Día de furia: un joven atropelló a padre e hijo y luego apuñaló a una ex pareja

Un joven de 21 años fue detenido luego de atropellar a un padre y su hijo, protagonizar una alocada huída en un automóvil y más tarde apuñalar a una ex pareja, en un auténtico día de furia registrado en las calles barilochenses.

La tranquila ciudad e Bariloche se vio alterada el pasado sábado cuando un joven desató una serie de hechos violentos.

Según informaron fuentes policiales, ambos episodios no estarían relacionados como ataques, ya que luego del accidente de tránsito el muchacho abandonó el lugar porque "se asustó por lo que había hecho".

Todo comenzó alrededor de las 21:30 del sábado, cuando el conductor de un Ford Taunus, identificado como Alejandro Lepín, circulaba por la calle 2 de Agosto y atropelló a dos personas, padre e hijo.

Según informó el diario El Cordillerano, las víctimas, de 60 y 37 años, caminaban por la calle y fueron embestidos por Lepín, que detuvo el auto y al ver la situación eligió huir.

Las dos personas heridas fueron trasladadas al Hospital Zonal, donde los médicos los atendieron por una fractura en el tabique y golpes varios, aunque ninguna lesión de mayor consideración.

Ante el hecho, la Policía comenzó a rastrillar el Taunus para proceder a la detención del conductor, que tenía otro episodio violento en mente.

Es que mientras los agentes realizaban la búsqueda, alrededor de las 23:30, llegó al mismo Hospital una mujer de 35 años con una lesión punzocortante en el hemitórax, cerca del pulmón.

La joven aseguró primero que había sido herida en un intento de asalto ocurrido en el barrio Dos de Abril, aunque luego el hijo de la mujer y el actual novio desmintieron esa versión y atribuyeron el hecho a la ex pareja de la víctima.

Cuando la Policía investigó, se encontró con la sorpresa que la ex pareja de la apuñalada era el mismo conductor del Taunus que había atropellado a los dos transeúntes.

Además, se comprobó que la joven el pasado viernes había denunciado a Lepín por "amenazas reiteradas".

El parte médico indicó que la herida de la muchacha era "grave", ya que la misma afectaba el pulmón, por lo que debió ser intervenida quirúrgicamente.

Luego de la intensa noche, la Policía procedió a detener a Lepín, secuestró el automóvil y quedó imputado por los dos episodios violentos.
Opiniones (0)
22 de agosto de 2017 | 10:08
1
ERROR
22 de agosto de 2017 | 10:08
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes