Libertad, igualdad, integración social y Patria Grande

El historiador Pablo Camogli reflexiona sobre el 25 de Mayo y su significación a futuro. "A 202 años del estallido revolucionario en el ámbito rioplatense, resulta fundamental identificarnos como colectivo social protagonista del pasado y realizador del presente", sostiene.

Para pensar y celebrar el 25 de mayo tenemos dos opciones. Podemos hacerlo a la vieja usanza educativa, evocando esa imagen estática de un Cabildo de Buenos Aires rodeado de paraguas, o podemos hacerlo desde una mirada renovadora, en donde la historia se transformar en algo dinámico y en una obra colectiva de constante construcción social.

Así como la revolución no surgió el 25 de mayo, sino que se fue gestando en un largo proceso de acumulación política y social iniciado por los sectores populares a mediados del siglo XVIII, la Argentina tampoco nació aquel día. Lo que surgió el 25 de mayo es el proceso que desembocará, luego de sinuoso transitar, en la Nación Argentina. Ese transcurso histórico sigue abierto y perdura en la actualidad, ratificando el carácter dinámico de la historia.

Sólo con esta mirada es que la Revolución de Mayo se carga de sentido y se transforma en algo inteligible para todos, ya que nos permite descubrirnos en ese pasado. En definitiva, se trata de establecer un puente entre pasado y presente, única forma de transformar en algo vívido los principales acontecimientos de nuestra historia.

Por ese puente transitan los próceres de Mayo hacia la actualidad, cargados de ideales y enarbolando las banderas de aquella gesta: libertad, igualdad, integración social y Patria Grande. A 202 años del estallido revolucionario en el ámbito rioplatense, resulta fundamental identificarnos como colectivo social protagonista del pasado y realizador del presente. Esa es la única alternativa para que los festejos por la Revolución de Mayo no se vuelvan algo estático y vacío, apenas una sumatoria de escarapelas y canciones patrias.

Los desafíos que afrontaron los revolucionario de 1810, son los desafíos que afrontamos en la actualidad como sociedad. Libertad, igualdad, integración social y Patria Grande son tareas de una actualidad notable y la mejor forma de reivindicar y de homenajear a los Belgrano, Moreno y Castelli, es colocando bien en alto estas banderas para que pronto sean una realidad efectiva en la Argentina y la región.

Pablo Camogli, especial para MDZ Online

Opiniones (0)
10 de Diciembre de 2016|07:49
1
ERROR
10 de Diciembre de 2016|07:49
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    15 fotos de la selección del año de National Geographic
    8 de Diciembre de 2016
    15 fotos de la selección del año de National Geographic