Masiva manifestación para pedir justicia por el crimen de Isaías

Más de 350 personas participaron de la marcha que comenzó en El Borbollón. El adolescente de 17 años murió tras recibir dos balazos en la cabeza, aparentemente, porque le quisieron robar. La protesta finalizó en la Subcomisaría de El Algarrobal, donde los esperó Carlos Rico.

Más de 350 personas se convocaron en una marcha para exigir justicia por Isaías Emmanuel Pérez (17). El adolescente murió el domingo tras recibir dos balazos en un hecho que la policía aún no ha podido determinar. La manifestación, que comenzó en El Borbollón, finalizó en la Subcomisaría de El Algarrobal, donde los esperó el subsecretario de Seguridad, Carlos Rico.

Un grupo numeroso de familiares y vecinos se agruparon en la escuela Casimiro Recuero, cerca de la plaza de El Borbollón. Desde allí, encabezados por los padres de Isaías, con pancartas, velas y lágrimas en los ojos, comenzó la marcha, cuyo trayecto comprende más de dos kilómetros.

Organizada por el presidente de la Asociación de Víctimas de Delitos, Alejandro Gil, la manifestación terminará en la subcomisaría, donde se entregó un petitorio a Rico. Concretamente, el pedido principal es la creación de un destacamento para que la zona tenga mayor presencia policial.

“Esto es para que no hayan otros Isaías”, dijo con voz quebrada Secundino Pérez, el padre de la víctima. Una tía agregó: “Para que su muerte no quede impune”. Mientras, toda la caravana gritaba: “Isaías, presente. Justicia, ausente”.

A medida que la manifestación avanzaba, familias en sus carretelas o vecinas que conocen a la familia de “El Junino” –tal como lo llaman al padre de Isaías-, se sumaban para exigir lo que hace tiempo necesitan: “seguridad para salir tranquilos de nuestras casas”, tal como expresó Griselda, mamá de una compañera del adolescente fallecido.

Los vecinos hacían hincapié en  que estaban acompañando a la familia de Isaías, “porque ellos son gente humilde y trabajadora, muy querida por todos”, dijeron casi al unísono todos los manifestantes consultados.

La marcha concluyó en la subcomisaría en El Algarrobal. Allí, los esperó Rico para recibir el reclamo. Todo se desarrolló con tranquilidad aunque fue notable la impotencia y dolor ante la inseguridad que los manifestantes están viviendo a diario.

Un confuso episodio que nadie puede aclarar

Hasta el momento, los padres de Isaías no saben cómo murió su hijo ni tampoco porque debieron esperar 26 horas para que el cuerpo sea entregado.

Al parecer, el domingo en la madrugada, Isaías estaba en un cumpleaños de 15 que se estaba realizando en una casa de El Borbollón, distrito donde él también residía.

Al salir de la fiesta, entre las 4.30 y 5, alguien habría querido robarle. Pero sólo le sacaron las zapatillas aunque llevaba plata y un celular. Sin embargo, el joven apareció tirado en la calle con dos balazos en la cabeza.

No sólo que el hecho no fue informado por el ministerio de Seguridad, sino que nunca tampoco se aclaró que pasó. Recién la causa vino a cobrar notoriedad luego de que 250 personas cortaran el paso de la ruta 40 porque el cuerpo del adolescente no había sido entregado a los padres. La explicación de esta demora fue atribuida a que Isaías era donante de órganos.

Opiniones (0)
14 de diciembre de 2017 | 16:01
1
ERROR
14 de diciembre de 2017 | 16:01
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Leopardo al acecho
    7 de Diciembre de 2017
    Leopardo al acecho