Deportes

La última vez que Tinelli fue "prestamista", San Lorenzo se endeudó

El empresario ya supo estar involucrado en el club de sus amores, pero su paso no terminó siendo del todo exitoso. Es que si bien muchos lo recuerdan como el hincha que acercó las contrataciones más relevantes, las mismas terminaron perjudicando al club que no pudo costear sus contratos y prácticamente duplicó su deuda.

Ante la crítica situación en la que se encuentra San Lorenzo, tanto económica como deportiva, el nombre de Marcelo Tinelli comenzó a tomar cada vez más fuerza para que finalmente se haga cargo del club de sus amores y sea él quien conduzca a la institución directamente desde la presidencia. Y el actual titular, Carlos Abdo, estaba dispuesto a dar un paso al costado si le pagaban los 30 millones de pesos que acusaba haber aportado a la institución de su “bolsillo”.
 
Sin embargo, en las últimas horas hubo un giro inesperado y el empresario decidió bajarse de su candidatura, aunque avisando que sí “daría una mano en lo económico”. Esto generó un verdadero caos en el "Mundo azulgrana". Tal es así, que cuando la Comisión Directiva brindaba una conferencia para anunciar su continuidad ante lo acontecido, un grupó de hinchas "exaltados" exigió por la salida de todos y lo logró. Mañana harán una reunión de CD en la que dejarán sus cargos varios miembros (incluido el actual titular) y así convocarán a nuevas elecciones entre 30 y 60 días. Confirmado esto, un grupo de simpatizantes (encabezados por la barra) realizaron una manifestación en la puerta de Ideas del Sur, pidiendo porque Tinelli revea su decisión y se presente como candidato. Esto no le "cayó" del todo bien al conductor televisivo y no estaría dispuesto a dar marcha atrás a su postura.
 
Pese a esta convulsión de último momento, Tinelli igual estará presente como "benefactor". ¿Será esto beneficioso para la entidad de Boedo? En principio todos estiman que sí y los hinchas piden a gritos su intervención para así ilusionarse con el arribo de grandes figuras a su equipo. Sin embargo, basta con remontarse cinco años hacia atrás para comenzar a analizar si realmente sería tan productiva su participación.
 
Es que el empresario ya tuvo un paso por el “Ciclón”. Su desembarco se produjo a mediados de 2006, cuando se avecinaban las elecciones que se producirían al año siguiente y en la que el oficialismo arribaba “tambaleando”.  Fue entonces que Rafael Savino debió recurrir al famoso hincha “azulgrana” para pedirle ayuda.
 
En aquel entonces se conformó el Grupo Inversor, con el conductor televisivo a la cabeza, para que pudiera colaborar económicamente con el club. Como se había ido Oscar Ruggeri de la dirección técnica, la primera intervención fue la contratación de Ramón Díaz como su reemplazante; mientras que después acercó algunos refuerzos tales como Gastón Fernández y Aureliano Torres. Hasta allí todo salió bien, dado que el “Ciclón” ganó el Clausura 2007, coronándose campeón luego de seis años en el ámbito local (también es el último título que logró).
 
Pero como consecuencia de esto, las pretensiones aumentaron y el objetivo ya pasó a ser la “gran deuda” del conjunto de Boedo: la Copa Libertadores (compromiso que querían cumplir justo en el año en que festejaba sus 100 años). Además, en 2008 el empresario asumió como gerente del Departamento de Marketing e Infraestructura y también integraba el Consejo de Fútbol.
 
Así fue entonces que con el exitoso conductor a la cabeza, a San Lorenzo arribaron importantísimas figuras como Santiago Solari, Pablo Barrientos, Gonzalo Bergessio, Andrés D’Alessandro, Diego Placente, Cristhian Ledesma y Gastón Fernández, entre otros. ¿El resultado? Eliminación en los cuartos de final de la competencia continental y una conflictiva salida del “Pelado” por la polémica inclusión de sus hijos en el equipo y querer hacerlos participar también de un premio recibido por eliminar a River en octavos.
 
Pero esa no fue la única “frustración” de los de Boedo. Es que las alegrías se habían terminado y ya no podían “tapar” el resto de los inconvenientes. Es que si bien Tinelli acercó jugadores que claramente el club por sí sólo no podría haber incorporado, sus llegadas no beneficiaron a la institución y sí al famoso hincha del Ciclón. “Se trata de jugadores que no eran titulares en ningún lado o estaban lesionados. Se recuperaron con la camiseta de San Lorenzo y después se vendieron, o sea, están usando al club”, se quejaban desde la Sub Comisión del Hincha (SCH).
 
Y sus palabras no estaban muy ajenas a la realidad. Por ejemplo, a Bergessio el grupo inversor le compró el 50 por ciento del pase en 1.750.000 euros y luego fue vendido al Saint Ettiene francés por seis millones de la misma moneda europea (quedándole al “Ciclón” sólo el 5 por ciento por el rodaje que le brindó). Sólo resta entonces sacar cuentas. “Se dice que es benefactor y es indudable que no es así, porque ganó más del doble con un solo jugador”, juzgaban desde la SCH; mientras que añadían: “No puede estar en el Consejo de Fútbol y el grupo inversor a la vez, porque le aconseja a San Lorenzo que compre los jugadores suyos”.
 
Para encontrar otra clara muestra de lo perjudicado que resultó San Lorenzo, se puede remitir al caso de Alejandro Gómez, quien fue adquirido por el grupo empresario en un 50 por ciento (correspondiéndole el 10 por ciento a los de Boedo) y luego emigró al Catania por aproximadamente 3,5 millones de dólares. Esto significa que al “Ciclón” le ingresaron alrededor de 350 mil dólares, cuando gastó en su sueldo más de 1.500.000.
 
Todo esto, sumado a otros casos como el de D’Alessandro, que rescindió contrato a los seis meses yéndose con una importante deuda que San Lorenzo no estaba en condiciones de abonarle; generaron que en un año de participación de Tinelli la entidad “azulgrana” prácticamente duplicara su deuda. Cabe destacar que el balance de 2008 había cerrado con una deuda de 54 millones de pesos, mientras que el del año siguiente rondó los 100 millones.
 
¿Conclusión? Su desempeño en el Departamento de Marketing e Infraestructura brilló por su ausencia, dado que poco se vio de las obras; del Consejo de Fútbol se tuvo que ir por la puerta de atrás porque tuvo una fuerte reprobación por parte de los hinchas; y como integrante del grupo inversor llenó sus “bolsillos” y vació las cajas del club de sus amores.

Fuente: Playfutbol.com
Opiniones (0)
11 de diciembre de 2017 | 09:51
1
ERROR
11 de diciembre de 2017 | 09:51
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Leopardo al acecho
    7 de Diciembre de 2017
    Leopardo al acecho
    Incendios en California
    6 de Diciembre de 2017
    Incendios en California