Deportes

Tigre le ganó a Olimpo, salió del descenso directo y es puntero

El Matador derrotó por la mínima diferencia al conjunto de Bahía Blanca en la apertura de la undécima fecha. El único gol del partido lo marcó Martín Galmarini en una jugada polémica. Entrá en esta nota y repasá la conquista.

En el duelo entre el peor y el penúltimo peor equipo según la ley de los promedios, Tigre le ganó 1-0 a Olimpo en Victoria en el arranque de la 11ª fecha del Clausura y potenció la esperanza de seguir en Primera después de junio. El elenco de Arruabarrena salió de la zona de descenso directo (empujó a San Martín) y alcanzó a Boca y a Newell's en la punta, mientras que su rival bahiense mantuvo su caída libre hacia el Torneo Nacional.

El Matador no dudó en tomar en las riendas e ilusionó en el arranque con las gambetas de Morales, las trepadas de Galmarini y el panorama de Martínez. Un inicio con tranquilidad para tocar y presionar en campo rival. Sin embargo, Olimpo se acomodó con el correr de los minutos y desarrolló un planteo contragolpeador que dio réditos. Laso y Rolle inquietaron por las bandas y, en definitiva, Islas trabajó más que Ibáñez en el periodo inicial.

No obstante, Tigre encontró la ventaja gracias a un grosero error de Marcelo Aumente, uno de los jueces de línea. Morales bajó una pelota de cabeza para Galmarini, quien picó en clara posición adelantada para marcar a los 39. El asistente estaba en óptimas condiciones para sancionar la falta, pero falló. Enseguida llegó la agresión de Echeverría sobre Franzoia, quien lo había provocado. El zaguero cayó en la trampa y Loustau lo expulsó.

Los técnicos optaron por dos variantes totalmente distintas para el prólogo del complemento. Arruabarrena sacó a Maggiolo y puso a Casteglione para rearmar la línea defensiva de tres jugadores. En cambio, Perazzo apostó por Bareiro, que entró por Parnisari. En consecuencia, se alteraron los roles. Olimpo tuvo la posesión de pelota y presionó, mientras que Tigre achicó hacia atrás con el fin de proteger su ventaja.

La postura cautelosa del Matador se agigantó a los 23, con la salida de Morales y el ingreso de Gastón Díaz. Y más tarde se reforzó un poco más la defensa con Escobar por Román Martínez. Olimpo fue con Rolle por el centro, Laso por izquierda y Pérez Guedes por derecha. En tanto, Franzoia y Bareiro esperaron centros precisos que nunca llegaron.

El 2-0 de Tigre estuvo más cerca que el 1-1 en la noche de Victoria. Primero se lo perdió Escobar ante Ibáñez, luego de una gran cesión de Luna. Y el propio Chino lo vio con ojos de 10 a Leone en el final, aunque Gabriel Díaz frenó la carrera con falta. Loustau pitó y expulsó al zaguero visitante, aunque la jugada había terminado en gol de Escobar. Un error producto del apresuramiento del juez, que coronó una noche para el olvido.

El Matador se marchó con una sonrisa ancha porque quedó a una unidad de San Lorenzo (hoy en Promoción) en la tabla de promedios y hasta alcanzó a los líderes del certamen. Además, fue la segunda victoria al hilo y la recuperación quedó ratificada. La contracara es Olimpo, sin reacción vital y cada vez más cerca del descenso. 

Opiniones (0)
12 de diciembre de 2017 | 17:19
1
ERROR
12 de diciembre de 2017 | 17:19
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Leopardo al acecho
    7 de Diciembre de 2017
    Leopardo al acecho
    Incendios en California
    6 de Diciembre de 2017
    Incendios en California