Deportes

El deporte, entre el presente y los desafíos para dar el salto de calidad que necesita

Representantes de las diferentes realidades del deporte de la provincia opinaron y cambiaron puntos de vista sobre el presente de la actividad, las deudas y lo que se necesita para ser la gran plaza del oeste argentino.

Es muy complejo abarcar todas las aristas que conforman ese conjunto de realidades al que llamamos deporte mendocino. En un mismo concepto conviven miles de situaciones. Fue por eso que en MDZ decidimos convocar a  personalidades de nuestra provincia que fueran representativas de cada sector del deporte.

Llamamos al Secretario de Deportes de la provincia, Marcelo Locamuz; al ex Puma y entrenador de rugby, Federico Méndez, para que sume su admirable experiencia en la elite; al basquetbolista Andrés Berman, como ejemplo de los deportistas que se involucran y quieren generar un cambio; y a Rubén Gutiérrez y Ramón Álvarez, hombres imprescindibles que trabajan en el deporte social y hacen que cientos de pibes tengan un futuro en la vida y no un presente en la esquina. También fue convocado el presidente de Godoy Cruz, Mario Contreras, como símbolo de la dirigencia mendocina, pero estuvo ausente con aviso.

Así, pusimos en la mesa de Gio Bar dos ejes fundamentales que hacen al cambio de época que se propone desde este medio: cómo está el deporte mendocino y qué se necesita para mejorarlo, y que esa mejora ayude al crecimiento de la provincia.





Entre el presente y las necesidades del deporte social

¿Cómo ven el deporte mendocino en la actualidad?

Méndez: “Es difícil hablar del deporte en general. Hay muchos deportes y todos son importantes. Hay muy buen desarrollo deportivo, pero todo lo que se pueda mejorar, será bienvenido. Sobre todo en el aspecto de darle acceso al deporte a todos. Es fundamental la inclusión y el desarrollo de los chicos a través del deporte. Es lo más sano para sacar a los chicos de la delincuencia, de las drogas, para tener una mejor formación física, mental, de salud. Con cualquier deporte”.

Locamuz: “El deporte mendocino va creciendo. Son procesos. Hay que darle tiempo. No por eso hay que dormirse y no apoyar. Lo que pasa es que si apoyás sólo a los deportistas de elite y dejás de lado la base, es un error. Hay que trabajar a largo plazo, apoyando a las bases, a las instituciones intermedias y comprometiendo al empresariado mendocino, que creo que está dormido. Hay que apuntar a la base, sin descuidar lo intermedio y apoyar con gestión y con el privado al deportista de elite. Esa es la política de nuestro gobernador”.


Marcelo, ¿qué papel cumple el deporte social en tu gestión?

Locamuz: “Estamos convencidos de que el deporte social es la herramienta más directa para el desarrollo de una persona. No la mejor, la más directa. La mejor es la educación, la familia. Sirve para sacar a los chicos, no sólo de la delincuencia, de la droga, si no también de la computación, que los ha alejado tanto de la práctica del deporte. El eje central de la gestión es el deporte social, porque esa es la base para todo el desarrollo. Hemos lanzado programas sociales y en estos programas trabajamos con los 18 municipios. Los directores de deportes tienen que conocer sus terrenos, bajar los fondos a sus municipios y que sean los municipios los que llevan adelante todo, con el control de la Secretaría. Es una forma muy directa de que se llegue a donde más se lo necesita

Y eso se tiene que complementar con las otras patas que hacen al deporte en su conjunto.

Locamuz: “Claro, otra parte importante también es el deporte organizado, federado. Acá he visto un cambio. Hay dirigentes más jóvenes que se preocupan y se empiezan a involucrar. Hay dirigentes nuevos que se meten en sus federaciones, que han estado dirigidas mal o bien por años por los mismos dirigentes. Eso es muy bueno.

Hay federaciones que están muy bien, que avanzan, que tienen también apoyo de a nivel nacional y están saneadas en lo económico. Pero también hay otras que se han quedado en el tiempo. Todas tienen sus problemas, claro. Hay que apoyarlas a todos.

Marcelo Locamuz, secretaria de Deportes de la provincia.

Los municipios también toman parte de este deporte federado. A la larga termina siendo un inconveniente. Porque eso es algo que hay que continuarlo en el tiempo y se complica. Por eso es tan importante la función de los clubes para sostener a esos chicos. 

Después de lo federativo, tenemos lo que vende: el deportista de elite. Son los que trascienden. Hay muchas individualidades, no sólo en Mendoza. Es algo característico del deportista argentino. Mendoza está creciendo como provincia y no podemos no crecer a la par en ese sentido”.

¿Y ustedes, Rubén y Ramón, desde el deporte social qué pueden decir al respecto?

Gutiérrez: “Nosotros vivimos una realidad muy diferente. Somos amateurs. Trabajamos socialmente en el barrio. Pertenecemos al club Peñarol y Villa Marini, en Godoy Cruz. Participamos en una agrupación de fútbol amateurs. Falencias tenemos un montón. Una vez nos dieron un curso técnicos y profesores. Con diapositivas, filminas, todo. Cuando terminó el curso todos se explayaron sobre sus experiencias. Pero claro, ellos trabajaban todos en cancha de césped, con material moderno. Yo llevo cuarenta años con el fútbol infantil y nunca vi canchas como en las que juegan los niños nuestros ahora en Godoy Cruz. Son de piedra. Nosotros pedimos mejores condiciones.

El Yapa Gutiérrez ha dedicado su vida al deporte social.

Siempre estuvimos en el predio del hospital de Carmen. Ahora nos han corrido. Lo primero por lo que peleamos son las condiciones. Jugamos en canchas malísimas y los chicos no tienen sanitarios. Tenemos que cambiar las condiciones.

Nos hemos cansado de escuchar sobre la contención para chicos y para jóvenes. ¿Pero quién hace algo para eso? Nosotros hacemos lo que podemos a todo pulmón, pero a veces no alcanza”.

Locamuz: “Es mucho lo que se está haciendo a nivel social. Hay mucha gente en eso. Se nos hace difícil poder llegar. Además, tengo que ser muy respetuoso de cada municipio. A mí no me gusta que se me metan por la ventana a mi casa. Yo no me voy a meter por la ventana, tampoco. Pero es real que las condiciones en las que ustedes enseñan no son las ideales. Pero saquemos lo positivo: están ustedes y en esa cancha hay chicos que podrían estar en otro lado haciendo cualquier otra cosa. Y está muy bien y es entendible lo que piden. He transitado muchos barrios en este tiempo y las necesidades no dejan nunca de aparecer. Tapás un pozo y aparecen tres. Pero es bueno tapar ese pozo y que aparezcan otros tres porque eso quiere decir que hay más gente haciendo actividad deportiva. Pero es cierto, las necesidades en el terreno son muchísimas”.

¿Los chicos se siguen acercando al deporte como hace veinte años?

Gutiérrez: “Es muy complicado traer a los chicos ahora. Y ojo, que nosotros somos un barrio futbolero. Ahora, lamentablemente, con todo este tema del ciber, de los jueguitos, dejan de participar. Y lo más lamentable es que se están acabando los talentosos. Todos corren”.



Invertir en deporte para ahorrar en salud y la idea de involucrarse como única manera de cambio

¿Qué se puede hacer para mejorar el deporte de la provincia?

Méndez: “Hay mil cosas que se pueden hacer. Se puede mejorar la infraestructura, la organización, la competencia interna. El deporte no es sólo la camiseta y la pelota. También es la nutrición, los estudios médicos que se necesitan, la formación de personas”.

Gutiérrez: “Nosotros jugamos un campeonato en el que hay mil novecientos chicos en actividad. Y esos chicos no son revisados. Hemos formado con otros dirigentes una comisión de salud y vamos a hacer un fondo. Uno nunca puede saber qué le puede pasar a un chico”.

Méndez: “Hay un tema clave: la revisación previa a la práctica de una actividad deportiva. En el rugby hemos mejorado eso. Además, porque así detectás otro tipo de enfermedades también. En países como Australia, Sudáfrica e Inglaterra se invierte muchísimo en deporte para ahorrar en salud. En las partidas presupuestarias se le pone mucho al deporte para ahorrar en salud a nivel gubernamental. Los chicos están sólo el treinta por ciento del tiempo haciendo actividad académica. El resto del tiempo son actividades deportivas. Es fantástica esa educación, pero estamos lejos. ¿Cuánto te sale hacer una cancha de básquet, de fútbol, en un barrio? No sale nada. Y eso genera un montón de cosas positivas para los chicos.

Federico Méndez, un deportista de elite, orgullo de Mendoza.

En Australia una vez leí un estudio muy interesante. Estaba hecho el análisis profesional de por qué y cuánto ahorrabas invirtiendo en deporte. Por ejemplo, vos invertís diez en deporte y te ahorrabas quince o veinte en salud”.

Locamuz: “Se necesita de una dirigencia abierta, el apoyo del gobierno y el apoyo del empresariado para apoyar a los deportistas. Hay que preparar a los dirigentes de las distintas federaciones para saber vender lo que tenemos. En algunos casos no es poca cosa. Tenemos que ser la mejor provincia, hay que apuntarle a eso. Los mendocinos nos la tenemos que creer.

Hoy podemos organizar cualquier evento deportivo. No sólo por infraestructura, capacidad hotelera, gastronómica, turística, si no también porque tenemos capacidad organizativa en muchos deportes”.

Méndez: “Sería bueno tratar de hacer algo entre todos en el deporte de Mendoza. Hacer alguna campaña para la cual me ofrezco y así aportar a ese tipo de cosas. Acercar a las empresas, buscar alguna forma de no depender sólo del presupuesto que el Gobierno le asigna a deportes. No va a salir más de donde no hay”.

Berman: “Nosotros entendimos que nos teníamos que involucrar. Tengo 27 años, yo quiero ser jugador. Yo no quiero ser dirigente a los 27 años. Pero entendí que si no me involucraba, el básquet, en Mendoza, en muy poco tiempo iba a terminar siendo el básquet de San Juan, que no tiene competencia a nivel nacional, no tiene equipos representativos. Entendimos que la mejor manera de cambiar las cosas era involucrarnos. Después, si se gana o se pierde, es otro tema. Pero sí ya generamos un cambio, gente nueva, algo. No es tanto la culpa del que está, sino del que no se involucra”.

Andy Berman, un joven que quiere cambiar el presente del básquetbol local.

Marcelo, ¿qué se está haciendo a nivel infraestructura para mejorar el deporte?

Locamuz: “Estamos construyendo lo que va a ser una de las mejores pistas de atletismo del país. Es el deporte madre. Nos merecemos que tengan la infraestructura necesaria. También hay un proyecto de un polideportivo de doce mil personas, con gimnasio, todo”.

Lo que deja –o debería dejar– el deporte espectáculo

¿El deporte espectáculo es una buena herramienta para el crecimiento o sólo se queda en el espectáculo?

Méndez: “Lo de Los Pumas ya es un éxito. Por ejemplo, me contactó gente de Dubai, que quiere venir a ver el partido. Es gente que quiere venir a Mendoza, que aprovechan el partido y son inversores”.

Locamuz: “Estos espectáculos, Pumas, Dakar, selección de fútbol, Copa Davis o Del Potro, si se da, es la apertura de Mendoza al mundo. En lo turístico, estos espectáculos les dejan muchísima plata a la provincia. El Dakar le dejó 38 millones de pesos a Mendoza. En Uspallata la gente me paraba y me decía que el Dakar venga el año que viene.

El partido de los Pumas es una muy buena decisión a nivel turístico, comercial. Pero si yo, en lo deportivo, no lo aprovecho, no sirve. Tenemos que aprovechar estos espectáculos. La Unión de Rugby de Cuyo tiene que salir fortalecida en lo deportivo, si no a mí no me sirve de nada”.



Berman: “A nosotros, en el básquetbol nos ha pasado que han traído muchos eventos internacionales y al básquet de Mendoza no le ha dejado nada. No le ha servido para nada. En infraestructura, los clubes han hecho el piso flotante como han podido. Hay clubes que todavía juegan en baldosa. Estos eventos internacionales le tienen que dejar al deporte local, si no, no sirve”.

Locamuz: “Claro, si el Súper Cuatro que traemos no le deja algo a la federación, no sirve. A la federación y a los clubes. Desde la comunicación, técnicos, capacitación. No sólo deja en lo turístico y en lo comercial, deja mucho en lo deportivo”.

Berman: “Ese tipo de eventos tiene que generar que muchos chicos se sumen a la práctica del deporte. Eso es lo principal”.

Méndez: “Claro, el objetivo principal y la ganancia más grande de las federaciones con estos espectáculos es que se sumen chicos al deporte de uno”.

Berman: “Tal cual. Yo presenté un proyecto en la municipalidad de Capital, que tiene que ver mucho con la inclusión social. Hicimos un equipo de primera altamente competitivo, porque es el reflejo para los más chicos. A partir de ese equipo ya tenemos 200 chicos jugando, de los cuales 70 chicos son del barrio La Favorita. Son chicos que tienen 17 o 18 años. En vez de estar en la calle, están jugando al básquet”.

Locamuz: “Lograste el objetivo”.

Berman: “Bueno, fijate lo que es la mentalidad de los dirigentes del básquet de Mendoza. Como teníamos un equipo sumamente competitivo no quisieron que entráramos a jugar. Tuvimos muchos conflictos. Llegamos a una votación para ver si podíamos jugar a o no. Ganamos la votación 12 a 11. Detrás de eso había 200 pibes que se sumaban a la práctica del básquet”.

Méndez: “Pasa en el deporte argentino en general. El dirigente está muy divorciado con la realidad del juego”.

Locamuz: “Pasa en muchos deportes. Muchos dicen ‘es imposible entrar’. Bueno, pero algo hay que hacer. O de última, morir en el intento. Hay que acercarse. Hay dirigentes que están mal vistos porque llevan treinta años en el mismo lugar, pero son los únicos que les ponen las ganas para estar ahí. Hay que involucrarse más. Hay que meterse. Veo un recambio y eso es muy positivo”. 

Producción: Ariel Fernández y Facundo Dimaria.
Textos: Gustavo Salinas y Gonzalo Ruiz.

Opiniones (2)
14 de diciembre de 2017 | 17:22
3
ERROR
14 de diciembre de 2017 | 17:22
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Alguna vez vamos tener que pensar en grande y darle a los chicos la importancia que le dan los países desarrollados a las disciplinas deportivas. He visto gran cantidad de chicos que abandonan por que en los colegios no se les da la importancia que correspondería, por ejemplo: hacer un cambio de turno, hacerlos participar en clases de gimnasia donde le hacen correr 50mts y se pierden entrenamientos de dos horas. Por favor ministro Locamuz haga algo para tener mas chicos deportistas y con sanas costumbres.
    2
  2. Todas las opiniones son valederas e importantes pero se olvidaron de los deportistas seniors que necesitan contención para una mejor calidad de vida. Los de más de 40 y ni hablar de los 50 y 60 años no existen políticas públicas para ayudar a mejorar y organizar a los mismos.
    1
En Imágenes
Leopardo al acecho
7 de Diciembre de 2017
Leopardo al acecho