Deportes

Polonia está cerca, pero hay que remar más fuerte que nunca

Después de la competencia del fin de semana en la que el bote de los mendocinos Sicilia, Iwan, Martínez y el tigrense López revalidó su condición de representante argentino a las eliminatorias de Polonia, es tiempo de aunar esfuerzos para lograr la clasificación.

El fin de semana pasado el cuatro sin timonel de los mendocinos logró lo que se había propuesto desde un principio. Ser el bote que representará a nuestro país en el preolímpico de Polonia.
 
Esto, que para muchos era algo que lógicamente debía ocurrir, tuvo detrás una historia de aciertos y desaciertos que desde algunos artículos aparecidos en este diario intentamos ir mostrando.  Muchas fueron las voces que nos tildaban de apocalípticos cunado nuestra mirada estaba volcada a las muchas imprecisiones que se generaron desde algunas instituciones.  Muchos fueron los comentarios que minimizaban las denuncias hechas por los remeros, inclusive llegando algunos a dudar de la integridad física o moral de alguno de los integrantes del bote para llevar a cabo la tarea.

Pero cuando los botes atravesaron la línea de llegada, nuestros comentarios se fortalecieron.

No vamos ahora a contar la historia nuevamente. Creemos que es tiempo de mirar para adelante, porque aún es tiempo de enmendar algunos errores y de trabajar con un solo objetivo. El desafío ahora es aún mayor. El bote debe estar en los Juegos Olímpicos.

Pero si se quiere mirar para adelante y llegar a buen destino, es necesario recordar las cosas que pasaron, los apoyos que nunca llegaron, las idas y vueltas que atrasaron el entrenamiento de los remeros y la voluntad manifiesta de algunos de embarrar la cancha, llegando inclusive hasta inmiscuirse en cosas particulares, para poner en duda la capacidad física de un competidor.

El bote arrasó en la reválida. Durante los dos días de competencia,  el cuatro campeón Panamericano ganó sobre San Fernando. El sábado por 18 segundos, marcando un tiempo final de 5:53, y no dejándose alcanzar por el bote cuádruple par que solo le descontó 5 segundos de los 10 segundos por tabla de handicap; y el domingo marcando un tiempo de 6:00 debido a las condiciones climáticas, pero con la misma diferencia sobre el otro bote.

Ya para el domingo, no quedaban dudas, sólo por el compromiso el bote corrió por las aguas del Tigre. Argentina ya tenía su representante para Polonia.

De aquí se desprenden dos observaciones muy interesantes. La primera, es que bien valdría la pena analizar si las falencias de rendimiento que se dijeron que tuvo este bote en el Campeonato del Mundo en Munich 2007, se debieron al menor rendimiento físico de uno de sus remeros como se trato de demostrar, o por lo contrario, en la deficiente preparación con la que llegaron todas las tripulaciones a este evento. Quizá ahora abría que preguntarse porque esta misma tripulación no logro una performance similar a la de este fin de semana en el Tigre pero en el mundial de Munich , lo que le hubiera significado tener una chance mas clara de lograr la clasificación olímpica en aquella instancia con todo lo que eso significa. Quizá la respuesta este en lo que decíamos al principio de esta nota.
 
La segunda observación, es sin dudas la mejor, se trata del análisis de los tiempos realizados en la pista de Tigre que nos da una proyección del nivel que puede alcanzar el bote en su sita de Polonia dentro de dos meses y medio. Comparando los tiempos realizados en el selectivo con el promedio de los tiempos realizados por las tripulaciones que se ubicaron entre los tres primeros puestos de cada una de las tres World Cup que se compitieron durante el 2007, y los de los tres primeros de la final del Mundial de Munich, este análisis da una proyección muy alentadora ¿Por qué? Porque durante el 2007 ningún bote fue mas rápido para ganar una una final, de World Cup o de el Mundial, que 5:51.48 para los 2000 mts. y hubo botes medallistas realizando 5:59.00, el tiempo del campeón del mundo fue de 5:54.24, pero se sabe que Munich es una pista dura. En definitiva el promedio arrojado da un tiempo de 5:55.00. El bote argentino en Tigre, pista difícil también, realizo un promedio de 5:56.50 para los 2000 mts. En definitiva esto es solo un análisis, pero para los especialistas durante las pruebas en el Tigre, lo impresionante fue que la tripulación es capaz de hacer estos tiempos, mas allá de la cancha y de de otras variables. A esto hay que sumar que los pesos pesados de esta confrontación en Polonia, Canadá y Australia, tiene como principal objetivo su participación en el bote de 8 remeros para los Juegos, por ya estar clasificados ¿Y esto qué panorama nos deja? Que sumado a algunas bajas por dopping o simplemente ausencias de buenos remeros, los cuatro que puedan presentar no serán los mejores botes de sus escuadras. Y sí, es como que todo esto en un fin de semana de selectivos, se transformó en algo muy alentador.


Vale decir que la instancia de revalidar los pergaminos logrados en los Juegos Odesur y en los Panamericanos fue en realidad beneficiosa para la cuarteta integrada por Sicilia, Iwan, Martínez y López.

En primer término, no quedan ahora dudas de que son los mejores para representar al país. Hubo quien se animó al desafío, y como corresponde en el deporte, los desafíos se aceptan. Lo que en un principio desde algunos sectores se planteó para la división del grupo, en realidad sirvió para la unión. La motivación de los remeros para esta instancia fue sorprendente, a tal punto que no hubo nada que los hiciera desistir del objetivo. Primero el cambio de lugar para entrenamiento llevando el bote a Buenos Aires cuando el plan era entrenar en Potrerillos, después los golpes bajos, los aprietes y las chicanas ordinarias, más tarde la falta manifiesta de apoyo. Pero nada hizo desistir el objetivo propuesto. Se volvió a entrenar en Mendoza, se siguió trabajando con la mente puesta en el futuro, y finalmente, los resultados fueron los esperados.

Por otro lado, el hecho mismo de revalidar la plaza ante los que se animaron al desafío, termina con una mala cadena de rumores sobre la calidad del bote. Los agoreros, los que no creyeron, los que pusieron trabas, ahora deberán aceptar la realidad.

La Asociación Argentina de Remo deberá realizar sus elecciones dentro de poco tiempo, y  sería bueno que para esa instancia ya los remeros tuvieran un plan trazado de trabajo que le brinde condiciones dignas, entrenamiento multidisciplinario y tranquilidad, sobre todo eso, mucha tranquilidad. Es necesario que de ahora en más y hasta las eliminatorias, los remeros sólo tengan la mente puesta en lograr este nuevo objetivo.

Sería bueno que el entrenador del equipo nacional de remo, Sergio Fernández ponga todo su conocimiento al servicio de los remeros.

Sería bueno que desde el estado apuraran las becas prometidas para los deportistas, para que ese no sea otro tema de preocupación.

Sería bueno que desde ninguna Subcomisión de Remo de ningún club del país se cuestione a los deportistas, ni se los intime o se los menoscabe.

Sería bueno que los que apoyaron hasta el momento no se olviden que hay que seguir remando, que sólo se ha subido un peldaño, pero para llegar a Beijing aún queda mucho.

Sería bueno que los que criticaron, dejen de lado sus críticas, que los que perturbaron, acerquen paz y concordia, que los que ningunearon a los remeros hoy los acepten como los legítimos representantes.

Sería bueno que los triunfadores no caigan en la arrogancia de la victoria, y que continuaran con la misma dedicación, fuerza y entereza que hasta el momento.

Sería bueno que desde la Secretaría de Deportes comenzaran a profundizar la mirada sobra la Asociación, sobre el manejo de las Becas, sobre la calidad moral de sus miembros. Que el secretario empezara a cumplir con todo lo que prometió cuando Sicilia y Fernández fueron a verlo.

No queda mucho tiempo. Hoy podemos decir que muchas de las dudas han quedado atrás, que hay buenas intenciones y que muchos han comprendido que, como dijimos en otra nota, a Polonia se llega remando para el mismo lado. No se puede desaprovechar la oportunidad de clasificar un bote más. No se puede volver a caer en mezquindades. No importan ya los nombres, los que estarán sobre el bote son los mejores porque revalidaron la plaza, y a ellos hay que brindar el apoyo.

Esperemos que todos hayamos entendido esto, y que en Polonia seamos miles de argentinos que rememos hasta la meta final.
¿Qué te pareció la nota?
No me gustó0/10
Opiniones (2)
4 de Diciembre de 2016|11:07
3
ERROR
4 de Diciembre de 2016|11:07
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. SICCILIA: HABLÁ CUANDO LE GANES A ALGUIEN, ESTO DE GANAR EN BS AS, ES ALGO QUE SE SABÍA PASARÍA, Y MAS CON EL ENTRENADOR QUE TENES EN MENDOZA (PABLO SCURI) QUE ES DEL CLUB REGATAS. AHORA VAS A DEMOSTRAR SI SOS UN REMERO DE NIVEL EN EL PREOLÍMPICO, DONDE ESTAN LOS GRANDES. VOS POR AHORA SOS DE CABOTAJE........
    2
  2. ....AHORA MAS QUE NUNCA... HORACIO SOLO REMO, REMO, Y REMO, LAS OPINIONES ABAJO DEL BOTE NO SIRVEN YA LO VIMOS. LAS ESPECULACIONES MENOS... QUE APAREZCAN AHORA LOS QUE LA TIENEN QUE PONER USTEDES ARRIBA DEL BOTE ... Y LOS MECENAS (TERRANOVA) LOS PSEUDOS DIRIGENTES (NAZAR ALVAREZ Y CIA...) LA AAR (CON PERDON DE LA SIGLA..) ABAJO DEL BOTE QUE HAGAN LO QUE DEBEN HACER... BASTA DE ZANCADILLAS TODOS CON USTEDES. MAS QUE SUERTE CAMPEONES...
    1
En Imágenes
Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
28 de Noviembre de 2016
Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016