San Juan: en sólo 6 minutos se llevaron 150 mil pesos de un cajero automático

Un grupo comando realizó el silencioso atraco a una expendedora del Banco San Juan. El artefacto no fue violentado y la policía encontró una llave que sólo tienen los repositores de dinero, empleados de la seguridad privada de la entidad bancaria.

Un grupo comando robó más de 150 mil pesos en apenas seis minutos de un cajero automático de la localidad sanjuanina de Trinidad, aunque una llave olvidada por los protagonistas podría ser la clave para resolver el caso.

El silencioso golpe fue detectado el miércoles por la mañana en un cajero del Banco San Juan, ubicado en una estación de servicio de la calle General Acha y Abraham Tapia, a través de la casa central de la entidad que detectó falta de dinero.

Esta anormalidad resultó rara, dado que el martes por la tarde se había realizado una reposición que dejó un monto de 280 mil pesos dentro del cajero.

Alrededor de las 11:00 del miércoles, personal del banco y la policía fue al cajero automático donde se encontraba una señora haciendo una consulta del saldo, aunque no tenía nada que ver.

Las pericias realizadas por el personal de la comisaría 3era determinó que no existían rastros de violencia en la puerta de entrada al sector de cajeros.

Sin embargo, cuando fueron a revisar el tesoro, los efectivos se encontraron con que los cuatro cartuchos de los billetes de 10, 20, 50 y 100 pesos estaban vacíos, mientras que el del dinero "desechado" no fue tocado.

Según informó el Diario de Cuyo, los técnicos del banco junto con un escribano accedieron a los registros de la computadora del cajero y descubrieron que se habían llevado 154.390 pesos.

A partir de los registros de extracciones, se determinó que el robo ocurrió entre las 2:16 y las 2:22 de la madrugada del martes, revelaron los investigadores.

Cuando la policía científica revisó el recinto se halló una llave que se le habría caído a los responsables del golpe, elemento al cual sólo tienen acceso los repositores de dinero, que son empleados de una firma de seguridad privada.

Además, los autores del golpe conocían las dos claves que permiten abrir el tesoro, ya que no había violencia y éstas son indispensables para tener acceso a la bóveda.

El caso quedó registrado como "hurto calificado" y según los investigadores se apunta hacia la gente que tiene a la llave del recinto trasero del cajero.
Opiniones (0)
23 de agosto de 2017 | 12:52
1
ERROR
23 de agosto de 2017 | 12:52
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Incidentes en la movilización de la CGT.
    23 de Agosto de 2017
    Incidentes en la movilización de la CGT.