Deportes

Marcelo Ríos contó intimidades, diez años después de ser el número uno

Diez años después de alcanzar la cima del tenis mundial, el chileno Marcelo Ríos dice no vivir de los recuerdos, que olvidó los detalles de esa jornada, al tiempo que reconoce que careció de la madurez suficiente para prolongar su reinado deportivo. Mirá un video con el talento del Chino.

Hoy, en las pocas declaraciones que concede, alega que no tiene mayores emociones por su logro.

"Si los periodistas no lo mencionaran, no me acordaría que se cumplen diez años. Es algo pasado y no vivo de los recuerdos. No son muchas las imágenes que tengo de cuando fui número uno", confesó recientemente a un portal deportivo.

Los que no olvidan son los chilenos, que el 29 de marzo de 1998 salieron por millares a las calles para celebrar la coronación de Ríos como el primer latinoamericano en ascender al número uno del ranking ATP.

En esa jornada, un Ríos de 23 años venció a André Agassi, uno de los mejores tenistas de su tiempo, en la final del torneo "Súper 9" (actualmente Master Series) de Miami.

Con el triunfo, el "Chino" arrebató el liderato de la lista ATP al estadounidense Pete Sampras, quien llevaba una racha de 102 semanas consecutivas como número uno y cinco años finalizando como líder de la temporada.

El chileno mantuvo la supremacía apenas cuatro semanas y luego volvió al número uno por dos semanas en agosto de ese año. Sin embargo, lesiones lumbares y su carácter le impidieron mayores hazañas.

"Era muy chico, inmaduro y pasó todo muy rápido. No alcancé a disfrutarlo ni a entenderlo muy bien", relató hace dos semanas a Televisión Nacional de Chile (TVN).

No es de extrañar que Ríos no haga alarde de su mayor logro. Su personalidad le imprime una estampa que, según sus pares y técnicos, le entrega una "desfachatez" y "antipatía" que lo caracterizó durante toda su carrera como profesional del tenis.

Así lo retrató en su recién publicado libro el periodista chileno Nelson Flores, quien acompañó a Ríos durante sus primeros años de carrera en el tenis mundial.

"El extraño de pelo largo" muestra a un Ríos orinando a desconocidos en bares, asistiendo sin dinero a cabarets y jugando como un niño en los hoteles.

Hoy, aún de pelo largo e igual de distante con la prensa, Ríos está completamente retirado del deporte blanco. Sólo volverá el 18 de mayo para jugar en Santiago una exhibición con el propio Sampras, el ídolo con el que disputó por un tiempo la supremacía del tenis.

"Va a ser una bonita experiencia y un desafío muy grande. Estar tantos años retirado y poder jugar con Sampras. En algún punto de mi carrera quisimos traerlo, pero nunca pudimos concretar. Lo encuentro muy entretenido".

 

Opiniones (1)
7 de Diciembre de 2016|13:18
2
ERROR
7 de Diciembre de 2016|13:18
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Estimados ... A quien le importa que piensa Marcelo Ríos respecto a su efímero reinado en el mundo del tenis . En Mendoza tenemos cosas más importantes de que hablar que ocuparnos de perder el tiempo en esas pavadas .
    1
En Imágenes