Museos: la política mendocina no hace nada

El autor de esta nota presenta un panorama desolador sobre la cultura mendocina, en cuanto a lo que de conservación y promoción de museos se trata. Un muestrario detallado de un olvido histórico en las gestiones provinciales.

Este año caminamos hacia los 25 años de retorno a la democracia. En este mismo año, 2008, el ICOM, Consejo Internacional de Museos, que reúne a los trabajadores del campo institucional de todo el mundo, ha propuesto que los museos y las comunidades reflexionen y elaboren acciones sobre el lema: “Museos como agentes de cambio social y desarrollo”.

 

El lema en realidad apela a una función básica de nuestras instituciones culturales y entonces cabe preguntarse qué hemos hecho en 25 años para democratizar el acceso a los museos, promover el desarrollo art´sitico y de las ciencias, o cómo se planificaron los mensajes y acciones que realizan para comprometerse con una visión integradora de las identidades culturales que contiene nuestra sociedad y sobre todo, qué han hecho las administraciones públicas, de la provincia y de los municipios, por organizar internamente los museos, dotarlos de administrativos, investigadores y promotores socioculturales para hacer realidad tanto el lema propuesto como sus fiunciones básicas.

 

El panorama no es alentador. Desde el año 2006 los museos y sus profesionales estamos acordando principios, metodologías, esperanzas y asumiendo errores propios, bajo la forma de una RED DE MUSEOS que quiere configurar un espacio permanente de diálogo y planificación de estrategias institucionales. Pero lamentablemente, las gestiones públicas no nos acompañan con la celeridad y el convencimiento necesarios para revertir décadas de abandono o de atención mínimas.

 

Desde septiembre del año 2007 un proyecto de Ley descansa en la Cámara de Diputados mientras nuestros museos enfrentan desafíos cada vez más complejos y sus necesidades no son escuchadas en general, sobre todo en los municipios donde han sido relegados a la mayor insignificancia.

 

¿Cómo se explica esta falta de compromiso social pero sobre todo de la clase política que compone los departamentos ejecutivos de cada municipalidad con los intendentes a la cabeza y los Concejos Deliberantes de cada comunidad?

 

¿Cuál es el valor real que otorgan a la cultura y a la historia social, industrial, artística y a los recursos naturales en cada uno de sus pueblos si han abandonado en la práctica a sus museos al no dotarlos de presupuestos, de profesionales capacitados y especializados y sin cuidar los edificios y entornos naturales objetos de la puesta en valor de sus patrimonios?

 

La Provincia entrego $ 250.000 para obras en Museos y a casi un año de haberlos cobrado casi ningún Municipio los ha implementado, suponemos que el dinero aún está disponible para los fines que se entregaron…

 

Hagamos un rápido repaso de problemas puntuales para sopesar la magnitud del abandono, que bien justifican la declaración de “emergencia patrimonial” de nuestros museos:

 

Museo Moyano: filtraciones y deterioro edilicio generalizado, falta de protección perimetral, depósitos ínfimos.  

 

Museo Fader: depósito (reserva técnica) sin terminar de construir por fallas estructurales.

 

Museo Arqueológico Fac. Filosofía y Letras: en un espacio inadecuado, con filtraciones y humedad permanente.

 

Museo de Arte Moderno: filtraciones de humedad, reserva técnica sin terminar, accesos por escaleras inadecuadas.

 

Museo del Área Fundacional: hundimiento de pisos, fracturas de vidrios y paredes, discontinuidad de proyecto arqueológico.

 

Museo del Pasado Cuyano: desmejoramiento edilicio general, hundimientos, falta de personal;

 

Museo de Arte (MUA): sin sede específica, colecciones de arte por pasillos y otros edificios.  

 

Museo de Ciencias Naturales de Alvear: sin espacio físico adecuado ni personal.

 

Museo de Historia Natural de San Rafael: robos continuos, jardín botánico abandonado, intrusión de puestos de ventas en su frente, techos con filtraciones, falta de espacio.

 

Muestra del Pasado Sanrafaelino: reducida al mínimo de espacio expositivo por habilitación de oficinas de Rentas e Informática, patrimonio de la comunidad en riesgo.

 

Museo de Bellas Artes de San Rafael: cerrado por investigación judicial, sin personal.

 

Casa de Burgos: dos años haciendo reparaciones edilicias, robos de patrimonio.

 

Se perdieron en estos años el proyecto Eureka, el Museo Mineralógico Tellechea, el Museo de Rivadavia está embalado sin sede; el Museo Americanista de Luján no tiene sede propia ni equipos técnicos, el EcoMuseo de Maipú fue desmantelado.

 

La gran mayoría presenta falencias en sus exposiciones, anticuadas, sin calidad para una experiencia educativa ni valor para un turista que pueda generar nuevas visitas y venta de servicios culturales que ayuden a su sostenimiento (cursos, libros, recuerdos, etcétera).

 

Todo esto a vuelo de la memoria, sin mencionar aún en los museos que presentan mejor diagnóstico, las falencias en medidas de seguridad y la generalizada pauperización de salarios de quienes trabajan allí, el abandono de personas y el maltrato, la falta de estímulo e integración a otras políticas educativas, sociales y turísticas.

 

Sume al guiso indigesto que detallamos el desperdicio permanente de capacitación de profesionales que no podrán acceder nunca a un cargo administrativo o técnico, porque ningún municipio ni la provincia crea los cargos necesarios ni los cubre por Concurso, favoreciendo directamente el abandono, cuando no el amiguismo y el favor de campaña en detrimento directo del patrimonio cultural.

 

Municipios como Guaymallén, Godoy Cruz, Las Heras, no poseen unidades museológicas o las tienen en mínimas condiciones de servicio,  zonas como el Este y el valle de Uco con casi nula representación de sus historias colectivas en instituciones museales que promuevan el acceso al patrimonio y diálogo intergeneracional e inter cultural, contribuyendo a democratizar nuestra visión de la historia provincial.

 

¿Hace falta detallar más la incongruencia que muestra la promoción de los valores sociales y culturales y el turismo interno como motores básicos de desarrollo para tener dispuestos espacios y recursos humanos con la dignidad y la profesionalidad que merecen?

 

¿No estarán bordeando las autoridades en su abandono e inconducta el delito contra el patrimonio público que representan esas colecciones de bienes culturales abandonados en depósitos absurdos o simplemente negándose a otorgar presupuestos y planes de acción a los museos ya establecidos?

 

Las leyes nacionales y algunas provinciales tipifican claramente el delito contra el patrimonio arqueológico y el paleontológico, entonces, ¿hará falta que alguien proceda a formular la denuncia contra los responsables institucionales de este abandono para que la situación empiece a cambiar?

 

¿Por qué la política mendocina a contrapelo de lo hecho en Neuquén, Buenos Aires o Patagonia, por citar unos casos, desprecia el valor añadido a una promesa de campaña como lo constituiría hacer real una auténtica política cultural a escala local que promueva e invierta en el conocimiento y acceso a nuestros bienes naturales y culturales y ponerlos al servicio de la educación pública, la recreación, la promoción del arte,  la ciencia y la técnica?

 

¿No tendrían acaso una mejora de opciones para el turismo? ¿No es su obligación ofrecer a sus ciudadanos los espacios de ejercicio del derecho a la cultura?

 

Bien, todo eso se hace en países y sociedades más organizadas y justas con inversión pública, privada y la colaboración de la comunidad. Pero el Estado provincial y cada Municipio deben dar el primer paso. A los lectores les propongo que cada uno se interese por el museo que tiene en su pueblo, participe en formar la “Asociación de Amigos del Museo” y haga oír su voz de ciudadano porque nuestros propios dirigentes le han dado la espalda al cuidado de la memoria social y las historias de nuestras familias.

 

Usted no acepta que no haya enfermeros y médicos capacitados, insumos y buena atención en un centro de salud u hospital para preservar su vida personal. Entonces, ¿por qué acepta que los museos no tengan edificios en condiciones, buenos administradores, insumos, investigadores y comunicadores del patrimonio social que preservarán la vida de nuestras identidades sociales?

 

¿Por qué acepta que no lo atiendan bien, que no haya baños públicos adecuados ni folletería ni libros de calidad en los museos ni acciones que promuevan inteligencia, sensibilidad y respeto en nuestros niños?

 

¿Por qué aceptamos que no nos permitan cuidar nuestro pasado y ejercer el derecho de conocernos a nosotros mismos en instituciones bien organizadas pagadas con los impuestos de todos?

 

¿Por qué hemos dejado algo tan importante en manos de la política que ignora nuestra cultura?

 

¿Qué sentís?
1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%1%Satisfacción1%Esperanza1%Bronca1%Tristeza1%Incertidumbre1%Indiferencia
Opiniones (17)
5 de Diciembre de 2016|17:34
18
ERROR
5 de Diciembre de 2016|17:34
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. ¿Cuáles son las leyes nacionales y provinciales que tipifican el delito contra el patrimonio arqueológico y el paleontológico? Y sobre el delito contra el patrimonio cultural en general, ¿existen leyes? Se necesitaría saber cuáles son y qué dicen. Aunque esto es de larga data, quizá, como dice el Museólogo Rubén Romani; "haga falta que alguien proceda a formular la denuncia contra los responsables institucionales de este abandono para que la situación empiece a cambiar". Lucía Bourguet, Liliana Buttini y María Elena Nanclares
    17
  2. Sabiendo el rico y frondoso patrimonio tangible e intangible que se esta perdido por la ineficacia y desinterés de los que detentan el poder y no prestan atención a los valores que la sociedad demanda de ellos que son la salvaguarda de costumbres y tradicones que hicieron grande a esta provincia a través de su historia y también la falta de personal idóneo para gestionar acciones y actividades culturales.
    16
  3. La sangre e inquietudes fundamentales me ligan al autor y encuentro una descripción sincera, amargamente sincera, de la condición agonizante de todos los aspectos de nuestra cultura en pos de ganar algún puestito en la tribuna de la globalización, por supuesto, al servicio de los intereses económicos e ideológicos que continúan carcomiendo desde las raíces nuestro ser nacional, el patrimonio que nos identifica en estos lares como argentinos y en particular mendocinos y más aún, mendocinos del sur. En rigor, hace décadas que se ha perdido el rumbo por no estar en contacto con la realidad y la verdad del pasado, incluso en las cuestiones discutibles, pero nuestras, esencialmente propias. El último suceso sangriento bajo el vuelo del helicóptero que se llevaba a De La Rúa, provocó una reacción, cuasi comparable a la del "campo" en los últimos días, a partir de la cual nos atreveríamos a dar un paso cualitativo par el cambio en las responsabilidades ciudadanas y políticas. Sn embargo, la llegada de unos cuantos miles de dólares y el vasallaje ideológico cajoneó la reformaisntitucional de la representatividad de los argentinos. De nuevo la conspiración de la clase política contra los intereces dela Nación... y así seguimos. No habrá mesa en serio para las cosas serias pues todas están en la mesa de los negocios, los ideales se han reemplazado por los intereses. Los ciudadanos, hombres y mujeres, vecinos de nuestros pueblos y ciudades, organizados, con conciencia de este proceso degradante del hipermodernismo que ya nos asfixia, quienes realmente cosntituímos y damos vida al tejido social, a pesar del artificio partidario, somos el último recurso para el rescate de todo lo que concierne a nuestra cultura. No en vano, el autor de la nota, pide nuestra movilizción a abrazar el musseo de nuestra comunidad y a través de sus interrogantes, no sólo se eleva la factura a los dirigentes, sino también nos interroga en nuestra pasividad, en nuestra indolencia y nuestra irresponsabilidad como ciudadanos en la defensa, protección y producción de la cultura. Yo le felicito más allá de los lazos inmortales que nos unen.
    15
  4. Rubén El año pasado tuve la oportunidad de visitar el Museo del Area Funndacional junto con el curso de mi hija (4° año nivel primario) y mi esposa docente Esc. Normal Ciudad, y realmente salí impactado incluso me generó el interes de investigar sobre el terremoto del 1.861 de Mendoza, y hoy me duele enterarme que no han continuado con los proyectos arqueológicos como se habían previsto.
    14
  5. En noviembre estuve visitando San Rafael. No podía creer que la hermosa exposición del Centenario, que reunió tantas cosas bellas aportadas por los mismos sanrafaelinos, hubiera sido aperchada para hacer espacio ¡a la oficina de rentas municipales! Después fui al Museo de Historia Natural; me partió el alma ver el estado en que está, más allá de los esfuerzos de su Director y su personal. Por último, me acerqué a ver los restos del fuerte, en la Villa 25 de Mayo. "¿Te gustó?", me preguntó la guía. ¡Me dolió como una herida abierta! El abandono es total. 48 horas en San Rafael y la desazón dura hasta hoy. La razón por la que me rebasan la impotencia y el dolor es que he podido palpar el valor incalculable de los museos como herramientas favorecedoras de los aprendizajes. Siempre los visité con mis alumnos y alumnas. Y siempre lo que aprendieron, lo que se motivaron para continuar investigando, lo que DISFRUTARON al entrar en contacto con partes de las culturas de la sociedad en que viven, superó ampliamente las expectativas. Por eso, estoy convencida que deben potenciarse como dinamizadores del proceso de apropiación de las culturas por parte de las personas que integran una comunidad, porque favorecen el desarrollo de los sentimientos de pertenencia al grupo social, a la afirmaciónde las identidades, a la confrontación positiva con lo diferente permitiendo conocerlo y aceptarlo. Un museo es un diamante, una joya que embellece la ciudad, pero también es una filosa herramienta que permite cortar las corazas de indiferencia y desinterés de las chicas y los chicos, los estereotipos y prejuicios. Son pocas las herramientas útiles en ese sentido, no podemos darnos el lujo de desperdiciarlas o permanecer indiferentes. Es hora de que, individualmente y como sociedad, hagamos algo más que quejarnos del abandono y la devastación de nuestros patrimonios culturales. Es hora de que demandandemos fuerte y decididamente a nuestros representantes por políticas urgentes y positivas hacia el sector. Entre tantas emergencias, exijamos la declaración de la emergencia del patrimonio cultural y la inmediata implementación de las acciones remediales necesarias, con la inversión que haga falta. Luego de esa emergencia, donde debería incluirse la sanción de la ley de museos, que la cultura sea una política de Estado, como la seguridad, como la educación.
    13
  6. Es lamentable el estado de nuestros patrimonios culturales!!La cultura se esta dejando de lado siendo que , precisamente es nuestro mayor PATRIMONIO. Ya la gente no lee, ni aprecia, los libros , las bibliotecas , los museos, y aunque asista a exposiciones de artes plásicas NO MIRAN VERDADERAMENTE las obras expuestas. Luchemos POR UN PAÍS MAS CULTO!!!
    12
  7. La cultura como arte, es amor, es belleza del alma, es un gozo espiritual y mental que te embriaga los pensamientos y cultiva tu intelecto, entra por los ojos, recorre tu mente y cuerpo y sale como un suspiro. Los políticos, miran sin ver, escuchan sin oír. Da rabia, indignación, tanta pobreza y desamor que ejercen todos los funcionarios que deberían de haberse ocupado para los fines que fueron designados. Yo te comprendo, Rubén. Sé que eres luchador y que lo seguirás siendo aunque todos tus reclamos se traspapelan o cajonean. Estos señores ¿qué mirarán cuando van a un Museo? ¡porque te repito, ellos no ven¡....¡¡¡¡¿¿¿¿tan bajo es el presupuesto para cultura????¡¡¡¡ Porque me supongo que proyectos y promesas presentaron, en fin.....¡¡¡¡¡CUENTA CONMIGO¡¡¡¡¡
    11
  8. Nuestros pobres y vapuleados museos siempre han sufrido estos avatares. Hace años, estando a la cabeza del taller de restauración de pintura de caballete del museo de Luján vi las remesas de dinero que llegaban para mi taller desviarse a otras áreas más visibles y tuve que abandonar mi puesto, vencida por la corrupción y la indiferencia hacia la preservación de nuestro acervo. Nada nuevo bajo el sol.
    10
  9. En 2006, el CRICYT-CONICET donó los fondos del Museo Mineralógico "Prof. Manuel Tellechea" a la Provincia de Mendoza. A partir de esa fecha, el Museo "Juan Cornelio Moyano" se hizo cargo de la gestión de esta Colección, para ordenarla y proveerle un adecuado ambiente de conservación, tarea que continúa actualmente. Esta trabajo se está realizando también gracias a la colaboración económica del CRICYT. Lic. Susana Devincenzi. A cargo de la Colección de Geología del Museo de Ciencias Naturales y Antropológicas "Juan Cornelio Moyano"
    9
  10. Justamente fui yo quien matizo los comentarios generalizados y debo decirte Horacio que realmente te felicito por los cambios que hayas logrado en tan poco tiempo. La sensibilidad institucional no debería cambiar una situación de "hundimiento" de pìsos en partes del edificio por un "simple paso del tiempo", si así es entonces enhorabuena. Pero entiendo que cada uno defiende lo que ama y debo sorprenderme gratamente por tu planta de personal. Sin dudas se trata de una excepción y me disculpo si generalicé sobre lo arqueológico. Me refería a lo específico del museo como "museo de sitio" en donde, es una opinión personal, el acento no está aún dado rotundamente en esa tipología. La imagen de la nota la colocó el diario y el epígrafe se entresaca de mi texto, lo cual puede molestar porque se puntualiza en tu espacio, pero esa no es la intención. Lo que esperamos es que aportes entonces desde tu bienestar institucional al malestar generalizado del resto de los espacios y pongas en valor el subsidio que esa Municipalidad cobró en el 2007 y podamos juntos fortalecer el sector y no re editar oposiciones Ciudad-Provincia que tanto daño han hecho en el pasado cultural. Cordialmente,
    8
En Imágenes
Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
28 de Noviembre de 2016
Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016