El niño que venció a Hitler

Winston Churchill ganó el Nobel de Literatura e hizo del lenguaje un arma de gran eficiencia en un mundo en guerra. ¿De dónde surgió esa fuerza? Una exposición demuestra por qué el estadista británico dio tanta importancia al lenguaje y cómo lo utilizó.

En abril de 1884, el reverendo Sneyd-Kynnersley, quien dirigía el internado de Saint George en Ascot, escribió una carta a la madre de uno de sus alumnos. Además de incluir las mediocres notas del joven de 9 años, la carta contenía un comentario sobre su comportamiento: «Muy malo. Es una molestia constante para todo el mundo». A pesar de los reproches, al final el reverendo acababa reconociendo que el joven tenía «muy buenas aptitudes».

Ese niño que de pequeño traía de cabeza a sus profesores era Winston Churchill, el político y estadista inglés más celebrado de la Historia que acabó trayendo de cabeza a muchos otros, como a Adolf Hitler antes y durante la Segunda Guerra Mundial.

Seguí leyendo aquí la nota del diario abc.es.

Opiniones (0)
18 de noviembre de 2017 | 20:17
1
ERROR
18 de noviembre de 2017 | 20:17
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Grammy Latinos 2017
    18 de Noviembre de 2017
    Grammy Latinos 2017
    Lluvias torrenciales en Grecia
    16 de Noviembre de 2017
    Lluvias torrenciales en Grecia