Deportes

Falcioni y El Chango Cárdenas suenan para reemplazar a Micó

El entrenador se fue de la cancha de Lanús sin hacer declaraciones, pero allegados al plantel aseguran que está analizando dejar el cargo. Cuando abandonó tuvo que soportar los insultos de algunos hinchas que fueron después del partido con ese único fin.

Miguel Micó se fue de la cancha de Lanús, donde Racing perdió 2-1 con San Martín de San Juan, sin hacer declaraciones pero allegados al plantel aseguran que está analizando la posibilidad de dejar de ser el entrenador del equipo de Avellaneda.

Un dato no menor fue que Micó no acompañó a los jugadores hasta el hotel céntrico donde estaban concentrados, porque decidió bajarse del micro que los llevaba en el camino, algo que alienta más la posibilidad de que renuncie a su cargo.

"Micó no habla y mañana el plantel se entrena desde las 9 en el estadio de Avellaneda", anunció la gente de prensa minutos después de la dura derrota ante los sanjuaninos.

Cuando el técnico de Racing abandonó la cancha de Lanús tuvo que soportar insultos de hinchas, que fueron después del partido con ese único fin, pero Micó no les dirigió ni siquiera la mirada.

En la cancha de Lanús trascendió que Micó hablaría con la prensa mañana y algunos allegados al plantel aseguraron que el técnico está analizando la posibilidad de dar un paso al costado.

De todos modos, si Micó no renuncia tendrá que soportar que los hinchas vayan en forma masiva a las prácticas del equipo, según anunciaron esta noche, para que se vaya de Racing junto con Fernando De Tomaso.

La mayoría de los jugadores de Racing eligieron el silencio, pero Franco Sosa, como José Chatruc fueron la excepción y dieron la cara en este mal momento, uno de los peores de la historia de la entidad de Avellaneda.

"Yo creó que Micó no tiene que irse. A nosotros no nos dijo nada después del partido. Esto es muy difícil, hay que buscarle una solución ya mismo porque estamos muy mal y nos sentimos igual que los hinchas, con mucho dolor", apuntó Sosa.

Sobre la jugada del penal, que muchos aseguraban que no fue, el defensor de Racing, probablemente sin quererlo, le dio la derecha al árbitro Héctor Baldassi. "Es cierto que lo toqué, pero no tuve intención. Para mí no fue penal", dijo Sosa, quien al reconocer que golpeó a Daniel Giménez le terminó dando la derecha al mejor árbitro del fútbol argentino, quien, de todos modos, no tuvo un buen partido.

Por su parte, José Chatruc fue muy crudo a la hora de hablar de la situación por la que atraviesa el equipo de Avellaneda, manifestando que si la gente va a insultarlos "estará en todo su derecho".

"Y esto es así, sino nos vienen a insultar habrá que bancársela. Estamos en un muy mal momento, con muchas ganas de salir adelante pero no nos salen bien las cosas, eso está claro", explicó el autor del único gol de Racing en la cancha de Lanús.

Antes de que los jugadores se subieran al micro, tuvieron que soportar insultos aislados de algunos hinchas y se espera una semana complicada porque los simpatizantes prometieron que irán a visitarlos en los distintos entrenamientos de la semana previa al partido del próximo viernes ante Vélez, en Liniers.
 

 
En Imágenes