Aumentos del precio del gas para la industria.

Comenzaron las negociaciones entre empresas y petroleras, y el primer resultado no es alentador para las pymes: el gas llegará a 2,50 dólares el millón de BTU. Esto implica un aumento del 50% en su precio para las industrias. La aplicación de la suba ya comenzó, de manera gradual.

Cuando aún no termina la crisis energética y las industrias todavía no pueden retomar sus actividades de forma completa debido a los cortes de luz y gas, la energía vuelve a ser un problema.

Varias empresas comercializadoras de gas, encargadas de contratar el suministro para pequeñas y medianas empresas, se sentaron a la mesa de negociaciones con las petroleras para discutir los nuevos contratos de abastecimiento, que vencieron en mayo pasado.

El primer dato que presentaron arroja que el gas que gas que pagan las Pymes que consumen entre 5.000 y 10.000 metros cúbicos (m3) mensuales sufrirá aumentos de entre un 30% y un 50%, que se aplicarán progresivamente hasta diciembre del año que viene.

En este momento, las industrias pagan por el gas entre u$s 1,80 y u$s 2 el millón de BTU (la unidad de medida). Pero, a partir de las negociaciones que se iniciaron esta semana, el precio del combustible llegará hasta u$s 2,50 hacia diciembre de 2008.

A pesar de los incrementos, aseguran que el precio sigue siendo aceptable, teniendo en cuenta las tarifas que se pagan en otras partes del MERCOSUR, como en Chile o Brasil donde el valor se duplica y triplica.

Pero a este escenario se le suma otro problema: con el antecedente de los cortes anteriores, la necesidad creciente de la industria y el precio fluctuando, va a ser muy difícil cerrar contratos de abastecimiento.

Estas subas continúan la tendencia que comenzó en 2004, cuando el gobierno y las petroleras establecieron un “sendero de precios”, que se cumplió parcialmente.

Si bien la administración de Néstor Kirchner mantiene congelado el precio que pagan los hogares, autorizó variaciones en el valor del GNC y las industrias. Eso permitió recomponer en parte el ingreso de las petroleras.

En el sector, sin embargo, aseguran que el precio no estimula la búsqueda de reservas, y que se le paga a Bolivia más que a las empresas locales.

Los aumentos de precios están sustentados en la resolución 599 de la Secretaría de Energía, emitida en junio, que sella un acuerdo marco con las petroleras (Repsol YPF, PAE, Petrobras y Total, entre otras) y las compromete a abastecer el consumo residencial.

A cambio, permite aumentos a industrias, GNC y usinas, pero no libera del todo los precios, que quedarán bajo la tutela del Gobierno.
Opiniones (0)
20 de noviembre de 2017 | 17:14
1
ERROR
20 de noviembre de 2017 | 17:14
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Grammy Latinos 2017
    18 de Noviembre de 2017
    Grammy Latinos 2017
    Lluvias torrenciales en Grecia
    16 de Noviembre de 2017
    Lluvias torrenciales en Grecia