Deportes

Djokovic, ganó un partido muy especial y se lo dedicó a su abuelo

La noticia de la muerte de su abuelo lo sorprendió esta mañana en el entrenamiento, en Montecarlo; de todas maneras, el serbio jugó ante el ucraniano Alexandr Dolgopolov y le ganó por 2-6, 6-1 y 6-4 para acceder a los cuartos de final en Montecarlo. Mirá el video.

El tenista serbio Novak Djokovic consiguió su pase a cuartos de final del Masters 1000 de Montecarlo, al derrotar al ucraniano Alexandr Dolgopolov por 2-6, 6-1 y 6-4, en un partido muy especial para él, al disputarlo después de conocer el fallecimiento de su abuelo.

Solo unas horas antes del comienzo del partido, cuando calentaba en una pista del Montecarlo Country Club, Djokovic era informado de la muerte de su abuelo. Dio por terminado el entrenamiento entre lágrimas.

A pesar del dolor y la tristeza por la noticia, eran pocos, más bien sólo aquellos que no conocen al serbio, los que pensaron que el torneo se quedaba sin el número uno del mundo, ante su deseo de volver a su país. Pero no. Djokovic tenía claro que el mejor homenaje a su abuelo era una victoria.

Nole recibió la noticia en pleno entrenamiento:  

No obstante una cosa es lo que el corazón de Djokovic quería y otra la reacción de su mente ante la pérdida de alguien tan querido. Eso fue lo que pasó en el primer set. El serbio quería demostrar su tenis, acabar rápido y refugiarse en los suyos. Y así parecía que ocurriría cuando ganó el primer juego con su servicio.

A partir de ahí Dolgopolov supo aprovechar las limitaciones del rival, que por momentos parecía ausente de la pista. Tres juegos consecutivos del ucraniano (3-1) no hicieron otra cosa que agrandar la brecha en el estado anímico del serbio.

Djokovic lo intentó, se puso 3-2 y con dos bolas para recuperar el saque pero seguía fuera del partido y acabó perdiendo el set por 6-2 tras 27 minutos. Ante un público incrédulo por el devenir del duelo, el serbio enfrió su mente y comenzó a jugar. La consecuencia fue un claro 6-1 en el segundo parcial en poco más de treinta minutos.

Al poco de empezar el tercer parcial (1-1) se tuvo que interrumpir debido a la lluvia por algo más de treinta minutos. Este parón no detuvo al serbio, ahora sí muy concentrado y metido en el partido. Finalmente cerró el set 6-4. Se agachó y miró primero al suelo y luego ya con lágrimas su mirada se dirigió al cielo en recuerdo a su abuelo.

Opiniones (0)
9 de Diciembre de 2016|16:19
1
ERROR
9 de Diciembre de 2016|16:19
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    15 fotos de la selección del año de National Geographic
    8 de Diciembre de 2016
    15 fotos de la selección del año de National Geographic