El hombre que nos pensó como sociedad y escribió nuestras ficciones

Fue una persona comprometida con la vida. Muchos serán quienes pasen por las páginas de "La muerte de Artemio Cruz" o "Gringo viejo" y descubran ese compromiso múltiple. Perteneció a una generación que le dio relevancia literaria a América, pero sin olvidar esa marca de nacimiento.

En Twitter: @AleFrias

Para muchos, sus libros fueron la puerta de entrada a la gran literatura universal, y durante mucho tiempo lo seguirán siendo. Porque Carlos Fuentes hace tiempo que entró en el Olimpo de los grandes autores latinoamericanos.

Hace pocos días estuvo en nuestro país para participar en la Feria Internacional del Libro de Buenos Aires. Y con 83 años mostró la lucidez de esos para quienes el tiempo no pasa. Entre otros temas, habló de su último trabajo, La gran novela latinoamericana, un ensayo en el que desarrollaba, con su estilo frontal y polémico, una historia del género en el continente.

Fuentes fue una persona comprometida con la vida. Muchos somos y serán quienes pasen por las páginas de La muerte de Artemio Cruz, Los años con Laura Díaz o Gringo viejo y descubran ese compromiso múltiple. Porque perteneció a una generación que le dio relevancia literaria a América, pero sin olvidar esa marca de nacimiento, llevando adonde fuera algo de su tierra, especialmente la denuncia de lo que pasaba impunemente en el continente.

Largos y resonantes son los relatos de quienes fueron recibidos o ayudados por Fuentes pasada la mitad del siglo XX. Latinoamericanos huyendo de las dictaduras, españoles escapando de la Guerra Civil. Todo el que anduviese por Europa por entonces y corriera peligro por las persecuciones políticas sabía que en la Embajada mexicana, donde Fuentes tenía su lugar, hallaría refugio y protección.

Como Cortázar, llegó al mundo fuera de Argentina, a causa del trabajo diplomático de su padre nació fuera de México; como Neruda, trabajó en política y participó activamente en ella; como García Márquez, marcó caminos del periodismo. Fuentes encerraba en sí muchos de los aspectos de toda esa generación de escritores que le dieron a América un lugar en la literatura universal. Y, como pocos, mantuvo una línea de pensamiento libre que lo llevó, por ejemplo, a apoyar revoluciones y luego a criticarlas.

Siempre crítico, siempre sembrando la polémica, fue como ensayista un gran pensador. Y prueba de ello es lo que sostiene al final de El espejo enterrado, ciclópea obra de 1992 en la que se adelantó algunos años al afirmar: “Se necesitará imaginación para establecer una nueva agenda pública en Latinoamérica, una agenda que incluya problemas como las drogas, el crimen, las comunicaciones, la educación, el medio ambiente (…) Mi optimismo es relativo pero bien fundado. En medio de la crisis, la América Latina se transforma y se mueve, creativamente, mediante la evolución y la revolución, mediante elecciones y movimientos de masas, porque sus hombres y mujeres están cambiando y moviéndose”.

Cuesta trabajo ir a nuestras bibliotecas para recuperar libros con los cuales hacer una reseña en circunstancias como estas, pero tal vez la pesadumbre encuentre un remanso cuando en una de las páginas señaladas aparecen frases como la que citamos o tantas otras que nos llevan a agradecerles a hombres como Carlos Fuentes que hayan dedicado sus vidas a pensarnos como sociedad y a escribir nuestras ficciones.

Alejandro Frias

Si querés leer la crítica de Alejandro Frias del último libro de Carlos Fuentes La gran novela Latinoamericana.

Opiniones (1)
9 de Diciembre de 2016|09:07
2
ERROR
9 de Diciembre de 2016|09:07
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Parte de nuestra conciencia americana es la voz de Carlos Fuente. "Un niño con alas postizas empieza a predicar en medio del tráfico de la mayor avenida de la ciudad .(El sabe de la corrupción, del crimen organizado, de la justicia cómplice)... La gente lo oye con fervor porque cree,quiere creer, necesita creer" (Carlos Fuentes "Adán en Edén")
    1
En Imágenes
15 fotos de la selección del año de National Geographic
8 de Diciembre de 2016
15 fotos de la selección del año de National Geographic