Deportes

"Me voy contento tras haber visto a Nole enojado y sacado de quicio por mérito mío"

Juan Monaco no pudo hoy en el Masters 1000 de Roma con el número uno del mundo, el serbio Novak Djokovic, pero jugó un gran partido y se marcha de la capital italiana contento porque, por lo menos, logró "sacar de quicio" con su juego al mejor tenista del momento.

El argentino Juan Monaco no pudo hoy en el Masters 1.000 de Roma con el número uno del mundo, el serbio Novak Djokovic, pero jugó un gran partido y se marcha de la capital italiana contento porque, por lo menos, logró "sacar de quicio" con su juego al mejor tenista del momento.

En una entrevista con EFE, el argentino explicó que se marcha "contento" de Roma porque terminó el encuentro y el tobillo que se lesionó en Montecarlo respondió bien, pero con mal sabor de boca al ser consciente de que hoy "era un buen día para batir a 'Nole'".

El de Tandil terminó perdiendo por 4-6, 6-2 y 6-3 en un encuentro que duró dos horas y veinte minutos.

"En todo el partido me sentí bastante bien y tuve un par de oportunidades, aunque pequeñas para dar la vuelta al tercer set, pero me voy sabiendo que estuve más cerca de ganarle que en las otras veces en las que jugué con él", dijo.

Monaco brilló en la primera manga, que ganó por 6-4, ante un Djokovic desesperado que no sabía qué hacer para superar a su rival y que incluso perdió los nervios destrozando su raqueta contra el suelo.

En el segundo set, "Pico" conservó su saque hasta el 4-3 a favor de Djokovic y después el argentino falló y dos errores no forzados permitieron al número uno del mundo encarrilar el encuentro y no volver a dar baza al argentino.

"Tuve un primer set buenísimo y tácticamente lo jugué muy bien y bastante agresivo. Domine muchísimo la cancha y creo que por eso Djokovic estaba un poco enojado, pues es un jugador que domina los partidos y quiere el dominio permanente del encuentro, pero yo sentía que lo estaba teniendo yo en todo el primer set e incluso en el principio del segundo", destacó.

Por ello, Monaco, que acaba de regresar a las canchas tras un mes de baja por la rotura de un ligamento de un tobillo, se va de Roma muy satisfecho. "Me voy contento tras haber visto a Nole enojado y sacado de quicio por mérito mío", afirmó.

"Estudiamos mucho el partido que perdí en Miami y vimos mucho los vídeos. Trabajando muy duro y teniendo fe se puede llegar a ganar estos partidos, pero por ahora con aguantarle un set y medio estoy satisfecho", agregó.

El número 15 del mundo explicó que su "mentalidad" y "las ganas de volver a competir" le han permitido volver a jugar en tan solo cuatro semanas, después de que los médicos, tras su lesión en Montecarlo, le pronosticaran al menos seis semanas fuera de las canchas.

"Día tras día voy a ir mejorando, puliendo más cosas en mi juego y, aunque el tobillo está aun al 80-85 por ciento, cada vez me estoy sintiendo mejor", resaltó Monaco, quien ahora viajará a España para preparar el torneo de Roland Garros, que se disputará a partir del 27 de mayo.
Opiniones (0)
24 de noviembre de 2017 | 03:16
1
ERROR
24 de noviembre de 2017 | 03:16
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Grammy Latinos 2017
    18 de Noviembre de 2017
    Grammy Latinos 2017
    Lluvias torrenciales en Grecia
    16 de Noviembre de 2017
    Lluvias torrenciales en Grecia