Teatro, danza, destreza y provocación en una obra magistral

"Un poyo rojo" se presentó en la Nave Cultural con dos funciones que llenaron la sala. El actor y bailarín mendocino Alfonso Barón se lució junto a Luciano Rosso en una particular iniciativa de danza y teatro. ¡Mirá la sensualidad de la puesta y todas las fotos de los presentes haciendo click!

Ponchi Barón, como lo llaman sus amigos, es un mendocino que se fue hace siete años a Buenos Aires y ha logrado un camino de triunfos indiscutidos. A través de la danza y la actuación, ha crecido cada vez más: la obra "La idea fija" cumplió tres temporadas y ha cerrado con aclamado éxito y además acaba de filmar una película con Dolores Fonzi y Rafael Spregelburd.

Ponchi llegó a Mendoza y con entusiasmo presentó, bajo la dirección de Hermes Gaido y la compañía de Luciano Rosso, "Un poyo rojo". La obra mezcla la  destreza de la danza, el deporte y la sexualidad entre dos hombres.

 “Me sorprendió la cantidad de gente que asistió. Al parecer empezamos a valorar al artista en todas sus dimensiones”, contó una joven estudiante de teatro.

La obra desembarcó en nuestra provincia el día jueves para hacerse presente en la sala dos de la clásica Nave Cultural. Con una función a las 21 y otra a las 22.30 los actores explotaron los límites del lenguaje corporal y contemporáneo.

La historia transcurre en un camarín y en un juego con el locker y un grabador emerge la improvisación de los representantes. La propuesta es contar una historia con el lenguaje del cuerpo a través de acrobacias, danza, histrionismo y comicidad. Para ello se utiliza un amplio abanico de posibilidades físicas y espirituales que, en su mayoría, surgen del momento.

La sincronización de ambos y la interpretación coreográfica resultan impactantes en el espectador, permitiéndoles sentirse identificados con reacciones corporales que surgen de determinados momentos en que coexiste el ser humano.

La propuesta de Gaido

Los protagonistas se miden como dos gallos de riña en un cuadrilátero imaginario. Las acciones cotidianas son las que despiertan la danza acrobatica en los cuerpos a través de una excelente técnica.

Ya hace tres años que está obra recorre varios escenarios del país y festivales de Argentina y España. La misma estreno con Rosso y Nicolás Poggi y actualmente trocó a los intérpretes. Allí es donde el mendocino trascendió el mercado local y despertó aplausos en la prensa.

Un mendocino más que elige formarse en Buenos Aires

Alfonso Barón comenzó sus estudios en Mendoza en la UnCuyo, luego en el teatro taller y la compañía El Arbol de danza-teatro.

En Capital Federal trabajó con renombrados coreógrafos y en el Teatro General San Martín. Allí  Integró la Compañía de Danza del IUNA, la Compañía Nacional de Danza Contemporánea y el Combinado Argentino de Danza entre otras.

Trabaja como coreógrafo, docente y performer. Actualmente es intérprete de las obras “La idea fija”,” Los posibles” y “Un poyo rojo”.

Muriel del Barco en Twitter: @muridelbarco

En Imágenes
Bunkers de la Segunda Guerra Mundial
15 de Agosto de 2017
Bunkers de la Segunda Guerra Mundial