más semanas, 287, acumuló al frente de la clasificación mundial. Ganar el "Wimbledon bis" que el tenis ofrece este año lo impulsaría hacia esa meta, pero también potenciaría -sí, más aún- su lugar en la historia.

De ahí la pregunta: ¿es una medalla de oro olímpica en Wimbledon incluso más grande que ganar un Grand Slam?

Federer piensa y tuerce levemente el gesto. "No lo sé. Al final, jugamos más torneos de Grand Slam que Juegos Olímpicos...".

Y, suizo como es, apela a un diplomático equilibrio. Primero pone los Juegos al nivel del cielo.

"Los Juegos han sido para mí una fabulosa experiencia vital, un ambiente increíble. Conocí a mi esposa en unos Juegos, los de Sydney 2000. Ver a tantos atletas y deportes... Fui parte del espíritu olímpico. Llevé la bandera suiza, nada se compara a esos momentos".

Pero luego, relativiza el potencial logro: "Para ser honesto, no me parece justo plantear la pregunta de si pondría siempre un oro olímpico por delante de un Grand Slam".

Aunque enseguida aporta la solución ideal: "Tengo que estar ahí, hacerlo y después contarte cómo me sentí".
Opiniones (0)
22 de noviembre de 2017 | 10:53
1
ERROR
22 de noviembre de 2017 | 10:53
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Grammy Latinos 2017
    18 de Noviembre de 2017
    Grammy Latinos 2017
    Lluvias torrenciales en Grecia
    16 de Noviembre de 2017
    Lluvias torrenciales en Grecia