Juan Sasturain vuelve hoy a la TV con "Disparos en la biblioteca"

Hoy a las 20.30, la TV Publica pone al aire el nuevo programa que tiene como protagonista al escritor. Esta vez se trata de un ciclo enfocado en la literatura policial escrita por argentinos. En un diálogo exclusivo con MDZ Online, Sasturain ofreció detalles de la propuesta.

Hoy a las 20.30, la TV Publica pone al aire Disparos en la biblioteca, un nuevo programa que tiene como protagonistas a Juan Saturain y a la literatura.

En Disparos en la biblioteca, Sasturain, personificado como un detective, nos llevará a recorrer el derrotero de la literatura policial argentina. En comunicación con MDZ Online, el escritor lo dejó clarísimo. “No es un programa de aventuras policiales. Es un programa sobre literatura policial argentina, lo que tiene es que en lugar de ser una presentación formal, yo aparezco como un detective literario, que tienen una oficina, e investigo casos que tienen que ver con la literatura policial argentina”.

Sasturain explicó que el personaje al que encarna está armado a partir de las convenciones del género, es decir, tiene una oficina, usa un piloto, pero no se trata de ninguna manera de una serie, sino que su estructura está más emparentada con la del ciclo anterior conducido por él, Ver para leer.

“Es parecido a Ver para leer, pero centrado en un género en particular, porque en vez de ver qué le pasaba a Juan con algún libro, qué problema tenía que resolver, esto es mucho más focalizado, porque está centrado en el policial argentino, y en cada programa se muestra un tema o un escritor, puede ser Walsh, puede ser Piglia, puede ser Borges, pueden ser las colecciones populares, y el tratamiento es como el de un pequeño caso, por eso aparecen enigmas que yo tengo que resolver, y los resuelvo mientras hablo con escritores sobre el tema”, reseñó Sasturain.

Recién levantado en esta mañana de sábado, con el sueño aún pegado a la voz, Sasturain sencillamente aseguró: “Quedé encantado con el programa”. Además, explicó algunos detalles, como que, debido a lo pequeño de la producción, a muchos exteriores en los que se plantean los resolvieron con dibujos. “Como los del dibujante que asistía a los juicios, y con eso hemos simplificado algunas cosas y hemos conseguido una resolución gráfica muy linda”, concluyó.

Una de las ilustraciones de Alfredo Flores para el programa de Sasturain.

El género bajo la lupa de Juan

Durante la conversación, mientras de ambos lados de la línea tratábamos de despegarnos las legañas, salieron dos temas más.

El primero tiene que ver con lo que Vicente Battista declaró hace poco en una entrevista, donde dijo: “Los autores que afrontamos el policial en la Argentina tenemos un serio problema: no tenemos una tradición de detectives. Entonces, sucede mucho que los que se deciden por el policial, en vez de crear un detective, crean un doctor, un médico forense, un ex policía, o algo así”.

El segundo tema fue el de la presencia de situaciones que aproximan a novelas que no pueden ser consideradas policiales al género.

Sobre estos dos puntos, Juan Sasturain se explayó.

El detective argentino: “En la literatura policial, los investigadores, es decir, aquellos que llevan adelante la investigación, pueden ser de distinto tipo desde Poe para acá. Puede ser el detective puramente amateur, que lo hace por mero desafío intelectual y que compite con la policía, que es lenta, terca metódica, y en cambio él es imaginativo rápido y creativo, además, al ser amateur, lo hace por mero placer intelectual. Después está el detective que pertenece a la institución policial, que es alguien que trabaja investigando. También está el caso de Sherlock Holmes, que le traen casos, que no es como el detective norteamericano, que trabaja por dinero, que tiene su oficina. Después está el detective que trabaja en la agencia privada. Es decir que hay muchos tipos de detectives, hasta periodistas que hacen investigaciones o señoras de su casa. Hay de todo. Pero lo que sucede en nuestra literatura, a diferencia de la europea, de la sajona europea, es que acá la institución policial casi no funciona. En otros lugares del mundo suponen, con mayor o menor grado de veracidad, que la institución policial, que son mujeres y hombres jóvenes que tienen vocación, investiga y que la policía funciona, pero en nuestros países eso habitualmente no sucede, y en general, cuando aparece un comisario, es un comisario retirado que tienen mucha experiencia y se los consulta, es lo normal en el género en América”.

Elementos policiales en novelas que no pertenecen al género: “La existencia de la violencia o el crimen abarca muchos más textos de los llamados estrictamente policiales, por eso se puede leer la Biblia como una novela policial. Lo de Caín y Abel se puede leer como Crimen y castigo (de Fedor Dostoievski) o El túnel (de Ernesto Sábato). En el fondo son textos en los cuales el acto criminal está en el centro, con consecuentcias desencadenantes y demás, pero, bueno, eso no convierte a esos textos estrictamente policial, porque los géneros son una manera de leer, no sólo una manera de escribir, una manera de construir y ser decodificado. Ahora, lo que sí es cierto es que muchas de las novelas muy bien escritas y muy exitosas de los últimos años en argentina y que han ganado premios son novelas que no tienen detectives. No son novelas de género, pero son novelas policiales, como puede ser desde Las viudas de los jueves (de Claudia Piñeiro) hasta las de Guille Martínez, o esa novela que es un homenaje al género, plagada de detectives, maravillosa, que es El enigma de París, de Pablo de Santis. Son novelas muy buenas de autores que pasan por el policial sin que pertenezcan específicamente al género”.

Desde hoy y durante ocho semanas, todos los sábados estará en la pantalla de la TV pública Disparos en la biblioteca. Una muy buena invitación policial.

Ficha técnica

Nombre: Disparos en la biblioteca.

Producción: Flacso Argentina.

Dirección: Mariano Mucci.

Producción general: Patricia Ferrante.

Producción ejecutiva: Diego González.

Guión: Juan Sasturain, Sonia Jalfin, Juan Sklar.

Ilustraciones: Alfredo Flores.

Música original: Darío Jalfin.

Alejandro Frias

¿Qué sentís?
100%Satisfacción0%Esperanza0%Bronca0%Tristeza0%Incertidumbre0%Indiferencia
Opiniones (0)
6 de Diciembre de 2016|09:40
1
ERROR
6 de Diciembre de 2016|09:40
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
    28 de Noviembre de 2016
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016