Atan, golpean y desvalijan a una familia en Villa Nueva

Dos delincuentes sorprendieron a dos hermanos que lavaban una camioneta en la puerta de su casa del barrio Avenida Sur, de esa zona de Guaymallén y, tras amenazarlos con un arma de fuego, los obligaron a entrar a su vivienda.  Los ataron y se llevaron electrodomésticos en una camioneta de la familia.

Los dos jóvenes cumplían con su rol de buenos hijos. El mayor, de 20, y el menor, de 13, lavaban la lujosa camioneta 4x4 de la familia –una Nissan- en la vereda de la casa ubicada en la calle Einstein al 5.600 del barrio Avenida Sur, de Villa Nueva (Guaymallén) ayer por la tarde. Sin embargo, casi sin ser percibidos por los jóvenes, dos sujetos se les habían ido acercando de a poco, viendo la situación propensa para perpetrar el golpe.

Cuando los jóvenes se dieron cuenta, ya era tarde. Los sujetos –al menos uno de ellos armado- los redujeron y los obligaron a ingresar a la casa por el garaje, que estaba abierto de par en par y por donde uno de los delincuentes también hizo entrar la camioneta. Una vez adentro, los delincuentes ataron y encerraron a los jóvenes junto a sus padres, previo a golpearlos para que les den información sobre donde tenían guardado el dinero y los objetos de valor.

Con los dueños de casa encerrados y amordazados, los delincuentes tuvieron todo el tiempo del mundo para recorrer y revolver hasta el último rincón de la casa, recolectando todo lo que encontraron de valor –dinero y electrodomésticos- para ir ubicándolos en la caja de la camioneta que estaba en la cochera.

Dos televisores y otros electrodomésticos –entre los que se encontraba la heladera- fueron algunas de las pertenencias que conformaban el botín, que también incluyó una importante suma de dinero en efectivo –que no ha trascendido- y los celulares de la familia.

Cuando ya habían vaciado prácticamente la casa, los delincuentes –que ya habían acomodado todo lo que se iban a llevar en la Nissan- subieron a la camioneta y salieron sin alteraciones, por el mismo portón por el que habían ingresado minutos antes, aunque esta vez con la camioneta de la familia repleta de objetos.

Las víctimas, en tanto, recién pudieron darle aviso a la policía cuando uno de los hijos logró zafarse de las ataduras y dar aviso al CEO. No obstante, para cuando la policía llegó a la vivienda, ya ni habían rastros de los delincuentes.

Interviene en el episodio la Oficina Fiscal 9 de Guaymallén.
Opiniones (3)
21 de agosto de 2017 | 15:50
4
ERROR
21 de agosto de 2017 | 15:50
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. HABLAS MUY BONITO, COMO SE NOTA QUE PERTENECES A ESTE GOBIERNO, ES MAS DIRIA QUE MUY CERCA DEL MINISTERIO DE I N S E G U R I D A D
    3
  2. Desde hace un buen tiempo, algunos publicistas han notado que es más fácil leer notas que columnas editoriales. El hombre común prefiere estar entretenido que bien informado. Las noticias son chocantes y enriquecidas, porque detallan crudamente sobre asesinatos y crímenes, esto contribuye al crecimiento de la prensa amarilla. Esta prensa amarilla cautiva a una gran cantidad de lectores, y sus editores, la defienden alegando que la sociedad aguanta plácidamente seis columnas sobre los detalles de un asesinato que un escrito con el contenido más elaborado del escritor del momento. Las ventas así lo prueban y además se comprueba que el gusto del público aumenta a medida que aumenta el carácter sensacionalista de las noticias. Esto nos dice algo, la prensa ve a la gente, no como una historia que necesita ser contada, sino como una oportunidad, una oportunidad comercial. (en resumen por si no se entiende, la nota no está hecha para informar, sino para vender, que cosa, no importa, lo importante es vender)
    2
  3. Hay que avisarle a Jaque que Aguinaga tiene razòn, el delito sigue bajando.
    1
En Imágenes