Miyamoto, creador de Super Mario, galardonado con el Príncipe de Asturias

Es la primera vez que el premio recae en un desarrollador de ocio electrónico. El japonés está considerado como el creador más importante del sector. Entre los nominados estaban los humoristas argentinos Les Luthiers.

El creador más conocido de la historia de los videojuegos, Shigeru Miyamoto, ganó el Premio Príncipe de Asturias de Comunicación y Humanidades 2012. El triunfo fue una dura selección entre 21 candidtos al premio entre los que se encontraba el grupo de humor argentino Les Luthiers.

El japonés, creador de títulos tan populares como la saga Super Mario, Zelda o Wii Fit, había sido finalista en las dos últimas ediciones y en esta ocasión ha sido elegido frente a los otros dos candidatos: la agencia fotográfica Magnum y el filósofo francés Edgar Morin.

El jurado ha destacado que Miyamoto "es el principal artífice de la revolución del videojuego didáctico, formativo y constructivo" y que su trabajo "se caracteriza por excluir la violencia y por innovar con programas y formatos que ayudan a ejercitar la mente en sus múltiples facetas y resultan muy valiosos desde un punto de vista educativo".

Es la primera vez que el Príncipe de Asturias va a parar a un creador de videojuegos aunque en 2008 el gigante tecnológico Google también recibió el galardón.

En un comunicado, Miyamoto ha afirmado sentirse "muy honrado" por el galardón. "La labor de crear videojuegos es en gran medida un trabajo en equipo. Como consecuencia, me gustaría recibir este premio en representación de mis amigos y compañeros, con los que he creado videojuegos a lo largo de mi carrera", ha asegurado.

"En el futuro, continuaré esforzándome para que los videojuegos sean capaces de ofrecer de manera continuada diversión y alegría a personas de todas las generaciones y en todo el mundo", ha añadido.

La candidatura de Miyamoto durante los tres últimos años fue impulsada por Gamelab, la feria más importante dedicada a los videojuegos en España.

El Walt Disney del videojuego

Miyamoto (Kioto, 1952) es la figura más conocida de un sector que comienza a considerarse, lenta pero progresivamente, como un bien cultural. El creador, que ha llegado a ser considerado como el Walt Disney o el Spielberg de los videojuegos, siempre ha sido fiel a la misma compañía, Nintendo, algo muy extendido en la filosofía de su país natal.

Pese a que sus juegos han vendido más de 400 millones de copias -ha participado en más de 100- y que Mario es uno de los personajes de ficción más conocidos en el mundo, Miyamoto siempre ha mostrado un carácter humilde. "Yo no me veo a mí mismo como un artista, sólo intento divertir a la gente", afirmó el japonés hace pocas semanas en una entrevista a este periódico.

Curiosamente llegó al gigante japonés, desarrollador de Game Boy, la Super Nintendo o las más recientes Wii y Nintendo 3DS, casi de casualidad y para trabajar como artista en 1978. De hecho, antes de entrar en el mundo de los videojuegos había pensado convertirse en dibujante de manga.

Miyamoto había nacido 26 años antes en un pequeño pueblo cerca de Kioto, rodeado de bellos paisajes donde en su infancia se perdía en cuevas, templos y bosques, una experiencia que recreó en la saga 'The Legend of Zelda'.

Los videojuegos llegan a todos los públicos

Su aportación en la década de los 80 al mundo del videojuego está considerado crucial. Su primera creación fue el exitoso Donkey Kong, una máquina recreativa que supuso la primera aparición de Mario debido a que Nintendo no logró los derechos para que Popeye fuera el protagonista. Pocos años más tarde, Super Mario Bros, el título que hizo que la primera consola de Nintendo, la NES de 8 bits, popularizara los videojuegos en todo el mundo, resucitó una industria que estuvo al borde del colapso con la quiebra de Atari.

Pero su aportación al crecimiento de los videojuegos no sólo se reduce a los albores de los videojuegos sino que su influencia ha continuado en décadas posteriores. Curioso como un niño -siempre lleva una cinta métrica debido a que le encanta intentar adivinar las medidas de objetos-, ha convertido sus aficiones en videojuegos con grandes éxitos de ventas a lo largo de su carrera.

Con el lanzamiento de la Wii y su mando sensible al movimiento, Miyamoto y Nintendo dieron otra vuelta de tuerca más al ocio electrónico y ampliaron el público tradicional de los videojuegos a otras audiencias que no se habían interesado por ellos, como mujeres o personas mayores.

Miyamoto, que está casado y tiene dos hijos, desarrolló títulos cruciales para esta expansión de jugadores, como Wii Fit, inspirada en su 'hobby' de llevar una vida sana y pesarse cada día, o Nintendogs, título dedicado al cuidado de mascotas. Para no dar pistas a la competencia, Miyamoto tiene prohibido responder cuáles son sus aficiones en las entrevistas.

Su trabajo en Nintendo ha tenido dos vertientes. Por un lado, está el creativo, en el que permite dar rienda suelta a sus ideas y por el otro el más corporativo, ya que está al frente de una de las divisiones más importantes del desarrollo de videojuegos de la compañía y participa en sus decisiones estratégicas.

Consciente de su importante rol -hace unos meses unos comentarios malinterpretados sobre su posible retirada hicieron caer las acciones de Nintendo-, Miyamoto ha intentado que otros creadores en la empresa comiencen a asumir un papel más relevante.

"Todos nos hacemos mayores. Yo ya estoy a punto de cumplir 60 años. Por eso En los últimos años he estado diciendo a la gente dentro de Nintendo: 'Voy a tener que retirarme en algún momento. Tenemos que estar preparados'. De ahí que le haya dado más responsabilidad a compañeros más jóvenes", dijo en la entrevista a elmundo.es el pasado mes. Pese a ello, remarcó sonriente: "Pero aún sigo en activo".

Ahora le tocará viajar a Asturias para recoger un galardón nada habitual para un creador de videojuegos.

Fuente El País

Opiniones (0)
9 de Diciembre de 2016|14:58
1
ERROR
9 de Diciembre de 2016|14:58
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    15 fotos de la selección del año de National Geographic
    8 de Diciembre de 2016
    15 fotos de la selección del año de National Geographic