Deportes

San Martín de San Juan empató con Rosario Central y mantuvo la categoría

El Verdinegro igualó sin goles como local ante el Canalla y jugará una nueva temporada en la primera división del fútbol argentino.

San Martín de San Juan igualó hoy 0-0 ante Rosario Central, en el partido revancha de la Promoción con la B Nacional, y mantuvo su plaza en la primera división del fútbol argentino, haciendo valer el empate sin goles que consiguió el jueves como visitante en la ida.

El encuentro, disputado en el estadio Hilario Sánchez, fue arbitrado por Patricio Loustau, quien expulsó al mediocampista de Central Reinaldo Alderete a los 15 minutos del segundo tiempo.

En el inicio del encuentro se evidenciaron los nervios del equipo rosarino, cuando el defensor Matías Lequi quiso rechazar el balón desde el sector izquierdo y no hizo más que enviarla al área propia. El arquero García salió lejos y atrapó en la línea, pero Loustau consideró que fue afuera.

El defensor Cristian Alvarez no aprovechó el tiro libre, en la puerta del área grande, porque su remate se fue por arriba del travesaño.

El conjunto local, que contaba con la posesión de la pelota con un esquema inédito en defensa, con 5 futbolistas, respondió cuando Central intentaba generar peligro. Sumado al poco poder ofensivo de los rosarinos, el arquero Ardente tuvo pocas apariciones.

Por su parte, el campo del estadio Hilario Sánchez no estaba en buenas condiciones y eso conspiraba para el juego, donde la ansiedad y los nervios por un lugar en primera división se anteponían ante cualquier estrategia.

A los 24m, el guardametas de Central evitó el primer grito en la tarde sanjuanina, cuando despejó con sus manos el remate de cabeza de Lucas Landa, quien anticipó a sus marcadores a la altura del punto penal, luego de un centro enviado desde la franja derecha.

Central se acercó recién a los 31, a través de una buena acción de Medina, quien por izquierda recibió la pelota luego de un saque lateral, se desmarcó y habilitó a Castillejos que perdió en la definición ante el achique de Ardente. Fue la situación más clara del equipo de Juan Pizzi.

En los últimos instantes, el equipo rosarino descubrió que la zona izquierda de la defensa sanjuanina ofrecía espacios, pero no pudo profundizar esa idea, exceptuando aquella acción de Medina y Castillejos.

Durante la primera etapa no pasaron inadvertidas las sentencias del árbitro Patricio Loustau, quien no observó cuando Lequi y Carrizo, a los 16 y 18 respectivamente, tocaron con la mano el balón en el área ante intentos de Bogado y Carrusca.

El comienzo del segundo tiempo estuvo demorado por 8 minutos ante la inoportuna acción de algunos hinchas de Central, quienes se subieron al alambrado, detrás de uno de los arcos.

Ambos equipos estaban a un gol del objetivo y para Central, en especial, el reloj comenzó a ser un rival más. Consciente de ello, Pizzi envió a la cancha a Biglieri y Toledo por Gómez y Medina para darle fuerza a un débil ataque que tampoco fue asistido como correspondía.

A los 15, se produjo la expulsión del volante Alderete (doble amarilla) y Central sumó un nuevo desafío: ir en busca de la victoria con un jugador menos. Con ese impulso puso en aprietos, por momentos, a una defensa sanjuanina que no mantuvo el nivel de la primera etapa, pero erigió en figura a Ardente.

A los 24, García tuvo una buena intervención ante el zurdazo de Emanuel Más, el jugador más regular del equipo de Facundo Sava, y el `canalla` dispuso de la chance más clara del encuentro: el remate de Toledo, quien encontró un espacio en la defensa rival, pegó en el palo izquierdo.

Con el paso del tiempo, el partido adquirió intensidad ante la necesidad de Central y los errores del local que había perdido, con un jugador más, la tenencia de la pelota.

En el minuto 32, Ardente despejó el remate de cabeza de Castillejos, que ganó en las alturas, y al minuto atrapó un cabezazo de Toledo, que desnudó una vez más las falencias de la defensa del equipo de Sava con las pelotas detenidas.

En tiempo cumplido, el ingresado Penco, que fue inteligente en un contraataque explotando los espacios que dejó Central en defensa, no estuvo fino en definición ante García, y no pudo abrir el marcador.

Sobre el final, Central chocó contra su impotencia, de la cual sacó ventaja San Martín que aguardó hasta el pitazo de Loustau para festejar el empate que le permitió mantenerse en la máxima categoría del fútbol argentino.

Rosario Central, que descendió en 2010 luego de perder en instancia de promoción con All Boys, jugará una nueva temporada en el torneo Nacional B.
Opiniones (0)
26 de septiembre de 2017 | 17:09
1
ERROR
26 de septiembre de 2017 | 17:09
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Devastación en Puerto Rico tras el paso del huracán María
    26 de Septiembre de 2017
    Devastación en Puerto Rico tras el paso del huracán María