Deportes

Nadal y Federer se hacen querer en todos los courts

Roger Federer y Rafael Nadal son las dos mejores raquetas del mundo. Orgullo de Suiza y España. Y también dos figuras que "se dan a querer" a su paso por las canchas internacionales

Vengo a este torneo desde hace cinco años", afirmó Marcela, una española radicada en Miami desde hace una década. "Y después espero pacientemente para ver a los tenistas cuando salen del estadio, sobre todo a Nadal, mi preferido".

Allí en el área exterior del "Stadium", la principal instalación del torneo de Miami, los hinchas aguardan para ver a sus ídolos cuando terminan de competir en cada jornada. Lograr un apretón de manos es un premio. Un autógrafo, la consecución de un reliquia para toda la vida.

Linda González, una chica de Miami de 17 años, que desde hace seis practica la disciplina ocupa uno de los primeros puestos al lado de la barrera protectora colocada al lado del camino por donde transitan los jugadores.

"Federer y Nadal se dan a querer", dice vistiendo una remera roja con el apellido del suizo en la espalda y sin poder ocultar el indiscutible acento cubano de su padre, llegado al Sur de la Florida en 1980.

"Hace dos días Federer me dio la mano y casi me muero de la emoción", añadió González, jugadora amateur que ama el tenis pero "no logro progresos".

Los dos extraordinarios jugadores tienen los pies sobre la tierra, ajenos al triunfalismo o el orgullo. Uno y otro reciben respeto y cariño por su naturalidad y acciones desinteresadas.

Hace pocos días Nadal le hizo un favor a su colega serbia Ana Ivanovic, al poner a su disposición tres asientos libres en el jet privado que lo trasladó desde California a Miami, a fin de que la ganadora de Indian Wells pudiera llegar a tiempo al torneo que se disputa en la isla Key Biscayne.

Ivanovic, junto a su madre y preparador físico, aprovecharon el "aventón" que le ofreció Nadal, favorecido con un avión fletado por los organizadores del Masters de Miami para una sesión de fotos previa al torneo, junto a la estadounidense Serena Williams.

"Supe que (Ana) tenía algunos problemas para conseguir pasaje a Miami y nosotros teníamos espacio libre", aseguró el español, quien recibió un gesto similar de Federer en un vuelo de Montreal a Cincinatti.

Esas y otras acciones del "Expreso Suizo" le valieron hace pocos días varias distinciones como Jugador del Año, el premio Stefan Edberg (al de más clase y deportividad, elegido por los mismos jugadores) y el reconocimiento por ser "el favorito de los aficionados".

Quizás faltó un autógrafo sin firmar. O una ilusionada foto "con mi nene". O un gesto huraño tras un revés. Pero esos detalles no empañan la grandeza de ninguno de los dos.

A fin de cuentas son seres humanos.
¿Qué te pareció la nota?
No me gustó0/10
Opiniones (0)
5 de Diciembre de 2016|15:35
1
ERROR
5 de Diciembre de 2016|15:35
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
    28 de Noviembre de 2016
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016