Deportes

En Avellaneda, Independiente igualó con Unión

El Rojo empató sin goles con el Tatengue en uno de los duelos válidos por la decimosexta jornada del torneo Clausura de fútbol. Con este resultado, el conjunto que dirige Cristian Díaz lleva cuatro encuentros sin conseguir victorias.

Uno necesitaba cortar una hemorragia que sangraba desde hace tres semanas. El otro pretendía alejarse un poco más de la zona de Promoción. En un duelo de urgencias, Independiente y Unión empataron sin goles en Avellaneda y no pudieron cumplir sus respectivos objetivos. El Diablo sintió amargura porque buscó más y no tuvo éxito, mientras que el Tatengue lamentó no haber aprovechado las chances claras de gol.

El Rojo archivó el doble nueve para rearmar el 4-2-3-1 que mejor resultados le dio en el año. Fredes, en su retorno luego de un desgarro, era la esperanza en la conducción. La propuesta ofensiva del local fue saludable en la teoría, con toques y combinaciones, aunque fue muy difícil de poner en marcha por la intensa presión del Tatengue. Los de Kudelka taparon los caminos y ensuciaron el circuito planeado por Díaz.

Fiel a su estilo, Unión optó por contragolpear desde su 4-4-1-1 y dependió demasiado de Rosales a la hora de atacar. Precisamente, el enlace exigió a Gabbarini con un tiro a colocar a los 18. Pero hubo demasiado pelotazo para Barrales, que ganó poco de arriba ante los centrales. El negocio, muy poco explotado, estaba en las espaldas de los laterales del Rojo, que se adelantaban y dejaban espacios peligrosos en el retroceso.

Con el despliegue de Monserrat y el coraje de Tuzzio, Independiente terminó mejor el primer tiempo. Lo más destacable siempre llegó por la franja derecha, cuando el juvenil y el experimentado se asociaron con el intermitente Villafáñez. Fredes y Pellerano (dos remates desde fuera del área) intervinieron menos de lo ideal por el pressing del mediocampo visitante, mientras que el cable de conexión con Farías estuvo pelado.

En el amanecer del complemento, Independiente optó por tomar más riesgos y Unión se relamió en las réplicas. Barrales se destapó y tuvo cuatro chances de gol en los primeros 17 minutos, a merced de las fallas defensivas. El Rojo, a pesar de los tirones de oreja, mantuvo su postura y lamentó las malas decisiones de Patito (se cerró y traslado mucho) y Fredes (muy irregular). Así, se hizo complicado molestar seriamente a Limia.

La temática se profundizó a partir de los 20, porque el anfitrión presionó aún más arriba y fue a todo o nada. Vidal entró para enviarle centros a Farías, Fredes levantó un poco el nivel y Monserrat derrochó energía. Atrás, Tuzzio y los centrales debieron bancar la parada ante un Tatengue que hirió cuando Velázquez trepó por la izquierda. A los 31, Parra reemplazó al Patito para reforzar la búsqueda. Pero no hubo ideas.

En la recta final, el encuentro cayó en un pozo por la falta de creatividad de uno y la especulación del otro. Independiente gobernó con el balón, aunque se repitió con centros inocuos que Farías nunca pudo atrapar. En cambio, Unión (tiene tres puntos más que Rafaela y San Martín, ambos en Promoción) resignó la tenencia innecesaria y, con mayor practicidad, estuvo más cerca de gritar en el Libertadores de América.

Opiniones (0)
25 de septiembre de 2017 | 13:38
1
ERROR
25 de septiembre de 2017 | 13:38
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'
    20 de Septiembre de 2017
    Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'