Deportes

"Es una recaída en el marco de un largo tratamiento", dijeron en River

En ese sentido, los principales miembros de la Comisión Directiva conocían el episodio cuando éste todavía no se había hecho público.

Los principales dirigentes de River eligieron hoy el silencio ante el nuevo escándalo que
provocó el enganche Ariel Ortega, afectado por su conocida adicción al alcohol.
  
Ante la consulta de la agencia Noticias Argentinas una alta fuente de la entidad indicó que el club no se va a pronunciar institucionalmente acerca de la ocurrido.
  
"Nosotros no vamos omitir ningún tipo de opinión", dijo un  dirigente  solicitando que su identidad no sea revelada.

"Nosotros seguiremos poniendo énfasis en la contención y en el tratamiento médico que Ariel viene realizando desde enero de 2007", dijo la fuente cuando se lo consultó sobre el tema.
  
En ese sentido, trascendió que tanto el club como el entrenador Diego Simeone no analizan la posibilidad de aplicarle ningún tipo de sanción ante el nuevo faltazo del Burrito a la práctica del plantel de River.
   
El jugador volvió esta madrugada a quedar envuelto en un escándalo al provocar destrozos en un local nocturno porteño y amenazar a su esposa tras llegar a la casa "alcoholizado".
  
Fuentes judiciales informaron que la mujer del Burrito radicó una denuncia y la Fiscalía
descentralizada de Martínez abrió una causa por amenazas.
  
Todo comenzó esta madrugada en el boliche Rumi, del barrio de Belgrano, adonde Ortega llegó luego de ver desde la platea el triunfo de su equipo ante la Universidad Católica por la
Copa Libertadores.

Opiniones (0)
10 de Diciembre de 2016|07:55
1
ERROR
10 de Diciembre de 2016|07:55
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    15 fotos de la selección del año de National Geographic
    8 de Diciembre de 2016
    15 fotos de la selección del año de National Geographic