Atribuyen homicidio de un joven a un drama pasional

En el juicio por el crimen del joven Leandro Eskes -ocurrido en diciembre del 2006-, la madre de la víctima declaró que el imputado -Luis Agüero Ríos- lo habría matado por "celos", ya que Eskers había tenido una historia con la pareja del imputado. Luis y Domingo Agüero Ríos están siendo juzgados por cinco causas diferentes acumuladas entre las que sobresale, además del homicidio, un abuso sexual a una niña de 13 años.

Con los hermanos Luis (23) y Domingo Ríos Agüero (24) sentados en el banquillo de los acusados, tuvo continuidad durante la mañana de hoy el debate en el que se los juzga por cinco causas diferentes acumuladas, entre las que se destacan un homicidio agravado –por el que está imputado el menor de los hermanos- y un abuso sexual a una menor de 13 años –imputado el mayor-.

En la breve jornada de hoy, los magistrados de la Sexta Cámara del Crimen solo se abocaron a una de las causas principales: el asesinato de Leandro Fabián Eskers, ocurrido el 26 de diciembre de 2006 por la noche, en el interior del barrio Álvarez Condarco (Las Heras) y por el que está imputado Luis Ríos Agüero.

Quien compareció fue la madre de Eskers, pero –antes de ingresar al salón, la fiscalía solicitó que el joven abandone el salón para que la mujer pueda declarar.

En menos de media hora, la mujer respondió a las preguntas de la fiscalía y la defensa, testimonio en el que la mujer atribuyó el crimen de su hijo a un problema de “celos” con Ríos. Es que, según declaró la mujer, Leandro había tenido una historia con la mujer del imputado y desde ese momento mantenía encontronazos con Ríos.

“Mi hijo había salido el día después de las fiestas con unos amigos y, estando en la vereda, apareció Ríos y empezó a disparar sin decirle nada. Mi hijo estaba hablando con los amigos en la esquina y lo agredieron de la nada”, sostuvo la mujer, quien indicó que eso se lo habían relatado los amigos de su hijo que estaban con él, Raúl Andrés Pérez y Alexis Calisto Mayer.

Asimismo, la mujer admitió haber tenido que presentarse ante la Justicia de menores por tres causas en las que estuvo involucrado su hijo hace ya un tiempo. Una de las causas está caratulada como “Daño, violación de domicilio y amenaza con arma de fuego” y está referida a un episodio en el que Eskers ingresó a la casa de Ríos y lo amenazó, lo que supone que los enfrentamientos y las diferencias entre la víctima y el victimario ya eran una constante.

“Eso fue un invento, a mi hijo lo metieron ahí para vengarse por los celos que le tenían”, sostuvo la mujer, indicando que nunca vio a su hijo pelearse con Ríos ni mucho menos con un arma de fuego en su poder.

El debate pasó a un cuarto intermedio, en un primer momento, para mañana, aunque esto podría quedar condicionado a otros debates que también se desarrollarán. Están citados nuevamente Pérez y Mayer –que ya se presentaron en la primer jornada- y, por pedido de la defensa, también se citará a un joven que se encuentra detenido en el ex Cose y que es amigo del imputado.

El homicidio 

El episodio tuvo lugar la mencionada noche en ese barrio lasherino, más precisamente en la vía pública, a la altura de la esquina de la manzana A casa 11. Allí se encontraban Eskers, Pérez y Mayer cuando, sin razón aparente ni mediar palabra –según consta en la denuncia-, Ríos Agüero comenzó a dispararles con dos armas de fuego calibre 22 largo, impactando los proyectiles los cuerpos Eskers (quien recibió dos disparos) y de Alexis Maya (un balazo).

Si bien Eskers fue trasladado de urgencia al centro de salud 17, llegó sin vida con un impacto de bala en el pulmón derecho y otro en el izquierdo. En tanto, Mayer fue trasladado al Hospital Central donde se le diagnosticó herida de arma de fuego en el hemotórax inferior derecho.

Abuso sexual

Otra de las causas por las que se juzga al hermano de Luis, Domingo es porque está imputado por un caso de abuso sexual a una menor de 11 años ocurrido el 2 de marzo del 2007. Aproximadamente a las 18 de ese día, el mayor de los Ríos observó a una menor de 11 años que caminaba en la zona del límite entre los barrios Los Chilenos y Belgrano (Las Heras) y comenzó a perseguirla.

Asustada, la menor trató de escapar e ingresó por un hueco que se encontraba abierto en la pared de una fábrica de la zona. Ríos Agüero corrió tras la menor y, al darle alcance, la niña por detrás, le tapó la boca con una de sus manos y, a la fuerza, la llevó hacia el interior de un descampado bordeado por un cañaveral.

Según consta en la denuncia, el imputado habría intentado ahorcar a la niña y la habría amenazado de muerte para que no gritase. Ya en el interior del baldío, el imputado se bajó sus pantalones y calzoncillos, haciendo lo mismo con la niña y penetrarla carnalmente.
Opiniones (0)
20 de agosto de 2017 | 17:45
1
ERROR
20 de agosto de 2017 | 17:45
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial
    15 de Agosto de 2017
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial