Deportes

Un vehículo híbrido gana por primera vez las 24 horas de Le Mans

Un vehículo híbrido, que combina un motor eléctrico con otro de combustión, el Audi 1 del francés Benoît Tréluyer, del alemán André Lotterer y del suizo Marcel Fassler se impuso el domingo, por primera vez en la historia, en la 80ª edición de las 24 Horas de Le Mans. El Audi R18 e-tron quattro no sólo logró la primera victoria de un coche híbrido desde la creación de la carrera en 1923, sino que el N.2 se clasificó en segunda posición.

El tercero en el podio fue otro Audi, el R18 ultra, que equipa un motor convencional.

De hecho, el Lola-Toyota de Prost-Heidfeld-Jani fue el primer coche privado en meta, entrando en cuarta posición y evitando así que las cuatro primeras posiciones las copasen los Audi, ya que el quinto coche en meta fue el R18 ultra conducido, entre otros por el español Marc Gené.

La marca alemana ha logrado 11 victorias en 14 participaciones en Le Mans (desde 1999), a la que hay que añadir la de 2003 con un Bentley (del grupo Volkswagen como Audi), con los mismo pilotos, mecánicos e ingenieros.

"Ganar aquí, con un coche híbrido, es fantástico, porque siempre es duro ganar en Le Mans (...) Es nuevo y nos conviene, porque siempre hemos tratado aquí de evolucionar las tecnologías del futuro", dijo tras finalizar la carrera Wolfang Ullrich, patrón de Audi Sport.

El Audi N.1 partió desde la pole el sábado y lideró durante la carrera durante buena parte de la misma, aunque no tuvo garantizada la victoria hasta tres horas antes del final, cuando el Audi N.2, conducido por Allan McNish, con quien mantenía una cerrada lucha por la victoria, se salió de la pista en una curva y perdió un tiempo decisivo.

El auto vencedor logró dar 378 vueltas al circuito, sacando una al Audi N.2 de Kristensen-McNish-Capello (también híbrido) y tres al N.4, un Audi ultra (no híbrido) conducido por el trío Rockenfeller-Jarvis-Bonanomi.

Es al segunda victoria consecutiva del trío Tréluyer-Lotterer-Fassler tras la lograda el pasado año con un Audi TDI, más convencional, completamente diferente al R18 e-tron de la presente edición.

El Audi ganador de este año es un coche más ligero y equipado con una motorización híbrida, con dos motores eléctricos delante que hacen de este prototipo el 4x4 más rápido del mundo.

En la segunda categoría de prototipos, la victoria fue para el Honda HPD-ARX conducido por el venezolano Enzo Potolicchio y los británicos británicos Ryan Dalziel y Tom Kimber-Smith, que entró en meta en séptima posición, a 24 vueltas del ganador.
Opiniones (0)
14 de diciembre de 2017 | 20:16
1
ERROR
14 de diciembre de 2017 | 20:16
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Leopardo al acecho
    7 de Diciembre de 2017
    Leopardo al acecho