Deportes

Miami y Oklahoma, en el cuarto juego por las finales

El Heat y el Thunder se volverán a ver las caras esta noche en el American Airlines Arena. La serie está a favor del equipo de LeBron James y compañía por 2 a 1.

La confianza es la nota dominante que se respira dentro de los Heat de Miami después de haber conseguido la ventaja de 2-1 ante los Thunder de Oklahoma City en las Finales de la NBA que disputan al mejor de siete partidos.

Los Heat ya saben lo que es tener esa ventaja, la consiguieron el año pasado ante los Mavericks de Dallas, pero no quieren sufrir la decepción de al final quedarse sin el título de liga, de ahí que consideren que el cuarto partido a disputarse en el American Airlines Arena, de Miami, será "clave".

Primero porque les acerca a sólo uno más de conseguir el título y luego porque se reivindican como un equipo que es diferente al de la pasada temporada.

La clave para lograr ambos objetivos estará en el rendimiento que aporte el alero LeBron James, la gran figura hasta ahora de la serie, que ha surgido con su mejor baloncesto en las tres Finales de la NBA que lleva disputadas.

James, que tiene promedios de 30 puntos y 10 rebotes en los tres primeros partidos, no es ni la sombra del jugador que se vio en las Finales del año pasado ante los Mavericks y esa es la gran esperanza de los Heat, que "King" siga con la misma inspiración y confianza mental que ha tenido hasta ahora.

"Somos un equipo totalmente diferente al del año pasado cuando tuvimos ventaja de 2-1", admitió James ante los periodistas al concluir el entrenamiento del lunes. "Sabemos lo que se necesita para ganar, hemos usado esa motivación, y nos mantendremos en la misma línea".
Además James recordó que también hay una gran diferencia con relación al año pasado y era que no van a disputar el cuarto partido fuera de su campo sino en el suyo propio.

"Disputaremos un cuarto partido en nuestro campo con mucha experiencia en este tipo de situación. Estaremos listos. Nos encanta el reto", subrayó James.

El resto de los jugadores de los Heat también se muestran confiados que esta vez será diferente el cuarto partido, pero el entrenador del equipo de Miami Erik Spoelstra es el que más preocupado está por lo que pueda pasar.

"He mantenido siempre que cuando llegas a unas Finales el factor campo queda en un segundo plano y si no juegas mejor que en el partido anterior lo pierdes", señaló Spoelstra. "Los Thunder tienen todos los elementos para poder ganar en nuestro campo como nosotros lo hicimos en el suyo".

Spoelstra reiteró que confía plenamente en sus jugadores y están más mentalizados que nunca que pueden conseguir la victoria, pero al final sólo se dará si en el campo juegan mejor que el rival.

"No tenemos ningún tipo de ventaja, al contrario, nos encontraremos con un rival que luchara más que nunca por conseguir empatar la eliminatoria", agregó Spoelstra, que vio como su equipo, el año pasado, perdió el cuarto partido en Dallas.

La derrota cambió por completo toda la inercia de la serie y además fue el principio y final para los Heat que entraron en un completo declive en su juego ante unos Mavericks que al final los arrollaron para quedarse con el título.

Los Thunder saben que una desventaja de 2-1 en una serie de la fase final no es algo insuperable, aunque en esta ocasión los papeles se han revertido.

El equipo de Oklahoma City está convencido que al igual que pudo ganar en el American Airlines Center de Dallas, en el Staples Center de Los Ángeles y en el AT&T Center de San Antonio también lo hará en el American Airlines Arena de Miami.

"Ya nos vimos abajo 0-2 en la serie ante los Spurs de San Antonio y luego fuimos capaces de ganar los cuatro partidos consecutivos", declaró el entrenador de los Thunder, Scott Brooks. "Hemos analizado lo que no hicimos bien en los dos partidos anteriores y en el cuarto todo será diferente".

Brooks destacó que los jugadores de los Thunder son competitivos saben como superarse ante las derrotas y tienen además una gran fuerza mental.

"Todo el mundo nos daba ya por eliminados ante los Spurs y nuestros jugadores demostraron lo fuertes y competitivos que son", subrayó Brooks. "Siempre han mostrado ese tipo de esfuerzo diariamente, y siempre hemos sido un equipo con la capacidad para remontar".

Por su parte, el alero Kevin Durant, líder de los Thunder, reconoció que los Heat con James estaban jugando un gran baloncesto, pero que ellos todavía no habían dicho la última palabra.

"Queda mucha competición y lo único que nos debe preocupar es el cuarto partido", valoró Durant. "Cada uno dentro del equipo tiene confianza de lo que somos capaces de hacer y saldremos al campo con la mentalidad ganadora que hemos tenido durante toda la temporada".
Opiniones (0)
21 de octubre de 2017 | 15:40
1
ERROR
21 de octubre de 2017 | 15:40
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Wildlife Photographer of the Year 2017
    18 de Octubre de 2017
    Wildlife Photographer of the Year 2017
    Lo perdí todo víctimas del terremoto en México
    17 de Octubre de 2017
    "Lo perdí todo" víctimas del terremoto en México