Deportes

Argentina y Chile van por más y quieren el Dakar de 2010

Así lo confirmó el titular de la ASO (Amaury Sport Organization) Patrice Clerc, quien fue cauto al decir que "hasta el momento no se tomó ninguna decisión". La idea es aprovechar el bicentenario de ambas naciones, repitiendo la prueba que está asegurada para el año que viene. Mirá un video con imágenes del Dakar 2007.

Africa, siempre Africa. Pese al enfático pedido de Argentina y Chile para que el Rally Dakar recorra nuevamente sus caminos en 2010, año en el que ambos países celebran su bicentenario, los organizadores de la prueba aún mantienen la esperanza de regresar en menos de dos años al continente negro.

"El acuerdo con Argentina y Chile es definitivamente por un año", dijo hoy a la agencia dpa en Madrid Patrice Clerc, máximo responsable de Amaury Sport Organisation (ASO), la empresa dueña de la mítica prueba.

El Dakar se disputa desde hace 30 años en Africa, pero la edición de 2008 fue suspendida 24 horas antes del comienzo debido a la inseguridad en Mauritania y a amenazas directas por parte de la rama magrebí de Al Qaida. El 11 de febrero Clerc anunció en Buenos Aires que el Dakar 2009 se disputaría en Argentina y Chile.

"El gobierno argentino y el chileno nos pidieron que regresemos en 2010, especialmente por la celebración del bicentenario de sus países", añadió Clerc antes de enfatizar que "las raíces del Dakar se encuentran en Africa" y que la prueba "volverá a Africa, evidentemente".

"¿Cuándo? ¿En 2010, 2011, 2012? No lo sé... Pero el Dakar tiene una vocación itinerante, tiene la vocación de conocer otros desiertos y otros continentes".

Y otros desiertos y continentes conocerá a partir del 3 de enero de 2009, cuando el Dakar inicie en Buenos Aires un recorrido de 9.000 kilómetros en el verano sudamericano.

¿Por cuánto tiempo? Esa es la pregunta, y tiene difícil respuesta, porque dos sensaciones se oponen: hay amor y respeto por la historia, pero también el deseo de competir en un entorno seguro.

"El modus vivendi de esta prueba es Africa", dijo a dpa el español Marc Coma, campeón en motos del Dakar en 2006. "Pero también es cierto que la gente quiere un mundo más normal. Creo que el Dakar va a estar en Sudamérica al menos por los próximos tres años".

Mala noticia para el embajador de Mauritania, que durante el encuentro que celebró Clerc hoy con medios de comunicación recriminó amargamente a ASO la decisión de dejar Africa. "Mauritania es un país seguro y una democracia pujante", aseguró.

Clerc no es indiferente al dolor del diplomático mauritano, pero en cuestiones de seguridad dice que no puede negociar: "Entendí lo que quiere decir el embajador, y lo siento terriblemente por el país".

"En noviembre de 2007, cuando hicimos la presentación del Rally Lisboa-Dakar, los Ministerios de Asuntos Exteriores y los servicios secretos de Francia, Mauritania, Marruecos y Senegal, incluso los de Estados Unidos, nos decían que la ruta Marruecos Mauriatania era segura, la más segura. Pero todo cambió. ¿Qué pasó en Túnez hace dos semanas con los dos turistas secuestrados? Fue Al Qaida del Magreb Islámico, ¡son los mismos! Nunca sabes qué puede pasar...".

Mientras escruta un futuro incierto, Clerc se permite entusiasmarse con lo que se avecina en Argentina y Chile, una trigésima edición que cree que será la más grande de la historia.

"Creo que habrá más vehículos que los que teníamos en el Dakar clásico. Habrá pilotos argentinos, brasileños, mexicanos. Thierry Sabine, el creador del Dakar, hizo un viaje de reconocimiento a Argentina poco antes de morir, así que el rally en Sudamérica estará perfectamente imbuido del espíritu del Dakar".

 

En Imágenes