Deportes

El imperio de Roger Federer pudiera derrumbarse en Miami

La pregunta ronda el complejo de canchas del Crandon Park de Key Biscayne. ¿Qué le pasa a Roger Federer? El suizo tendrá la oportunidad de contestarla a partir de hoy cuando se inicie el Abierto Sony Ericsson, el quinto Grand Slam del tenis que convertirá al sur de la Florida en la capital mundial de este deporte hasta el domingo 6 de abril.

Federer no ha sido el mismo en el 2008, y a tres meses de haber empezado la temporada, su ventaja se ha reducido, su aura de invencible está prácticamente hecha añicos y aún no ha conquistado un título en el año, difunde hoy el diario estadounidense El Nuevo Herald.

Y mientras se menciona a Federer con cierta incertidumbre, el nombre que más repercute es el del serbio Novak Djokovic, quien precisamente ganó la edición pasada del torneo, y desde entonces se ha convertido en el invencible de la ATP.

Poseedor de un sinnúmero de armas, Djokovic se ha erigido con los dos principales torneos hasta ahora del año, el Abierto de Australia e Indian Wells, destruyendo a su paso no sólo a Federer sino también al español Rafael Nadal, segundo del mundo.

En el cuadro se le presentan algunos obstáculos al serbio, pero nada insalvable de acuerdo al nivel que está jugando. Djokovic pudiera confrontar a los latinos Agustín Calleri y Guillermo Cañas y luego en semifinales está encaminado a repetir el duelo contra Nadal o ante el argentino David Nalbandian.

Federer, quien pudiera enfrentar a Djokovic sólo en la final, no tiene un camino fácil. A su paso pudiera toparse con el australiano Lleyton Hewitt, así como con el francés Jo-Wilfried Tsonga, quien sorprendió al mundo al acceder a la instancia decisiva del Abierto Australiano.

Djokovic no es el único serbio que arranca como favorito en Key Biscayne. En el lado femenino, la número dos del mundo, Ana Ivanovic, también inicia su recorrido en el Abierto Sony Ericsson con grandes expectativas, luego de alzarse con el torneo de Indian Wells.

A diferencia de su compatriota, Ivanovic encuentra un cuadro favorable, en donde evitará toparse con Justine Henin -sólo pudiera rivalizar con ella en la final- y con las hermanas Venus y Serena Williams, que históricamente se crecen en Miami.

De igual forma, Ivanovic tampoco chocará contra la tercera Svetlana Kutznetsova, y el retiro de la rusa María Sharapova pudiera terminar de facilitarle sin dudas su camino hasta la final.

Key Biscayne pudiera significar la consolidación definitiva de Ivanovic, así como la confirmación de que Federer dejó de ser el rey de la raqueta, cuyo trono ya tiene un heredero.

O también pudiera significar que la pesadilla de Federer quedó atrás y restablezca otra vez el orden de las cosas: su reino en el tenis.
Opiniones (0)
9 de Diciembre de 2016|08:49
1
ERROR
9 de Diciembre de 2016|08:49
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    15 fotos de la selección del año de National Geographic
    8 de Diciembre de 2016
    15 fotos de la selección del año de National Geographic