Basura electrónica: el 2% de sus componentes es "peligroso

A fines de 2008, los argentinos habrán producido 100 mil toneladas de residuos procedentes de artículos electrónicos, que serán contaminantes para el ambiente y para las personas porque no son biodegradables.

La Secretaría de Medio Ambiente informó que el 2% de las 100 mil toneladas de basura electrónica que anualmente producen los argentinos es "peligroso", y que "aún no encuentran una disposición final ambientalmente sustentable".

"Los argentinos estamos consumiendo cada vez más elementos que tienen que ver con la electrónica, que al final de su ciclo de vida útil, se convierten en basura electrónica y muchos de ellos en residuos peligrosos", advirtió la titular de la cartera medioambiental, Romina Picolotti.

Desde el organismo gubernamental recordaron que, actualmente, la Argentina genera 2,5 kilos anuales de basura electrónica por habitante, frente a los 300 kilos de residuos domiciliarios.

Sin embargo, a diferencia del resto de los residuos domésticos o de oficina, en la basura electrónica, además de materiales reciclables existe un 2 por ciento de componentes peligrosos regulados por Ley Nacional de Residuos Peligrosos.

Según datos de la cartera de Picolotti, a fines de 2008 los argentinos habrán generado "más de 100.000 toneladas de residuos electrónicos que aún no encuentran una disposición final ambientalmente sustentable".

Entre los residuos de uso más frecuente, se encuentran tanto los equipos de informática y telecomunicaciones (IT), como los llamados de "línea blanca" (electrodomésticos), "línea gris" (equipos de audio y video) y "línea marrón" (televisores).

Si bien Argentina genera un bajo porcentaje de estos residuos en relación a países como Suiza (10 kg/hab/año), o Estados Unidos (6 kg/hab/año), estas cifras se encuentran en permanente crecimiento gracias al "abaratamiento de costos, la velocidad de recambio tecnológico y el diseño productivo".

Aparatos que durante su vida útil no representan riesgo, al ser desechados en basurales pueden "liberarse, reaccionar con el agua o con la materia orgánica existente en los basurales y filtrar sus componentes tóxicos a través del suelo, hacia las fuentes de aguas superficiales y subterráneas".

Desde la cartera sanitaria se informó que, "debido a su carácter no biodegradable, estos desechos atentan contra el ambiente y la salud de los seres vivos".

En este sentido, se indicó que "investigaciones científicas han demostrado que el plomo genera daños en los riñones, produce anemia y altera el sistema nervioso, entre otras patologías, y el cadmio puede afectar diferentes órganos como el corazón, pulmones, riñones, y los huesos, por sólo mencionar algunos de los riesgos".

Al respecto, se indicó que "si la Argentina no comienza a restringir los contaminantes, estará inhabilitada para exportar equipos electrónicos o aparatos que los contengan, desde telefonía, electrodomésticos e informática hasta automotores".
Opiniones (0)
20 de septiembre de 2017 | 10:36
1
ERROR
20 de septiembre de 2017 | 10:36
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes