Deportes

El embargo de U$S 25 millones a Casal puede afectar fútbol uruguayo

Casal suele comprar a los clubes locales los derechos federativos de los mejores futbolistas uruguayos y posteriormente los vende a equipos del exterior con importantes ganancias.

El embargo por unos 25 millones de dólares que dispuso la Justicia uruguaya contra el influyente agente deportivo Francisco 'Paco' Casal puede llegar a afectar el desarrollo de la Liga de fútbol y la economía de varios clubes, admitieron hoy directivos locales.

"El tema nos preocupa por las repercusiones que puede tener en la Asociación y en los clubes", dijo el presidente de la Asociación Uruguaya de Fútbol (AUF), el abogado José Luis Corbo.

La Justicia uruguaya, a pedido de la Dirección General Impositiva (DGI), dispuso el jueves el embargo sobre los bienes de Casal y de otras siete personas que tienen negocios con el empresario, entre ellos los ex futbolistas Carlos Aguilera, Gonzalo Madrid y José Herrera.

La DGI investiga desde hace seis años los negocios del agente deportivo y el pedido de embargo se debe al reclamo por presuntos impuestos no pagados en los traspasos de futbolistas al exterior.

El empresario es el representante de la mayoría de los futbolistas uruguayos de elite que juegan en el exterior.

Además, la empresa Tenfield, propiedad de Casal, es dueña de los derechos de transmisión por televisión de los partidos del fútbol uruguayo hasta 2014.

La empresa Tenfield no está comprendida en el embargo porque no se dedica a los traspasos de futbolistas.

Sin embargo, los problemas de liquidez que puede enfrentar el Grupo Casal debido al embargo amenazan con perjudicar a la AUF y a los clubes.

La Asociación Uruguaya recibe pagos cuatrimestrales del Grupo Casal por los derechos de televisión y destina el dinero para pagar sueldos mínimos a los futbolistas de las plantillas de la Primera y Segunda división.

Cuando la AUF se atrasó en los pagos, hace tres temporadas, la Mutual Uruguaya de Futbolistas Profesionales fue a la huelga y se paralizó la actividad.

Otra parte del dinero que recibe la Asociación Uruguaya por los negocios con Casal se destina a la preparación de las selecciones uruguayas que también pueden verse afectadas en caso de una recesión de pagos.

"Este embargo va a afectar negativamente al fútbol uruguayo, afirmó Leonardo Costa, uno de los abogados de Casal y ex pro secretario de la Presidencia uruguaya.

Los presidentes de varios de los equipos destacaron su preocupación por el embargo y sus eventuales repercusiones.

Los abogados apelarán la decisión judicial de embargo.

Meses atrás Casal presentó un reclamo contra la DGI frente a la Justicia para solicitar que sea esta quien defina el monto de los impuestos que debe abonar.
En Imágenes