Deportes

Racing derrotó a Estudiantes y se hace fuerte de local

En Avellaneda y con goles de Aveldaño y Moreno, la Academia se quedó con un triunfo importante para su futuro cercano. Con Zubeldía, lleva dos triunfos de local consecutivos.

Racing venció por 2-0 a Estudiantes de La Plata en el Cilindro de Avellaneda, volvió al éxito luego del traspié con Lanús y quedó nueve puntos por encima de San Lorenzo (en Promoción) en los promedios. La herida del Pincha, que deberá buscar otro técnico porque Pellegrino firmaría con Valencia, no deja de sangrar.

Durante los primeros 25 minutos de juego, Estudiantes ejerció una leve superioridad que no llegó nunca a transformarse en una hegemonía. Zucarelli apostó por un 4-4-2 similar al que utilizaba Azconzábal, mientras que Zubeldía sorprendió con un 4-2-3-1 que depositó las esperanzas en tres pibes: Fariña, Viola y Caballero.

Las dos chances claras del Pincha llegaron entre los 22 y los 24. La sobriedad de Saja fue el sostén de Racing en ese breve tsunami. Primero, desvió un remate de Boselli. Y luego achicó en un mano a mano con Pérez. Racing lucía apático, no podía sortear las dos líneas de cuatro y exasperaba a sus hinchas.

El cielo de la Academia se despejó gracias a los juveniles Viola y Fariña. El primero por el centro, el segundo por las puntas. A los 31, Andújar tapó bien ante el enganche, que había tejido una pared con su compañero. El gol llegó a los 38, en una jugada nacida a partir de un tiro libre por falta a Viola.

Luego de un despeje, Pillud remató al arco y Aveldaño la tocó en el área para festejar. Quedaron dudas en torno a la posición de algunos jugadores locales que estaban adelantados y podrían haber complicado la visión del arquero. Más allá de la polémica, un premio merecido para la reacción de la Academia.

La pobreza de Estudiantes fue tan preocupante que hasta el limitado juego de Racing pareció cotizarse en la comparación. El concepto no mutó en el complemento. Los platenses avanzaron sin atacar, con Pérez muy lejos del área y sin ningún socio potable más allá de algún chispazo de Boselli. Como los laterales no se proyectaron, el ataque del Pincha resultó inocuo e insípido.

Con la entrada de Gio Moreno por el aplaudido Fariña a los 8, Racing se paró unos metros más atrás y procuró defender la ventaja con un achique entre las líneas. Una medida peligrosa, a pesar de la tibieza del rival. Además, el ingreso de la Gata Fernández por Jara a los 14 fue un resoplo de aire fresco para el desorientado visitante.

La actitud defensiva de Racing se potenció a los 28, cuando Martínez reemplazó a Caballero. Como consecuencia, la recta final tuvo un matiz dramático. Fiel a su estirpe, la Academia debió sufrir sin necesidad y dejó el estilo del que hablaba Zubeldía para otro momento.

El Pincha fue al frente, chocó ante su impotencia y sufrió la expulsión de Braña (ST 40m). El gol de Moreno, que la picó en la entrada del área, le bajó el telón al encuentro a tres del último pitazo. La Academia no ganó como quiso, sino como pudo. Racing fue sudor, sufrimiento y un par de ráfagas entusiastas.

Opiniones (0)
24 de septiembre de 2017 | 10:25
1
ERROR
24 de septiembre de 2017 | 10:25
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'
    20 de Septiembre de 2017
    Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'