Deportes

Colón estiró su buen momento ante Tigre, y de visitante

Ganó 2 a 0. El primero lo hizo Gandín y el segundo González. El equipo que dirige Diego Cagna se presentó por primera vez en Victoria en este torneo.

Respira hondo Colón. Es que este viernes sumó su segundo triunfo al hilo en el Torneo Cablevisión Apertura y dejó atrás los fantasmas de sus primeras dos caídas, además de su falta de efectividad ofensiva.

Ya en el período inicial, el Sabalero logró la ventaja definitiva producto de sus pasajes más ofensivos, y además supo cómo neutralizar los desordenados ímpetus de Tigre.

Los primeros riesgos, sin embargo, fueron generados por el Matador. Sebastián Rusculleda obligó al esfuerzo a Laureano Tombolini con un gran tiro libre, producto de una jugada en la que el arquero sabalero debió haber sido expulsado, aunque sólo recibió la amonestación. Pero en el conjunto de Diego Cagna no aparecieron Matías Córdoba ni Sebastián Ereros y sus ideas se diluyeron con el correr de los minutos.

Entonces, comenzó a aparecer Colón. Y, preocupado tras perder por lesión a Pablo Jerez (golpeó su cabeza con Gastón Stang) y Emmanuel Centurión, a los 23 minutos llegó su primera alegría de la noche. Freddy Grisales, siempre lúcido, robó una pelota por izquierda, la recibió Claudio Enría, habilitó a Darío Gandín y éste definió abajo, a la derecha de Daniel Islas.

Enseguida, Enría amenazó con aumentar pero despejó Islas, y a los 36 Esteban González concretó en una jugada proveniente de un tiro libre de Germán Rivarola, luego de que Islas diera rebote tras otro cabezazo. Después, Tombolini apareció para ahogar un remate de Diego Castaño.

El complemento se caracterizó por mostrar a un Colón más relajado en la parte ofensiva, retrasado en el medio y bien agrupado, cuidando sin excesos de conservadurismo su merecida ventaja.

Tigre, entonces, buscó el empate con un tímido Lázzaro y un solitario Rusculleda, tratando de avanzar por las bandas, aunque sin poder penetrar asiduamente en la última línea visitante. Lázzaro se lo perdió con un cabezazo desviado, y Córdoba con un remate que controló Tombolini. Luego hubo un tiro de media distancia de Rusculleda, pero nada más.

Así, entre la inoperancia del Matador y la inteligencia del Sabalero, los minutos corrieron hasta el mismo epílogo. El triunfo de Colón resultó entonces tan anunciado como indeclinable, aunque también esperanzador. Los de Leonardo Astrada comenzaron a encontrar la brújula.

Opiniones (0)
9 de Diciembre de 2016|09:11
1
ERROR
9 de Diciembre de 2016|09:11
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    15 fotos de la selección del año de National Geographic
    8 de Diciembre de 2016
    15 fotos de la selección del año de National Geographic