Deportes

La ciudad donde jugarán Argentina y Brasil está ajena al partido

El clásico sudamericano, que despertaría pasiones en muchos lugares del mundo, no ha causado mayor espectativa en New Jersey. La convocatorias es una incógnita.

Los habitantes de New Jersey, estado en el que se enfrentarán el sábado los seleccionados de fútbol de Argentina y Brasil, con el duelo entre el rosarino Lionel Messi, el mejor jugador del planeta, y el paulista Neymar, la última aparición de los pentacampeones del mundo, están completamente ajenos al partido que se jugará en el majestuoso estadio New Meadowsland.

En cualquier parte del mundo, un Argentina-Brasil captaría la atención de todos y ni hablar si a eso se le suma la presencia de Messi y, a la vez, la de Neymar.

Pero en New Jersey no. Este Estado, uno de los más modernos y ricos de los Estados Unidos, aún no respira fútbol.

Por eso todavía es una incógnita si se venderá la totalidad de los 82.566 boletos, con precios que oscilan entre los 143 y 970 dólares, del estadio New Meadowsland, templo de los Giants y de los Jets de Nueva York (equipos de fútbol americano).

Las condiciones climáticas serán el sábado las ideales, ya que a las 15 (14 hora de Argentina) el pronóstico para la región de East Rutherford es de 27 grados.

Pero los locales piensan más en el encuentro de los New York Giants del 5 de septiembre ante Dallas Cowboys, en el inicio de la National Football League (NFL), que es al fútbol americano lo que un superclásico al "soccer" sudamericano.

"¿En serio juegan Argentina-Brasil? No lo puedo creer. Acá nadie lo sabe, sencillamente porque no lo promocionaron", le confió a Télam Kuma, un guineano de 44 años que se gana la vida manejando todos los días un taxi.

"¡Messi es el diablo! Ese chico hace cosas increíbles con la pelota. Me tenés que conseguir una entrada", agregó.

"El fútbol es un deporte que a muchos nos gusta, pero en New Jersey no es el número uno. De hecho, el estadio New Meadowsland sólo lo utilizan los Giants y Jets. Y el único equipo de fútbol que hay, New York Red Bulls, juega en el Red Bull Arena, de Harrison, New Jersey. Pero me muero de ganas por ver un Argentina-Brasil", completó con el entusiasmo de un niño.

Pero Kuma no fue el único que habló con Télam. Muchos de los empleados del The Westin Jersey City Newport coincidieron con él, aunque creen que el estadio presentará un marco imponente.

"A los neojerseyanos nos gusta mucho el fútbol, pero no sabíamos que iban a jugar Argentina-Brasil. Es un buen programa para el sábado, que justo lo tengo libre", señaló a su turno Mike, un maletero de 25 años, muy atento y amable.

Igualmente varios de sus compañeros destacaron que la atención de la gente también se la "roban" los Yankees y los Mets, dos de los equipos más populares de la liga de béisbol estadounidense.

Así que palabras más, palabras menos, el fútbol americano y el béisbol se "devoran" al fútbol "nuestro". Pero todavía quedan días para que los neojerseyanos se "tienten" con ver a Messi y Neymar en acción. Y dejen de ser ajenos a un evento único que sólo unos pocos tienen el privilegio de disfrutar.
Opiniones (0)
22 de septiembre de 2017 | 21:36
1
ERROR
22 de septiembre de 2017 | 21:36
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'
    20 de Septiembre de 2017
    Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'