Hallan 110 nuevos guerreros del ejército de terracota

Dos arqueólogos chinos han descubierto un centenar de nuevos guerreros del célebre Ejército de Terracota enterrado junto al mausoleo del emperador Qin Shihuang en el norte de China. Los restos están bien conservados, con pinturas de colores. También se han desenterrado armas, objetos y carros de guerra. El gran ejército se descubrió en 1974.

«Las excavaciones del lugar de 200 metros cuadrados han dejado al descubierto un total de 110 figuras de barro», declaró Shen Maosheng, director adjunto del departamento de arqueología del museo construido en el lugar, cerca de la ciudad de Xian.

«Lo más importante ahora es que estos restos están bien conservados, con pinturas de colores», agregó. En la búsqueda se han desenterrado también armas y objetos de los carros. Aún quedan por desenterrar once soldados de barro, de un tamaño similar a la de un hombre adulto.

Este célebre ejército enterrado, formado por miles de figuras de barro y sus caballos, fue descubierta en 1974 por campesinos que excavaban un pozo cerca de la necrópolis de Qin Shihuang, el primer emperador de China que fue también el artífice de la Muralla China.

El ejército de terracota, también llamado a veces el ejército de arcilla, es uno de los descubrimientos arqueológicos más importantes del siglo XX.

El equipo de arqueólogos de los guerreros de Xian obtuvo el Premio Príncipe de Asturias de Ciencias Sociales en 2010.

Qin Shihuang (o Qin Shihuangdi) es recordado en la Historia como el unificador del imperio chino y el fundador de la dinastía Qin (221 a 206 años antes de Jesucristo). Se cree que las figuras fueron sepultadas junto a sus restos alrededor del año 206 antes de Cristo. Qin inició este impresionante reclutamiento cuando apenas contaba 13 años de edad, y se la encargó a cerca de quince mil artesanos que trabajaron durante décadas.

En aquella época se creía que el poder del Emperador no mermaría si mantenía bajo sus órdenes en la vida de ultratumba un ejército tan numeroso como en este mundo.

Las huestes de terracota fueron enterradas en precisa y exacta formación de batalla, a lo largo de tres fosos, aproximadamente a kilómetro y medio de la tumba del monarca, a 33 kilómetros de la ciudad de Xian. Los guerreros están esculpidos a tamaño natural y miden entre 1,80 y 2 metros de altura. Equipados con armaduras, cada uno de ellos está personalizado e individualizado. Algunos expertos señalan que la cifra de soldados podría llegar a 60.000 efectivos.

Fuente: lainformacion
Opiniones (0)
10 de Diciembre de 2016|04:12
1
ERROR
10 de Diciembre de 2016|04:12
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    15 fotos de la selección del año de National Geographic
    8 de Diciembre de 2016
    15 fotos de la selección del año de National Geographic