Deportes

El Betis logró que el Barcelona tenga que ir a su estadio

El fútbol español vivió esta semana un conflico casi surrealista, pues el Barcelona no tuvo notificación del destino final de su viaje hasta sólo una hora antes de comenzar el traslado. Los jugadores no sabían si dirigirse al estadio madrileño del Vicente Calderón, el lugar propuesto como alternativa, o viajar hasta Sevilla.

El Betis logró hoy la suspensión cautelar de la sanción de clausura de su estadio por dos partidos, por lo que jugará mañana contra el Barcelona en el Ruiz de Lopera.

La sanción queda así en suspenso hasta que haya un veredicto definitivo.

El asunto arrancó el 15 de marzo, durante el encuentro entre el Betis y el Athletic de Bilbao, cuando el portero visitante Armando recibió el impacto de una botella lanzada desde la grada, lo que motivó la suspensión del aquel partido.

El Betis fue sancionado con la pérdida del encuentro por 2-1, el resultado registrado hasta la suspensión, y el cierre del estadio por dos partidos, lo que motivó la protesta del club verdiblanco.

La polémica se centra en cómo considerar el hecho: muy grave, grave o leve, de lo que dependerá la sanción.

El agresor fue detenido en el propio estadio nada más producirse la agresión, después de que la hinchada del Betis señalara a los guardias de seguridad la identidad del sujeto.

Hoy se precisó que la concesión de la cautelar no deja en suspenso la sanción. De hecho, lo más probable es que se cumpla en su integridad.
Opiniones (0)
7 de Diciembre de 2016|13:06
1
ERROR
7 de Diciembre de 2016|13:06
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes